Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto

El Puerto de Las Palmas busca inquilinos para las cuatro últimas naves industriales disponibles

La Autoridad Portuaria agota los inmuebles disponibles y advierte sobre la escasez de instalaciones y suelo en el interior del recinto capitalino

Fachada de una de las naves ubicadas en la calle Blandy Brothers que forma parte del catálogo de instalaciones disponibles del Puerto. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Fachada de una de las naves ubicadas en la calle Blandy Brothers que forma parte del catálogo de instalaciones disponibles del Puerto. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

La escasez de inmuebles listos para acoger actividades industriales es un hecho en el Puerto de Las Palmas. El recinto de la capital grancanaria, que dispone de una superficie de más de 300.000 metros cuadrados con la tipología propia de polígono industrial, solo cuenta en la actualidad con cuatro naves disponibles. La Autoridad Portuaria busca en estos momentos inquilinos para todas ellas, ya sean empresas dedicadas a servicios complementarios a la actividad portuaria u otras ajenas al sector marítimo, pero con interés por trasladar su producción hasta el interior de La Luz por razones logísticas.

Todas las naves disponibles se encuentran en la denominada área funcional cuatro, a ambos lados de la avenida de Las Petrolíferas que atraviesa el recinto de suroeste a noreste. La mayor de las cuatro, con unos 1.500 metros cuadrados de superficie, se encuentra en la calle Blandy Brothers y fue ocupada en su día por la empresa de grupajes Cargoexpress, actualmente en Telde. Dispone de dos plantas: la baja, con más de 1.000 cuadrados y zonas de clasificación y depósito de mercancías y otra de oficinas, aseos archivo y almacén; y la primera, de algo más de 100 metros cuadrados, con un despacho, una oficina, sala de juntas, archivo y un aseo.

La siguiente nave por superficie construida se encuentra en esta misma calle, justo frente a la primera. Las instalaciones, que en su día acogieron a la empresa de soluciones industriales Parker Hannifin, también disponen de dos plantas. La baja, con 1.050 metros cuadrados, está dedicada a depósito y almacén. La superior, con 154, acoge una zona administrativa.

Cámaras frigoríficas

La tercera nave en alquiler, con casi 900 metros cuadrados construidos, se encuentra en este mismo entorno y cuenta con fachada a dos calles, Otto Thorensen-Fred Olsen e Ibarra y Cía. A diferencia de las dos anteriores, dispone en su planta baja de una cámara frigorífica, además de instalación eléctrica y vertido de aguas. En su entreplanta hay una oficina y un archivo de 30 metros cuadrados y en el altillo, un almacén y zona de montacargas de 225 metros cuadrados.

La última nave disponible en el Puerto para su concesión o autorización temporal de uso es de dimensiones mucho menores, solo 92 metros cuadrados. Este minúsculo almacén se encuentra en la calle El Guinchete, entre la avenida de las Petrolíferas y la zona industrial El Sebadal, en las cercanías del área deportiva del Puerto.

El listado de naves disponibles incluía hasta hace poco un quinto inmueble, pero la Autoridad Portuaria ha conseguido darle salida durante el verano con una empresa que ha optado por solicitar una autorización temporal de ocupación. La estructura, ubicada en la calle Harald Flick de la Zona Franca, al norte de La Luz, dispone de 483 metros cuadrados construidos y llevaba desocupada desde julio de 2019.

De las cuatro naves disponibles en el recinto capitalino, una de ellas ya ha sido objeto de interés por parte de un inversor, según indica el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, que subraya la escasez tanto de naves como de parcelas libres que puedan ser objeto de concesión. Las firmas que se hagan con estos inmuebles tendrán que abonar a los Puertos de Las Palmas la tasa de ocupación, que varía en función de la superficie otorgada y el equipamiento con el que cuente la nave, y la tasa de actividad, dependiente del volumen de trabajo de los nuevos ocupantes.

Guardianes del yeso incautado


La prueba de la versatilidad de las naves industriales que la Autoridad Portuaria quiere adjudicar como concesiones o autorizaciones temporales se encuentra en el uso que la administración ha tenido que dar a dos de ellas en las últimas semanas. Los inmuebles de mayores dimensiones, los ubicados en la calle Blandy Brothers, acogen desde mediados del pasado mes de agosto los 5.000 kilogramos de yeso que llegaron a la Isla a bordo de un buque intervenido con 20 toneladas de hachís en las cercanías del Archipiélago. El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, asegura que la mercancía almacenada temporalmente podrá abandonar las naves tan pronto como la próxima semana, una vez entregada a su nuevo propietario.


Compartir el artículo

stats