Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos veces breve

Trampas de la memoria

La idea de "segunda Transición" puede verse como un brote de melancolía en los que no han vivido la primera, pero no deja de ser una tontería, pues Transición en mayúscula sólo hay una. Ahora bien, al menos en ese tono muy menor del remedo y la imitación, ¿estaremos viviendo una segunda transición, ahora en minúscula, mostrada en el desconcierto de estar en el punto cero de algo que aún no se sabe qué es, y también en el gusto por cultivar las reminiscencias, fuera de contexto, de lo que aquélla fue? Dando por supuesto que las "fuerzas del cambio" han logrado identificar a Rajoy y al PP con el pasado (con razón o sin ella), hay algo en lo que a éstos se les pide -pero también en su propia actitud de renuncia y desfondamiento- que querría evocar aquel suicidio de las Cortes franquistas con el que arrancó la Transición verdadera. Pero, aunque resulte hipnótico, es sólo un anacronismo.

Compartir el artículo

stats