Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en canal

Operación vuelta

Puestos a volver, Televisión Española podría haber elegido que volviera Jazz entre amigos. O Treinta y cinco millones de espectadores. O La clave. La originalidad está sobrevalorada y me parece magnífico que nuestra televisión pública acuda a sus programas clásicos para renovar su parrilla actual: sería maravilloso poder ver nuevos capítulos de Curro Jiménez o Historias para no dormir. ¿Qué tal una precuela de Juncal? No me perdería por nada del mundo una nueva temporada de El peor programa de la semana, o La hora chanante, o El orgullo del tercer mundo. ¡Podría volver Estudio estadio! Por asociación de nombres me acaba de venir a la cabeza Estudio abierto, aquel programa de entrevistas que conducía José María Íñigo. ¿No sería maravilloso que volviera Popgrama manteniendo aquella cabecera que hacía un zoom sobre la portada del Time fades away de Neil Young? ¿Quiere TVE dar luz verde a la vuelta de un magnífico programa de televisión? Estupendo: propongo Estudio 1, Raíces, Qué grande es el cine, El hombre y la Tierra, El conciertazo, La edad de oro, Galas del sábado, Viaje con nosotros, Los chiripitifláuticos, Si yo fuera presidente, La luz y el misterio de las catedrales, 3x4, Pepe Carvalho, Las manos en la masa, Qué noche la de aquel año. Hombre, si se me pide opinión seguramente recomiende Un país en la mochila, o La ruta de Samarkanda, o Ciudades para el siglo XXI. Sé que su última edición fue un fracaso, pero no me creo que un nuevo Un, dos, tres, responda otra vez, realizado con medios y talento dignos de Chico Ibáñez Serrador, no triunfase.

Y una vez que he dejado inequívocamente claro cuán partidario soy de los revivals, los regresos y las vueltas, ¿por qué, puede alguien, oh, dioses del averno, puede alguien explicarme por qué -pregunto mientras caigo genuflexo mesándome los cabellos- Televisión Española ha decidido producir una nueva entrega del horrorosamente espantoso programa Operación Triunfo que con toda probabilidad será una fracasazo truñil de crítica y público?

Compartir el artículo

stats