Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa en tres dimensiones

Tres alumnos de FP del San Cristóbal ganan un premio de emprendimiento del Gobierno regional

Dos de los alumnos que ganaron el premio del Gobierno de Canarias, Zebensui Bordón, a la izquierda, y Carlos Bustos, a la derecha, en un aula del CIFP San Cristóbal. | | LP/DLP

Un proyecto de empresa comprometido con el medioambiente como valor añadido y que usa los avances tecnológicos para hacer más sencilla la vida de las familias. Esta es la idea que consiguió el tercer puesto en los Premios Emprendimiento en Formación Profesional (FP) y Enseñanzas de Artes Plásticas y Diseño 2020/2021 del Gobierno de Canarias, y que presentó un grupo de alumnos del ciclo superior de Mantenimiento de Instalaciones Térmicas y de Fluidos del CIFP San Cristóbal de la capital grancanaria. Su iniciativa empresarial Instant 3D consiguió el reconocimiento del jurado que falló los galardones, a quien llamó especialmente la atención que el producto final se realizara con material reciclado.

Instant 3D plantea la posibilidad de, mediante el uso de la técnica de impresión en tres dimensiones, producir de forma inmediata piezas modeladas para surtir a profesionales que prestan servicios de fontanería y climatización, talleres de automóvil, empresas de menaje de hogar, etcétera. Pero también al consumidor final, que pueda adquirir directamente cualquier elemento de recambio o herramienta que requiera sin necesidad de hacer grandes desembolsos de dinero, buscar en diferentes lugares hasta que las encuentre o tener que esperar a que las traigan desde fuera de las Islas en caso de no tenerlas aquí. Todo ello teniendo como una premisa inamovible la economía del bien común que promueve el propio centro educativo en sus acciones.

Carlos Bustos, Zebensui Bordón e Iru Alonso son los promotores de este modelo de negocio que, por el momento, se queda impreso sobre el papel, aunque la intención de al menos dos de ellos es poder materializarlo en algún momento, si la posibilidad se abriese. Tal y como relató Bustos, la idea les surgió a raíz de una actividad de clase propuesto por la profesora Isabel Espino, que imparte una asignatura de Emprendimiento en el grado superior. «Cuando nos lo planteó, pensamos en hacer algo aprovechando la impresora 3D que había adquirido hace poco», explicó. Todo comenzó en septiembre, y durante los siguientes cuatro meses, hasta febrero, se encargaron de realizar todos los pasos previos habituales para comenzar un negocio, desde una campaña de marketing y un estudio de mercado a estudios de viabilidad económica o de riesgos, un importante y burocrático camino que ya tienen más que andado.

La idea de negocio es sencilla y presenta varias ventajas que le hacen tener un recorrido bastante prometedor. En ese sentido, resaltó el propio Zebensui Bordón, la creación de piezas de recambio en 3D contribuiría a paliar la obsolescencia programada y la descatalogación de ciertos productos al cabo de unos años desde su lanzamiento, tan habitual sobre todo en el mundo de los electrodomésticos y productos tecnológicos como móviles, ordenadores o consolas de videojuegos. De hecho, aseveró que hasta un 80% de los elementos de las lavadoras o secadoras que se tienen en casa son de plástico, por lo que la impresión 3D resulta muy útil en fabricarlas, y supone un considerable ahorro de tiempo. «Todo ello, me animaría a seguir con la empresa, porque creemos que tiene un futuro bastante prometedor», agregó el joven que, como sus dos compañeros, encontró trabajo en el sector tras concluir sus estudios.

Al ser preguntados por lo que ha supuesto para ellos este reconocimiento del Gobierno de Canarias, tanto Bordón como Bustos coincidieron en afirmar que se sienten «orgullosos» de todo el trabajo que ha habido detrás de este galardón. De hecho, su profesora Isabel Espino reconoció que en el centro hubo una semifinal entre todos los proyectos de emprendimiento que se presentaron, porque fue un año «en el que se vio una conjunción de muy buenas ideas entre el alumnado».

La directora del CIFP San Cristóbal, Rosa Rodríguez, por su parte se congratuló del premio que ha obtenido el centro gracias a la labor de estos tres alumnos. «Esto nos ayuda a tener un reconocimiento y nos hace ganar prestigio y que se escuche la labor que se hace desde el San Cristóbal», comentó. Pese a ello, no dudó en asegurar que lo más importante es «la motivación a seguir trabajando en esta misma línea» y que se pone en valor el trabajo que hacen desde el profesorado. Además, ello ha servido para que el Gobierno de Canarias se fije en esta labor y haya decidido dotarles de un aula tecnológica de última generación y de otra para emprendimiento que potenciará la calidad educativa de la institución.

Economía del bien común

El jurado que falló los premios de esta quinta edición de los premios regionales de emprendimiento en FP y enseñanzas artísticas destacó de Instant 3D que apostaba por el medioambiente y el reciclaje. Y es que el modelo de negocio de Bustos, Bordón y Alonso tiene uno de sus pilares reposando sobre la sostenibilidad, usando bobinas de filamentos con plástico reciclado, que se compran en tiendas especializadas, si bien no son muy difíciles de conseguir. Para desarrollar esta idea más allá del soporte de papel, han tenido que aprender muchos conceptos de ingeniería, ya que ellos mismos han realizado los cálculos para elaborar las piezas con la impresora. Tanto gustó el proyecto de negocio que una profesora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, miembro del comité de selección, les ofreció las instalaciones del centro de educación superior para que continuaran desarrollándolo.

Ese compromiso con el medioambiente que tanto gustó de Instant 3D, indicó Isabel Espino, tiene que ver con el concepto de la economía del bien común que pone en práctica el CIFP San Cristóbal en su labor docente, de tal forma que sus alumnos salen de su formación con un código ético interiorizado que habla de sus deberes de orden social en materia de igualdad, inclusión, el cuidado y respeto por el entorno o la acción social. Todo ello para que las empresas del futuro sean socialmente responsables.

La FP gana crédito

La FP sigue demostrando, día a día y con hechos consumados, que es una alternativa más que garantizada para conseguir profesionales de alta demanda por el mercado laboral de una forma mucho más rápida y conectada con la realidad de las empresas. Durante muchos años, la Universidad ha ostentado el monopolio del prestigio profesional, pero en los últimos años la realidad ha cambiado y los grados medios y superiores también han adquirido ese crédito. De hecho, ya existen proyectos que buscan unir las Universidades y los centros integrados de Formación Profesional para compartir métodos y realizar intercambios de alumnos, con el objetivo de potenciar las sinergias y dotar de una mayor habilidad práctica a los estudiantes de los centros superiores. El dominio de la Universidad va cayendo. | C. A. S.

Compartir el artículo

stats