Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un portacontenedores provoca un vertido de 2.000 litros de fuel en el Puerto de Las Palmas

El 'Steen' se expone a una sanción de 150.000 euros por contaminar las aguas | Medios marítimos y aéreos se encargan de las labores de limpieza

7

Un portacontenedores provoca un vertido de 2.000 litros de fuel en el Puerto Andrés Cruz

El barco portacontenedores Steen ha causado un vertido de fuel en el Puerto de Las Palmas. El buque se encontraba atracado a última hora de la tarde del miércoles en una terminal para una operativa de descarga de contenedores cuando derramó unos 2.000 litros de combustible, señalan fuentes portuarias.

El barco, que al cierre de esta edición continuaba en el Puerto a la espera de una limpieza de su casco, se expone al abono de una sanción de 150.000 euros por contaminar las aguas del recinto portuario y también tendrá que hacerse cargo del coste de las labores de limpieza, en las que han intervenido medios marítimos y aéreos públicos y privados.

La fuga tuvo lugar durante un trasiego de combustible entre dos de los tanques del barco

decoration

La fuga tuvo lugar durante una operación de trasiego de fuel entre tanques del propio buque en lo que las mismas fuentes consideran un derrame accidental. El vertido del Steen llevó a la activación del Plan Interior Marítimo por parte de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, lo que incluyó el despliegue de las barreras anticontaminación para evitar la dispersión del combustible más allá de la dársena exterior. El fuel que ha acabado en las aguas del Puerto es un hidrocarburo denso, por lo que su evaporación resulta más complicada que la de otros tipos de combustibles más ligeros.

El buque forma parte de la flota que trae a Canarias mercancías que transporta la naviera Maersk. Se trata de un pequeño portacontenedores –tiene 138 metros de eslora– operado por la naviera X-Press Feeders y en el que la danesa, que no opera directamente en las Islas, reserva slots de carga. Construido en 2008, navega con bandera chipriota y su capacidad nominal de transporte es de 907 contenedores, de los que 200 pueden conectarse al sistema de refrigeración. 

Limpieza del casco

El Steen se encuentra de momento retenido en el Puerto de Las Palmas. El barco no podrá salir del recinto hasta que concluya la limpieza del casco en la zona donde tuvo lugar el vertido, una operación que arrancó en la mañana de este jueves. Dentro de su programación habitual, el portacontenedores tiene su siguiente parada prevista en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, de acuerdo con la previsión de escalas de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. La travesía forma parte de la ruta circular que habitualmente realiza entre Algeciras, las dos capitales canarias y el puerto marroquí de Agadir.

La supervisión del vertido y las labores de limpieza están corriendo a cargo de la empresa Sepcan, que presta servicios de lucha contra la contaminación por vertidos de hidrocarburos, y de Salvamento Marítimo, que ha desplazado hasta las cercanías del muelle Gran Canaria el remolcador Punta Salinas y la embarcación rápida Salvamar Nunki. También han participado el helicóptero Helimer 201 y el avión Sasemar 153 del mismo organismo, que han comprobado la extensión del vertido. El armador del buque y su consignatario deberán hacerse responsables del pago de todos estos servicios, además de la sanción que le impondrá Capitanía Marítima por el vertido en sí.

La nave forma parte de la flota que trae a Canarias mercancías que transporta la naviera Maersk

decoration

El del Steen es el segundo vertido de combustible de relevancia ocurrido en aguas portuarias en el último medio año. A finales del pasado octubre, el granelero Fratzis Star, con bandera de Islas Marshall, causaba un derrame de 1.000 litros de fuel en la zona sur de fondeo de La Luz, en aguas abiertas frente al cono sur de la capital grancanaria. 

En aquel incidente, el escape de combustible tuvo lugar como consecuencia de un error durante la maniobra de abastecimiento en fondeo desde un buque de suministro. La manguera que debía conectar ambas embarcaciones no quedó bien encajada, por lo que el fuel rebosó y acabó en el mar. El suceso obligó a cerrar tres playas en el litoral oriental de Gran Canaria. El Ayuntamiento de Telde clausuró el acceso a los arenales de La Restinga, Los Palos y San Borondón hasta que se confirmó la ausencia de contaminación. Capitanía Marítima abrió un expediente por infracción grave que supuso una sanción de 120.000 euros.

Compartir el artículo

stats