Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reflexión

El Metropole, saber estar

La verdad es que no conocí al padre coloquialmente, pero sí supe quién era según los medios de comunicación y de alguna que otra vez verlo en el club o por la calle. Según me cuentan era serio, chaqueta y corbata siempre, seriedad absoluta, responsabilidad ante todo y un saber estar por y para nuestro club, el socio con carné nº1 del club. Qué pena, me lo perdí?

Voté en las últimas elecciones a Pepe Feo. Probablemente las ganas de un cambio y una idea de modificar el club me llevaron a ello. Todos pensábamos que al día siguiente de tomar posesión empezaba dicho cambio.

He ido a las asambleas ordinarias y extraordinarias, con información adicional, esto antes no se realizaba. Al principio estaba meditabundo y reflexivo esperando esos cambios. Con el tiempo me he dado cuenta de que si tienes un traje y te queda estrecho no te podrás mover a tu antojo dentro del mismo. Es evidente que el club en este momento no se puede permitir económicamente las reformas tan ansiadas por lo que entorpece la labor que después de casi dos años ha iniciado esta nueva junta directiva, la junta de Pepe Feo.

Pienso que, después de este tiempo se empiezan a notar las mismas. Se ha iniciado con el cambio del calentamiento de las piscinas de la mano de un miembro de su junta directiva, Tomás Morales. Es evidente que la reforma debe ser larga y tediosa, habida cuenta que se ha realizado manteniendo adecuadamente dentro de lo posible nuestras instalaciones. Entiendo que hay socios que se quejan por la tardanza, otros por la regulación del agua en las duchas y otros por el vaciado de la piscina José Feo Perdomo, pero dichas reformas no se pueden realizar de otra manera, o por lo menos yo lo entiendo así.

Ahora eso sí, según me informo, todo esto se está haciendo sin poner un solo euro y que la empresa constructora se irá cobrando del diferencial entre la energía eléctrica y el gasoil, y además el club ahorrará unos 3.500 euros mensuales mientras la empresa adjudicataria se cobre su diferencial, evidentemente, entiendo, después será más?

Desde el primer momento tenemos un tablón de anuncios con prácticamente toda información además de poder observar por primera vez desde que soy socio las actas de las juntas directivas e informar al socio de la tan ansiada lista de taquillas. A esto lo llamo transparencia, felicidades.

Usted y su junta directiva van encarrilando una tranquilidad en cuanto al comportamiento de todos los socios en las asambleas y así parece. También me han comentado desde fuera que además se ha puesto a disposición de todos, como no podía ser de otra manera, que el saber estar no ocupa lugar y dice mucho en un club con señorío como el nuestro.

Es evidente que tenemos pendiente como dijo usted en la última asamblea el famoso muro, el cual se había iniciado contactos con la anterior corporación del ayuntamiento y que había iniciado los mismos con la nueva.

El cambio de estatutos anunciado por usted también está pendiente, aunque según me informan va por buen camino.

También tenemos por resolver, según usted, un cambio en el restaurante y que se estaba trabajando en ello y también comentó que para el final de sus 4 años intentaría reformar como se merece los vestuarios, evidentemente en función de nuestra economía?

Yo como socio del club le digo al resto de socios que estén tranquilos, que inicialmente estamos en buenas manos y que las reformas y sus modificaciones llevan su tiempo.

Señor presidente, si usted nos soluciona en el tiempo que le queda algunas de las cosas fundamentales para el club y que me consta usted tiene en el horno, yo como socio me quedo completamente feliz y contento sabiendo lo complicado de los temas comentados con anterioridad.

Le deseo lo mejor para el resto de su mandato, a usted y a su junta directiva sabiendo que me tiene como socio en todo lo que pueda ayudar a la vez que transmitir al resto de socios que traten de hacer lo mismo y sobre todo pensando en el futuro de nuestro Club.

Señor José Feo, soy el primero en felicitarlo, chapeau.

Compartir el artículo

stats