Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gabinete Literario tendrá un ascensor para subir hasta el 'chill out' de la azotea

La entidad actualiza el próximo año el sistema contraincendios y construirá una nueva escalera l Busca financiación para iniciar la rehabilitación de la fachada norte

Fachada del Gabinete Literario. laprovincia / dlp

Un nuevo ascensor facilitará el acceso a la terraza chill out que el Gabinete Literario prevé instalar en la azotea del histórico edificio cuando este espacio sea transitable y se eliminen las construcciones con techos de uralita que se añadieron en los años 60. Además de facilitar la accesibilidad a la futura terraza jardín, el principal objetivo del elevador es adaptar el edificio a la actual normativa contra incendios. De forma paralela se construirá una nueva escalera, capaz de comunicar también todas las plantas, desde el sótano hasta la azotea, con el fin de mejorar la accesibilidad en el interior del inmueble en caso de evacuaciones.

El viejo ascensor del Gabinete -el primero que empezó a funcionar en Canarias según la entidad- es una verdadera reliquia, una pieza de museo que continuará haciendo su trabajo y transportando a los usuarios, pero el nuevo, cuya compra se comprometió en su día a pagar el Gobierno canario, mejorará sin duda la accesibilidad y la comodidad del trayecto, sobre todo en el caso de las personas con discapacidad. La instalación del nuevo ascensor y la escalera forman parte del proceso de rehabilitación y adaptación del inmueble a las nuevas necesidades del siglo XXI, una transformación que por su elevado coste se prolongará, en el mejor de los escenarios, unos siete años más.

Además de la transformación de la azotea para eliminar los edificios añadidos y poder materializar el proyecto diseñado hace más de 16 años por los arquitectos Magüi González y José Antonio Sosa, el inmueble precisa una intervención de recuperación de la fachada norte, que está muy deteriorada. También hace falta reforzar los techos de madera en algunas zonas de este edificio, catalogado como Monumento y Bien de Interés Cultural (BIC).

La adaptación del sistema contra incendios del inmueble a la normativa y la instalación de un nuevo sistema eléctrico constituye la gran prioridad de la entidad que dirige Juan José Benitez de Lugo. El Cabildo de Gran Canaria se está encargando de la redacción de este proyecto y está previsto que las obras se inicien el próximo año, en cuanto se consiga la licencia y la financiación.

En estos momentos se acaba de restaurar la fachada este, gracias a una inversión de 200.000 euros que ha inyectado el Cabildo de Gran Canaria y la entidad confía en que la institución insular, que lleva tres años apoyando al Gabinete Literario, continúe con la misma tónica y también el Gobierno de Canarias.

"Nuestra intención es acometer también la restauración de la fachada norte el año que viene, la parte que da hacia la calle Malteses y que está bastante afectada y necesita una renovación. Son todas obras de bastante envergadura", señala Gabriel López Gálvez, coordinador de las obras e intermediario entre los responsables del Gabinete y las instituciones y constructoras. Otra actuación que se pretende iniciar el próximo año es el traslado de los baños, una obra que constituye el primer paso para conseguir el hueco necesario donde instalar el futuro elevador y la nueva escalera. "Esta obra es una de las de mayor envergadura y de las más ambiciosas que tenemos previsto abordar, tanto técnicamente como desde el punto de vista de la estética y del uso", destaca López Gálvez, que añade que lo más urgente es la actualización del sistema contraincendios. "Lo sucedido recientemente en la catedral de Notre Dame y en el Ateneo de La Laguna, en Tenerife", indica, "nos ha puesto en alerta y una de las prioridades que tenemos ahora mismo es actualizar el sistema contra incendios", un proyecto que habrá que ir haciendo por fases en los distintos salones, las zonas comunes y el resto del edificio, que acaba de cumplir 175 años.

La reconstrucción del ático del Gabinete y la rehabilitación de la cubierta, que se inspira en la idea de terraza jardín que diseñó Néstor Martín Fernández de la Torre en 1930 será la última intervención que se lleve a cabo. Antes de abordarla, habría que retirar los techos de uralita y las construcciones añadidas en los años 60.

"El Gabinete ", recuerda Gabriel López, "lleva unos cuantos años actualizando y rehabilitando sus instalaciones. En los últimos años hemos podido acometer la restauración de uno de los torreones, el pavimento del Salón Dorado y la recuperación de la fachada este".

Compartir el artículo

stats