Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FORMAS DE MIRAR

Cuernos e infidelidades

Creo que muchas infidelidades son explosiones pasajeras que rompen momentáneamente la continuidad de la conciencia. Junto a la cornamenta suele estar la síntesis desnuda de nuestro ego. Hay pensamientos íntimos que nos conducen a saborear las contradicciones de lo prohibido. Sí, muchas veces buscamos la ocasión que da forma a nuestros secretos y la ponemos al servicio del deseo. En definitiva, lo de "poner los cuernos" se asemeja más a una comedia atropellada que a una vivencia. Que se lo digan a los que se "animan" en los coches; los mismos que al terminar de "folletear" no encuentran los calzoncillos, ni las bragas. Hay cosas que al ser ejecutadas resultan cómicas. La mayoría de ellas (opinión subjetiva) son la conveniencia de dos personas ocupando la presencia una de la otra. Las buenas ocasiones no se reconocen por el contorno... Las buenas ocasiones se reconocen por la esencia.

Lo breve no pasa de ser un sueño de lo efímero. A la hora de hablar de perdonar una infidelidad debemos de tenerlo en cuenta. Junto al sexo (desgraciadamente) muchas veces se excitan las ganas de amar; aunque para entender el asunto es bueno saber que nuestras carencias son la tensión que se relaja con lo primero que pasa por su lado.

Muchas relaciones son la conveniencia oculta obsesionada con mantener intocable su patrimonio. Junto a la forma de nuestra conducta, siempre, absolutamente siempre, encontraremos la complicidad de ser sinceros con nosotros mismos. Muchas infidelidades son el capricho y la diversión. ¡Otras son la necesidad de darle vida a la entrepierna! ¡Qué cantidad de parejas no se tocan ni con un palo! Es imprudente juzgar a los infieles, detrás de muchos cuernos hay muchas soledades enmascaradas que afirman triunfantes que son felices y no pasan de ser un acuerdo adornado con las luces de lo que llaman pareja o matrimonio.

Los cuernos decoran pero ofrecen a la vida una visión de sombra.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats