Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los remolcadores se garantizan 48 horas de descanso en La Luz

El sector del remolque ya cuenta con su primer convenio colectivo firmado por Fedeport y el Sindicato de Trabajadores del Mar

El presidente de Fedeport, Juan José Ramos, junto a los representantes de Sitramar, en el acto de presentación. LP/DLP

La Federación Canaria de Empresas Portuarias (Fedeport) y el Sindicato de Trabajadores del Mar (Sitramar) presentaron este lunes el primer convenio colectivo del sector del remolque en el Puerto de Las Palmas. 

El acto, que contó con la presencia del presidente de Fedeport, Juan José Ramos, así como del secretario de Sitramar, Ricardo Dieppa, y el asesor sindical, Miguel Martel, sirvió para perfilar algunos detalles del acuerdo firmado, que tendrá una vigencia de diez años, hasta 2031. 

Ramos explicó que el documento había sido el fruto de «múltiples reuniones» entre las diferentes partes, y valoró positivamente que se hayan establecido «unas reglas del juego», a partir de las cuales se puedan iniciar las negociaciones con los operadores. 

Primer convenio insular

Por su parte, Miguel Martel subrayó que «este es el primer convenio a nivel insular» del que se tiene conocimiento, aunque matizó que en la década de los 90, se había intentado instaurar un acuerdo, pero no se concretó. 

Pese a que la intención en un primer momento era conseguir un acuerdo de ámbito provincial, Martel comentó que las diferentes necesidades que tienen en puertos como el de Arrecife, en Lanzarote, o el de Puerto del Rosario, de Fuerteventura, eran tan dispares, que se hacía «difícil encontrar un marco común que englobase las distintas realidades». 

Además, el asesor del sindicato Sitramar remarcó que el objetivo del convenio no es otro sino que «los trabajadores del sector del remolque tengan unas mínimas condiciones laborales», lo que se traduce en aspectos como el horario (tras 24 horas trabajadas, corresponden 48 horas de descanso) y de salario (mínimo de 1.400 euros para los marineros, por ejemplo) que puede variar en función de la categoría profesional. 

«Vigilantes» con la Autoridad Portuaria

Una de las grandes ventajas para el sector va a estar en que cualquier operador que venga a ofrecer sus servicios al Puerto de Las Palmas «tendrá que cumplir con las condiciones del convenio». 

En este sentido, Miguel Martel aclaró que tanto desde el sindicato como desde la Patronal se va a exigir a la Autoridad Portuaria de Las Palmas que «a la hora de adjudicar licencias», no sólo se tenga en cuenta el cumplimiento de los requerimiento materiales a los solicitantes, sino también «que las condiciones de sus trabajadores no estén en precario». Además, advirtió que desde el sindicato estarán «vigilantes», ya que si desde el ente portuario no se tienen en cuenta estos requisitos, no dudarán en «denunciar por dejación de deberes». No puede ser que la diferencia competitiva entre un operador u otro sea la precariedad de los trabajadores», afirmó. 

Este modelo de convenio, ha sido llevado por parte de Sitramar a la Plataforma Estatal del Remolque, con el objetivo de que se pueda aplicar en otros puertos, siempre atendiendo cada uno a sus singularidades. 

Compartir el artículo

stats