Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un edificio emblemático acogerá a la Guardia Civil en el Muelle Pesquero

La fachada hacia la ciudad combinará cristal y hormigón reforzado con fibra de vidrio | El estudio del arquitecto Vicente Boissier se ha encargado del diseño

Recreación informática de la fachada del nuevo edificio de la Guardia Civil vista desde el muelle Sanapú.

El inmueble que acogerá las dependencias portuarias de la Guardia Civil en el Muelle Pesquero del Puerto de La Luz será un edificio emblemático que contará con una fachada diseñada específicamente para ser contemplada desde la ciudad. La Autoridad Portuaria de Las Palmas acaba de iniciar el procedimiento de licitación de las obras para levantar el complejo diseñado por el estudio del arquitecto Vicente Boissier, un proyecto con el que el Instituto Armado reunirá en un solo lugar varios servicios hasta ahora dispersos dentro del recinto capitalino.

El diseño escogido para las zonas interiores refuerza la entrada de luz natural al inmueble

decoration

El nuevo edificio, que se levantará sobre una parcela de 2.000 metros cuadrados, contará con dos niveles -el de calle y uno superior- y una planta en forma de zeta. Las oficinas se situarán al noroeste, en la zona más noble, y las dependencias dedicadas a los distintos servicios irán en la zona sureste.

Cada zona contará con una fachada diferenciada: las ubicadas al norte y el oeste, frente al muelle Sanapú y el futuro taller de megayates, serán más abiertas a la ciudad, con una combinación de cristal y paneles de hormigón reforzado con fibra de vidrio. Las fachadas este y sur tendrán un carácter más cerrado y serán «más acordes con el uso industrial». De hecho, en el proyecto se recalca el papel de transición entre el Puerto y la Ciudad que está adquiriendo el Muelle Pesquero y explica que «sufrirá una importante transformación urbanística en los próximos años».

Elementos prefabricados

La utilización de elementos prefabricados para ahorrar costes de construcción, tiempos de ejecución y residuos de obra es una de las señas del nuevo inmueble. En el caso de la fachada, por ejemplo, facilitará las tareas de mantenimiento y limpieza a través de superficies lisas, continuas y con muy pocas juntas.

Sus autores también destacan la introducción de sistemas constructivos que minimizan la exposición a la intemperie de los componentes metálicos. Así ocurre con la ejecución de muros cortina en la cara exterior de las perfilerías de aluminio: al colocar los cristales por fuera «se minimiza la cantidad de herrajes expuestos a la atmósfera salina» habitual del Puerto. El nuevo inmueble aspira a ser un edificio eficiente que reduzca el consumo de energía. El diseño escogido para sus zonas interiores refuerza la entrada de luz natural a las dependencias, pero también se ha desarrollado una sección transversal del edificio que busca generar un sistema de ventilación natural y cruzada.

Fachada del nuevo edificio de la Guardia Civil vista desde el vial principal del Muelle Pesquero. LP/DLP

La disposición del edificio dentro de la parcela permite distribuir el espacio libre en dos zonas diferenciadas para las distintas actividades que se llevarán a cabo en las instalaciones. Al noreste de la parcela, junto al vial principal del Muelle Pesquero, se situarán la entrada principal y un aparcamiento para vehículos oficiales. Al suroeste se levantará un patio de maniobras desde el que los agentes podrán acceder a un pantalán contiguo que acogerá las embarcaciones del Instituto Armado que en la actualidad atracan en el muelle Wilson. La utilización de elementos prefabricados permitirá reducir el plazo de construcción del nuevo edificio a 18 meses tras la adjudicación. La Autoridad Portuaria, que estima el valor del contrato en 2.999.318,87 euros, mantendrá abierto el periodo de presentación de ofertas hasta el 27 de julio.

Adaptado a cada servicio

La Compañía Fiscal, la Sección Fiscal, el Servicio Marítimo, el Grupo de Actividades Subacuáticas y el Grupo Cinológico de la Guardia Civil se mudarán a las nuevas instalaciones del Muelle Pesquero, para las que se han contemplado equipamientos adaptados a sus necesidades específicas. Los canes, por ejemplo, contarán con varias perreras, instalaciones sanitarias e incluso una zona de esparcimiento. Los agentes al cargo de los trabajos submarinos dispondrán, por su parte, de una zona para las labores de limpieza -endulzado- de los equipos, un área de carga para las bombonas de oxígeno y un pequeño taller para la reparación de lanchas y motores que contará con una pérgola. El perímetro de la parcela estará delimitado por un gran muro de hormigón de tres metros y medio de altura.

Compartir el artículo

stats