Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Muelle Deportivo tendrá una pasarela para observar las regatas

La Autoridad Portuaria proyecta un itinerario peatonal y seguro con vistas a la bocana de la Marina Las Palmas

Foto de archivo de una de las salidas de la competición ARC con el público aglomerado sobre el espigón donde el Puerto hará una pasarela. | | JUAN CASTRO

El Muelle Deportivo contará con una pasarela para observar las regatas con seguridad. La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha sacado a concurso la construcción de un itinerario peatonal en el espigón norte de la dársena de embarcaciones menores. Se trata de un tramo de escollera formado por rocas de grandes dimensiones, sin medidas de protección, situado justo en la bocana de la Marina Las Palmas. Un punto donde con cierta periodicidad se forman aglomeraciones para ver la salida de algunas de las competiciones náuticas que se celebran en la ciudad, por lo que supone un peligro para la integridad de estas personas.

El proyecto consistirá en crear una pasarela firme con una longitud de 80 metros, dispuesta sobre la superficie de roca actual, con bancos a ambos lados del recorrido. Estos permitirán al público disfrutar con seguridad tanto de las distintas regatas que se celebran a lo largo del año como del propio ambiente del muelle; los técnicos especifican en el pliego de condiciones del proyecto que el Puerto carece actualmente de una zona habilitada para visualizar las competiciones en su punto de partida, por lo que esta carencia se vería solventada, indican. Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución previsto de tres meses, tienen un presupuesto de salida de 164.000 euros.

Elementos de seguridad

La pasarela discurrirá por el tramo final del espigón que cierra la dársena del Muelle Deportivo. Se trata de una sección de escollera de unos 90 metros de longitud situada justo detrás de las oficinas de gestión de la Autoridad Portuaria. Coronada por una escultura, la superficie está formada por una serie de rocas de grandes dimensiones con entre cuatro y cinco metros de ancho. Los técnicos señalan que aunque esta zona es transitable, los huecos que existen entre las mismas tienen un tamaño considerable, «lo que permite la caída de una persona». Además, el paseo no tiene ningún tipo de vallado ni elementos de seguridad, precisan.

De ahí viene la importancia de crear una pasarela que permita avistar las regatas de una manera segura. Cada año, la bocana de la Marina Las Palmas es punto de partida de varias competiciones náuticas, entre las que destaca la Atlantic Rally for Cruisers, ARC, una prueba que tiene como destino el Caribe y que en esta edición contará con tres salidas, el l 7 y el 21 de noviembre y el 9 de enero. La expectación que causa este evento deportivo, dado su carácter internacional con veleros llegados de medio mundo, provoca que habitualmente se formen aglomeraciones sobre la citada escollera para poder observar de cerca a los participantes, viéndose así este espacio «colapsado».

La pasarela proyectada sobre la escollera estará formada por una estructura de aluminio marino y sobre la misma habrá una tarima de madera simétrica. Según los técnicos, se trata de materiales con una «excelente resistencia a la corrosión en ambiente industrial y agua de mar», por lo que podrá resistir las condiciones del entorno del Muelle. Además, estará integrada en el paisaje.

La pasarela estará formada por una estructura cubierta por una tarima con bancos

decoration

De los 80 metros que tendrá la estructura proyectada, los 20 primeros corresponderán a la escalera de acceso. La pasarela propiamente dicha tendrá unos 60 metros de largo y un ancho de tres metros y, según el pliego de condiciones técnicas, está diseñada expresamente para visualizar con seguridad las diferentes pruebas o dar un paseo. Los bancos estarán dispuestos a ambos lados de la misma y estarán hechos de los mismos materiales.

Actualmente el dique este del Muelle Deportivo, el cual discurre entre el acceso terrestre a la marina y las oficinas de gestión de la Autoridad Portuaria, cuenta con un paseo transitable con una serie de bancos, muy distanciados entre sí. Este es otro de los lugares donde habitualmente se aglomeran decenas de personas para ver las salidas de las regatas, pero, sin duda, el punto neurálgico es la bocana del puerto, donde será construida la citada pasarela.

La Autoridad Portuaria acometerá otros proyectos en el Muelle Deportivo; por ejemplo, impermeabilizará los locales comerciales pegados a la Avenida Marítima, para evitar las humedades. Por otro lado, el gran impulso se producirá con la ampliación de la dársena hasta casi doblar el número de atraques, prevista para los próximos años.

Compartir el artículo

stats