Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

URBANISMO

Los fallos en la cimentación del edificio arruinan la Casa de la Juventud

El tripartito no ha iniciado aún el informe contradictorio pedido por los servicios jurídicos hace un año para depurar responsabilidades sobre los vicios ocultos

Imagen de la Casa de la Juventud, que lleva seis años cerrada y con las vallas rotas. | | ANDRÉS  CRUZ

Imagen de la Casa de la Juventud, que lleva seis años cerrada y con las vallas rotas. | | ANDRÉS CRUZ

Una cadena de múltiples fallos cometidos antes y durante la construcción de la Casa de la Juventud Felo Monzón Geara, en el Barrio Atlántico, han causado la ruina del edificio, que fue cerrado hace seis años debido a la aparición de grietas por haber sido construido en un suelo inestable, que fue en su día un vertedero, sin la cimentación adecuada. El inmueble plantea una patología estructural debido a la insuficiente cimentación para un terreno tan «peligroso».

El dictamen pericial, que fue entregado en octubre de 2019 al Ayuntamiento, ha detectado errores tanto en el estudio geotécnico, que no advirtió de la «peligrosidad» del terreno, como en los proyectos de estructura y de ejecución y también durante la construcción, ya que a juicio del autor del informe, el contratista se saltó algunas directrices del proyecto y usó materiales de una calidad «inaceptable». Los servicios jurídicos pidieron en octubre de 2020 un informe contradictorio para depurar las responsabilidades de los vicios ocultos, dado que no aparecen los libros de órdenes ni otros documentos, como fotos sobre la edificación, pero casi un año más tarde, dicho expediente aún no se ha realizado.

Con el cierre de la Casa de la Juventud, que fue uno de los proyectos estrella del mandato de Jerónimo Saavedra construido en 2010, se enterraron 897.021,89 euros procedentes de las fondos Zapatero, una cifra que ya supera el millón de euros si se añade el dinero que se invirtió en una reparación inicial que no dio resultado, los informes encargados, el vallado y la seguridad privada que vigila el inmueble, que ha sufrido varios actos vandálicos durante los años en que ha estado abandonado.

El coordinador general de Hacienda, Antonio Ramón Balmaseda, aseguró el pasado viernes en el pleno ordinario que se va a solicitar que se inicie el expediente contradictorio recomendado por los servicios jurídicos, por «si procede la declaración de ruina, determinar las causas que la han determinado y aclarar cuales son las responsabilidades que pudieran derivarse del mismo».

El dictamen pericial, encargado por Urbanismo mediante un contrato menor al arquitecto externo Manuel S. Vega Benítez, habla de tal cúmulo de errores y de falta de control, que pueden rayar en la negligencia. Una de las consecuencias de todo ello es que uno de los pilotes del edificio tiene un asentamiento de 13 centímetros.

En concreto, el perito concluye que el estudio geotécnico, realizado por la UTE Inastecan S.L. y Labetec S. A., «no advirtió sobre la peligrosidad del terreno» del antiguo vertedero, situado además en una ladera de acusada pendiente. Los técnicos calificaron el terreno como «favorable», pese a que en realidad era «muy peligroso», y el número de sondeos que realizaron fue «insuficiente» en «puntos elegidos arbitrariamente y alejados del entorno más próximo al que ocuparía la edificación».

En cuanto al proyecto del cálculo de estructuras, encargado por el Ayuntamiento al arquitecto externo David Negrín, este «tampoco advirtió sobre la peligrosidad» del terreno. «Validó los contenidos y recomendaciones del estudio geotécnico a pesar de las contradicciones e incumplimiento» que tenía y «no exigió la realización de más sondeos a pesar de la incertidumbre de sus resultados». El técnico, sostiene el dictamen pericial, «tenía que haber aconsejado al Ayuntamiento que buscara otro suelo» o, como mínimo, «exigir una mayor definición a los redactores», lo que hubiese permitido «situar el edificio en otra zona de la parcela con un firme a menor profundidad».

Del proyecto de ejecución, redactado por la arquitecta municipal y directora de la obra Inmaculada Demetrio, cuestiona que tampoco advirtió de la peligrosidad del terreno y validó el proyecto de estructuras, pese a las «contradicciones con su proyecto original».

Un dictamen pericial encargado por el Ayuntamiento detecta errores en el estudio geoténico, en el cálculo de las estructuras y la construcción

decoration

La ejecución de la obra, adjudicada a Constructora San José S. L., también es «deficiente» según el perito, lo que ha provocado, al margen de la patología estructural relacionada con los fallos del cálculo, «filtraciones de humedad» y «fisuras de enfoscados». «La calidad del hormigón utilizado es inaceptable», resalta. Y añade: «los hormigones utilizados en los pilares enanos analizados no tienen la resistencia de cálculo exigida a la estructura». La constructora se ha negado a facilitar «ninguna información que aclare lo sucedido» y los técnicos designados por el Ayuntamiento para dirigir la obra no «disponen del libro de órdenes ni fotografías de la ejecución».

Este periódico intentó conocer, sin éxito, la versión del concejal de Urbanismo, Javier Doreste, que encargó el dictamen pericial de 2019. El edil había ordenado en 2016 la apertura de un expediente para la determinación de responsabilidades por los vicios ocultos que afectan a la Casa de la Juventud, pero a los seis meses se declaró la caducidad del mismo sin resolución alguna. En Urbanismo se escudaron para no hablar en que el asunto ha pasado a Patrimonio, dependiente de Hacienda, que ni siquiera contestó por qué no se ha encargado un año después el informe contradictorio.

El concejal de CC-UxGC acusa al tripartito de mirar para otro lado porque han dejado pasar seis años sin depurar responsabilidades

decoration

En opinión del concejal de Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, David Suárez, que presentó hace un año una moción para que se depuraran responsabilidades, «da la impresión de que este gobierno municipal mira para otro lado. En 2017 se dejaron caducar un informe incoado en 2016. Después encargaron el dictamen pericial para dejar pasar el tiempo y callar bocas y una prueba de ello es que todavía no se ha encargado el informe para depurar responsabilidades».

El arreglo cuesta 300.000 euros

Reparación. 300.000 euros

El dictamen pericial también presenta una propuesta de reparación de la patología estructural que padece el edificio, que costaría unos 300.000 euros, aunque el arquitecto admite que «no se puede garantizar, debido al enclave de la obra», que «no volverán a producirse asentamientos y, por tanto, las patologías asociadas (grietas o fisuras). No obstante, el refuerzo estructural propuesto garantiza que el «edificio resistirá de modo muy solvente y solidario los eventuales asentamientos» que se produjesen en el futuro.

Nueva sede. Estadio Insular

El gobierno municipal aún no ha decidido, o al menos no ha informado nada al respecto, si procederá a reparar el estado ruinoso de la Casa de la Juventud. En cualquier caso, hace un año anunció que se utilizarían varios locales del parque del Estadio Insular, como sede de la Casa de la Juventud. Dichos locales están todavía sin uso.

Propuesta. Muro de hormigón

El arquitecto propone la ejecución de un muro de hormigón armado en todo el perímetro de la Casa de la Juventud, que enlace los pilares enanos con la viga centradora, los encepados y la losa de cimentación». Además, propone inyectar hormigón expansivo para rellenar los huecos existentes entre la losa y el terreno. Propone también un corredor o acera de unos tres metros alrededor, ejecutada mediante losa de hormigón, para controlar las filtraciones de aguas de lluvia.

Paisaje. Plantación de árboles

Otra actuación que propone es mejorar la imagen del entorno, que actualmente es un descampado, con la plantación de árboles frondosos y aromáticos. También plantea la necesidad de hacer un aparcamiento. Estas actuaciones no se incluyen en el avance presupuestario.

Compartir el artículo

stats