Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Puerto avanza en la electrificación de sus diques por el Muelle Grande

El nuevo tendido de baja y media tensión permitirá dar energía a los barcos allí atracados | Será el segundo muelle capitalino en incluir el sistema ‘cold ironing’

Vista aérea del Puerto en una foto de archivo, con el Muelle Pesquero y el Muelle Grande.

Vista aérea del Puerto en una foto de archivo, con el Muelle Pesquero y el Muelle Grande.

El Puerto avanza en la electrificación de sus diques por el Muelle Grande. La Autoridad Portuaria de Las Palmas tiene previsto instalar en los próximos años entre 1.500 y 2.000 metros lineales de tendido de baja y media tensión con el objetivo de suministrar energía a los buques allí atracados para que estos a su vez puedan apagar sus motores auxiliares para conectarse a la red general. El plan de electrificación del Puerto de Las Palmas comenzó hace un año en el contiguo Muelle Pesquero y permitirá reducir la contaminación acústica del recinto capitalino.

El Muelle Grande será el segundo en implantar el sistema cold ironing, un método que permite suministrar desde tierra energía eléctrica de la red general a buques atracados en un muelle. La actuación, que se encuentra en estos momentos en fase de proyecto según informa el Directo General del Puerto, Francisco Trujillo, está incluida dentro del plan de empresa de la Autoridad Portuaria para los próximos años. La entidad tiene previsto invertir en la zona entre 2022 y 2024 hasta 850.000 euros con el objetivo de instalar una red de suministro tanto en el lado de poniente como en el de naciente.

Para poder ejecutar el proyecto, el Puerto ha solicitado a Endesa reservar una potencia de hasta 500 kilovatios; será necesario instalar un centro de transformación y un cuadro general. La idea será instalar entre 1.500 y 2.000 metros lineales de tendido eléctrico en los distintos lados del dique. Esto permitirá crear hasta nueve tomas distribuidas de la siguiente manera: cuatro a naciente, cuatro a poniente y una en el martillo -la parte delantera del muelle-. Cada una de estas podrá suministrar energía a entre tres y cuatro buques de manera simultánea.

El objetivo del plan de electrificación del Puerto será reducir la contaminación acústica de los barcos atracados

decoration

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas aprobó en el verano de 2019, aún bajo la tutela de Juan José Cardona, iniciar el plan de electrificación del Puerto de La Luz. El Pesquero fue el primero de los muelles escogidos para implantar este método en el recinto capitalino; un sistema que ya está implantándose en muelles de todo el mundo. El objetivo, en última instancia, será reducir con estas actuaciones la contaminación acústica y ambiental que emiten los buques atracados, pues al recibir energía eléctrica pueden apagar sus motores auxiliares.

El plan ha comenzado justamente por los muelles donde habitualmente atracan los barcos más modestos -especialmente en el Pesquero, el primero de los escogidos-. Estos son, precisamente, los buques que menos potencia requieren. El entonces director del Puerto, Salvador Capella, señaló que «por el momento» era «inviable» ejecutar una obra de estas características en diques frecuentados por embarcaciones de mayor envergadura, como pueden ser los cruceros, con unos sistemas de refrigeración e instalaciones -piscinas y restauración- con una alta demanda de suministro eléctrico.

Cardona señaló entonces que la solución pasaría por la planta de almacenamiento de gas natural licuado, regasificación y producción de energía solicitada por Totisa Holdings. Esta permitiría generar electricidad para poder abastecer a muelles como el Santa Catalina o los utilizados por las distintas terminales de contenedores, donde atracan barcos de mayor complejidad -petroleros o portacontenedores, además de los ya citados cruceros-.

La Autoridad Portuaria tiene previsto invertir el próximo año una partida inicial de 319.000 euros para esta obra del Muelle Grande. Esta cantidad está incluida dentro de los 58 millones de euros que la administración tiene previsto invertir en los puertos de la provincia de Las Palmas en 2022 en una serie de obras de distinto calado, entre las que destacan la ampliación del muelle comercial de Puerto del Rosario -13 millones-, el alargue de La Esfingue -4,6 millones- o los pasos previos para crear un dique adosado al Reina Sofía -38.000 euros-.

El proyecto para el Muelle Grande es de similares características al ya ejecutado en el último año por la Autoridad Portuaria en el contiguo Muelle Pesquero. A esta obra hay que añadirle otras actuaciones acometidas por la administración -inclusión por primera vez de una red de saneamiento en el dique o la mejora de accesibilidad y aceras de los viales-.

Compartir el artículo

stats