"Díganme la hora para poder echar un polvo en mi casa en condiciones": la batalla en "el edificio del amor" de Las Palmas de Gran Canaria

Unos vecinos escribieron una queja por el exceso de ruido en la actividad amorosa de una pareja en horas que perturban el descanso de un inmueble en la zona de Mesa y López

La batalla pacífica en "el edificio del amor" de Las Palmas de Gran Canaria

M. A. R.

Como todo el mundo que vive en una comunidad de vecinos debe saber, en ocasiones la convivencia no es sencilla. Hay molestias propias de vivir en un espacio compartido, como por ejemplo algo de ruido (siempre de una forma razonable, claro está, nada de ir moviendo muebles a las tres de la mañana o ir con tacones a cualquier hora); pero luego están aquellas actitudes que son directamente incívicas. O respetar los decibelios mientras, como dicen en latitudes latinoamericanas, se "está haciendo el delicioso"

Esto es lo que ha ocurrido en una finca de viviendas en una calle que va a dar a Avenida José Mesa y López, donde unos vecinos no han podido más y han denunciado con un mensaje en una de las zonas comunes del inmueble.

"Mantener las relaciones sexuales en silencio. Y a horas normales para el descanso y el respeto de los niños y vecinos. PD: Ya está informada la comunidad", decía esta queja vecinal.

Queja vecinal inicial en el edificio del amor

Respuesta de una de las personas implicadas originarias del ruido / LP / DLP

Los vecinos tienen localizado el origen de la actividad sexual molestosa. Hay quienes se lo toman a humor y se alegran por la pareja y hay otros que no tanto ya que perturba el descanso y combaten el ruido con más ruido a través de intercambios de golpes en las paredes o mediante insultos por la ventana.

Esta carta se hizo viral este sábado que se ha convertido en viral al compartirse en las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, no solo de Las Palmas de Gran Canaria, sino de toda Canarias.

La contestación no tardó

Pocas horas después esta queja tuvo respuesta por una mujer que es una de las protagonistas del "sexo desenfrenado" del edificio de la pasión.

Queja vecinal inicial en el edificio del amor

Queja vecinal inicial en el edificio del amor / LP / DLP

"Ruego a la comunidad que me facilite los horarios para poder echar un polvo en mi casa en condiciones. Será un punto a tratar en la siguiente reunión. PD: Como diría Ayuso "Me gusta la fruta", escribió con un método similar al que inició esta batalla pacífica en este inmueble en el que ya muchos esperan cómo es el descenlace de un capítulo digno 'La Que se Avecina' o para unas viñetas de La Rue del Percebe del reciente fallecido Francisco Ibañez.