Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad recupera el cobro de las tasas que suspendió por la pandemia

Los hosteleros rechazan la medida y consideran que supone la puntilla a las terrazas | El Ayuntamiento no aclara si prorrogará la exención

Un camarero atiende a unos clientes en una terraza de Las Canteras. | | ANDRÉS CRUZ

Un camarero atiende a unos clientes en una terraza de Las Canteras. | | ANDRÉS CRUZ

Con la llegada del nuevo año se ha recuperado de manera automática la vigencia del cobro de las ocho tasas municipales, entre ellas la de basura y ocupación de la vía pública por mesas y sillas, que dejó sin efecto el Ayuntamiento de la capital grancanaria en 2020 para aliviar los efectos de la pandemia en las pequeñas y medianas empresas y autónomos. El pleno aprobó en noviembre pasado una moción en la que el Gobierno municipal se comprometía a estudiar la prórroga de la exención de la vía pública por mesas y sillas y la de apertura de negocios durante este año, pero ayer nadie del consistorio aclaró si se mantendrá la suspensión.

Las terrazas reclaman que se mantenga la paralización a lo largo de este año

decoration

La vuelta de las tasas ha sembrado un enorme malestar y preocupación en la hostelería, uno de los sectores más perjudicados por los efectos de la pandemia y que esperaba que el alcalde Augusto Hidalgo mantuviera a lo largo de este año la suspensión. El presidente de la Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio de Las Palmas, Fermín Sánchez, reconoció que el compromiso del Ayuntamiento para exonerar el cobro de las tasas era hasta el 31 de diciembre. “El pasado diciembre hablamos con el alcalde Augusto Hidalgo y nos dijo que lo iba a valorar y que intentaría incluir la exoneración de las tasas de ocupación de vía pública en los presupuestos de 2021, pero hasta la fecha no hemos recibido ningún tipo de respuesta”, explicó. “Seguimos pagando alquileres, agua, luz, etc. Si la situación ya es crítica, tener que pagar más tasas la vuelve más crítica aún. Es la puntilla”, indicó el portavoz, quien subrayó que “el 90% de los negocios de hostelería son microempresas que carecen de músculo financiero. Ahora tenemos que empezar a devolver los créditos ICO y además, hemos perdido las cenas porque a las once tienes que cerrar el establecimiento. Yo confío en que se mantenga la exención de las tasas, pero no tenemos noticias de que se vaya a hacer”. Recordó que después del confinamiento, el 20% de los bares de la capital no volvió a abrir la persiana, una cifra que se puede incrementar a partir de febrero. Añadió que tener que volver a pagar la tasa de mesas y sillas y la de basura es “apretar más la soga” a unos empresarios que ya no pueden respirar y que han solicitado al Gobierno canario compensaciones por las restricciones sufridas en sus negocios debido a la pandemia. “No pedimos ayudas, pedimos compensaciones, como se está haciendo en otros países, porque están restringiendo nuestros negocios por la reducción del aforo y los horarios”, dijo. En parecidos términos se pronunció Unai Segurado Martínez, responsable del Shack Bar, en la calle Cano, esquina con Torres. “Estamos afrontando esta situación estoicamente, porque el Ayuntamiento cuando nos podía haber ayudado ampliando” el espacio, “ni se pronunció ni se reunió con nosotros para buscar una posible solución”. Consideró que el sector está “soportando a pulso todo lo que está pasando. Estamos intentando cubrir gastos, que a veces no podemos, y pendientes de que nos empiecen a cobrar los créditos ICO”.

El pleno aprobó en septiembre una moción para mantener la suspensión

decoration

A su juicio, el Ayuntamiento debería mantener la paralización de las tasas. “No tiene sentido que nos reduzcan los servicios y nos cobren el 100% de las tasas. Yo entiendo que el Ayuntamiento tiene que recaudar y estamos todos igual, pero lo mismo que ellos no recaudan, nosotros no facturamos. Deberíamos jugar todos la misma partida y eliminarlas este año por lo menos, porque aquí tenemos que arrimar todos el hombro”.

Fermín Sánchez

Presidente de la AEBC

“Volver a pagar la tasa de mesas y sillas es apretar más la soga a unos empresarios que no pueden respirar” 

“Después del confinamiento, el 20% no volvió abrir. A partir de febrero esa cifra se puede incrementar” 


Unai Segurado

Shack Bar

“No tiene sentido que nos reduzcan los servicios y nos sigan cobrando el cien por cien de la tasa” 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats