Vía libre al traslado de la primera nave humanitaria para hacer hueco al gran parque del istmo

La ciudad prepara la licitación de la obra tras el visto bueno del Puerto a la ejecución de un inmueble para Cruz Roja

La mudanza de las naves -la del PMA seguirá en breve el mismo camino- permitirá su derribo para crear zonas verdes en el espacio que ahora ocupan

Jacobo Corujeira

Jacobo Corujeira

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria está a punto de mover la primera ‘pieza’ del rompecabezas que hará posible la creación una gran zona verde en el istmo, frente al muelle Sanapú, a lo largo de los próximos años. La Autoridad Portuaria de Las Palmas ya ha dado vía libre a la ejecución de una nave humanitaria en el interior del Puerto para que Cruz Roja pueda trasladar sus instalaciones y dejar vacías las que ahora ocupa, y prevé hacer lo mismo a lo largo de este mes con la del Programa Mundial de Alimentos. El visto bueno otorgado por la administración portuaria permite al consistorio iniciar ahora su propia maquinaria administrativa. 

«Está muy avanzado», explica en conversación con este periódico la alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, Carolina Darias, al ser preguntada por el estado del traslado. La regidora asegura que «en breve» se verán movimientos en este sentido, una vez recibido el visto bueno de la Autoridad Portuaria de Las Palmas. 

La aprobación del proyecto constructivo por parte de la administración de La Luz permitirá al Ayuntamiento licitar las obras, como titular que es de la concesión de suelo público portuario sobre las que se van a levantar. El tiempo de edificación, además, no será excesivamente largo ya que los sistemas modulares de construcción de naves industriales utilizados en la actualidad acortan los plazos.

Llevar a buen puerto

«Tenemos que llevar a buen puerto, nunca mejor dicho, tenemos que atracar bien ese proyecto de parque, esos 25.000 metros cuadrados en esa zona que ahora ocupan las naves de Cruz Roja y el Programa Mundial de Alimentos», recalca la regidora, que analizó en detalle la propuesta durante un encuentro con el presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, en el consejo de administración celebrado la pasada semana.

Recreación infográfica del aspecto del futuro parque del Istmo de Las Palmas de Gran Canaria. | | LP/DLP

Recreación infográfica del aspecto del futuro parque del Istmo de Las Palmas de Gran Canaria. | | LP/DLP / LA PROVINCIA/DLP

Las naves pasarán del Sanapú al área logística de La Isleta contigua a la Zona Franca, lo que liberará suelo en el istmo que será destinado a varios usos en el nuevo parque. El mismo espacio de las naves pasará a estar ocupado por zonas verdes dedicadas a especies vegetales y árboles de gran porte junto a mobiliario urbano que invite al descanso, mientras al norte del acuario se instalará una zona de juegos infantiles de unos 3.000 metros cuadrados de superficie. El ludoparque llenará el espacio que ocupa en la actualidad el aparcamiento público de Sagulpa -que se trasladará al tramo entre el muelle del Refugio y el Muelle Pesquero- y toda la nueva superficie de esparcimiento estará salpicada por máquinas para hacer ejercicio.   

Darias también se muestra comprometida con la otra parte de la transformación del istmo, que depende exclusivamente del Ayuntamiento y comprende la reforma del parque Santa Catalina y la plaza de Canarias para unirlas con la nueva zona verde del Sanapú y el Parque Blanco. Este otro proyecto, que se contempla a más largo plazo, prevé la creación de una gran zona para eventos multitudinarios -lo que puede ser una solución para el Carnaval- en el lugar donde actualmente se encuentra la rotonda frente al centro comercial El Muelle. 

Menos carriles

Se llevará a cabo a través de soterramientos -además de una reducción de carriles en las vías de servicio- para minimizar el impacto del tráfico rodado. «Es un proyecto estratégico de crecimiento, de transformación de la ciudad» con el objetivo de «seguir mejorando y regenerando espacios urbanos para el disfrute fundamental de la ciudadanía», agrega la alcaldesa. 

La última pieza será la parcela del centro comercial El Muelle, una vez caduque la concesión de suelo portuario de la que disfruta su propietaria. El suelo, uno de los más codiciados de la ciudad, se encontrará por entonces en medio de un gran parque y junto a la terminal de cruceros, aunque queda por resolver su futuro, tanto en manos de la Autoridad Portuaria como ante una hipotética cesión a la ciudad. Darias se muestra cauta por el largo plazo que queda hasta entonces, pero con carácter general señala que se trata de «una zona estratégica» para la que sería deseable «que fuera un espacio ganado por la ciudadanía». La alcaldesa vincula la transformación de la zona a una nueva resignificación del parque Santa Catalina, «una zona con arraigo en la ciudad, vinculada a la libertad, al respeto al diferente» que se ha convertido en «un espacio de convivencia, un espacio de encuentro que además es uno de los primeros espacios que se encuentran los que vienen a visitarnos por ese puerto». 

Darias, en cualquier caso, describe como «estratégica» la vinculación con el Puerto de Las Palmas, en cuyo consejo se sienta desde la semana pasada, y confía en mantener sintonía con el nuevo presidente o presidenta: «Espero que esa relación se siga consolidando, como ha sido estos ocho años con Augusto de Alcalde y con Luis Ibarra al frente de la Autoridad Portuaria».