Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Cuervo

Artículos de broma

Javier Cuervo

No te resignifiques

Los sucesos que componen la historia son un asco, pero nos empeñamos en decorar con ellos. Como casi toda obra humana en la que participen masas durante el tiempo suficiente los hechos de lo que llamamos Historia suelen ser un fangal de dolor, injusticia y cadáveres en su sangre. Pero luego las calles y plazas llevan nombres de ilustres, están adornadas con estatuas de próceres y escritas con placas recordatorias. Más tarde, como ahora pasa en Occidente, llega una revisión de la historia mucho más corrosiva que el guano de las gaviotas que encanece las cabezas de bronce de los héroes y caen estatuas, se rompen placas, se tachan murales con pintura roja. O se resignifica.

¿Para qué resignificar el Valle de los Caídos, una vergüenza megalítica en Cuelgamuros, sierra del Guadarrama, noroeste de Madrid, construido en parte por presos políticos para gloria de la victoria en la que fueron vencidos? ¿No está bastante significado así? Se trata de una basílica y una abadía católicas coronadas por una cruz de 150 metros de alzado, la más alta del mundo. ¿Lo resignifica la Iglesia española? No. Unos monjes benedictinos guardan con celo su significado para que la visita sea un viaje en el tiempo, no la entrada en una atracción de piedra.

Como sepultura u osario es un monumento funerario (¡resignifícalo si puedes!) también de unas ideas que, 40 años después de los 40 años, siguen vivas en las últimas palabras de Ignacio Camuñas o en el primer vino español del sector no libertario de Vox.

Se quiere resignificar a los que ven en el Valle de los Caídos historia de la buena, de victoria (hay personas que en una guerra pierden a un hermano o a un hijo y sienten que ganan) y hacen del monumento funerario la reserva biológica del franquismo persistente. Seguirán leyendo lo mismo en las mismas piedras altas y lejanas, qué se le va a hacer. Resignación. Para los demás, ¿no es mejor recordar el significado verdadero de símbolo mayor del nacionalcatolicismo de este sitio horrible a desmano que prolonga nuestra larga historia de vergüenzas?

Compartir el artículo

stats