Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Montoro mantiene las cargas aduaneras al arte canario por imperativo europeo

El ministro se declara incapaz de ofrecer una solución viable y se compromete a buscar alternativas para el tránsito de obras

Montoro mantiene las cargas aduaneras al arte canario por imperativo europeo

Montoro mantiene las cargas aduaneras al arte canario por imperativo europeo

No hay solución posible a la vista. Al menos de momento. Los artistas canarios van a seguir sufriendo enormes problemas para poder sacar sus obras fuera de las Islas, con los engorrosos trámites burocráticos y, lo que es más importante, el pago de cargas aduaneras y tributarias. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, prácticamente se declaró ayer en el Congreso incapaz de presentar una respuesta esperanzadora, una solución viable, escudándose en la normativa comunitaria para justificar la situación, y asegurando que el Gobierno central no tiene mucho margen de maniobra. En su respuesta a una interpelación del diputado de CC-NC Pedro Quevedo, el ministro sólo pudo comprometerse a buscar "otras posibilidades", sin precisar cuáles, de impulsar la comercialización de las obras de arte fiera del Archipiélago.

"El gobierno conoce y comparte la preocupación por los problemas burocráticos que sufren los artistas canarios cuando pretenden trasladar su obra al resto del país", dijo Montoro de arrancada antes de reconocer que "no es algo que tenga una solución sencilla porque hay que tener en cuenta que además de tratarse de obras de arte son también bienes comerciales y ese tratamiento es el mismo para cualquiera que sea la procedencia geográfica del artista".

Aseguró que la diferente situación en que se encuentran los artistas canarios "no deriva de un problema de libre circulación, sino del hecho de que Canarias está excluida del ámbito de aplicación del IVA", por lo que la circulación de obras de arte entre las Islas y el resto de España "debe cumplir una serie de obligaciones formales y materiales que son las que causan esos obstáculos". "Tenemos que armonizar la situación de Canarias con lo que significa en términos de pertenencia a la UE y la singularidad de no tener el régimen de aplicación del IVA y tener que someterse a determinados controles aduaneros", justificó.

Montoro dijo que su departamento "está estudiando diversas alternativas", reconociendo que éstas "no son sencillas" y teniendo en cuenta que "cualquier decisión debe estar en los límites que establece la normativa comunitaria en esta materia". Haciendo hincapié en este ámbito, aseguró que "nuestro corsé no viene de nuestra propia regulación, sino que las obligaciones se generan en el marco de la Unión Europea". La respuesta es muy similar a la que dio en un anterior debate parlamentario sobre esta cuestión, en diciembre de 2013, en la que aseguró que "tenemos que ser capaces de encontrar una solución". Sin embargo, si en aquella ocasión se remitió a la posibilidad de acabar con las trabas aduaneras a las obras de arte en el marco de la reforma del REF fiscal, entonces en fase de negociación entre Canarias y el Estado, ayer el ministro no aclaró la razón por la que finalmente esta posibilidad no se incluyó en la nueva norma fiscal isleña.

Montoro enfatizó algunas mejoras producidas en los trámites aduaneros tanto para la salida como para la entrada de obras de arte y bienes culturales del Archipiélago, y explicó que "mediante resolución del departamento de Aduanas y Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria se han establecido dos simplificaciones para estos intercambios". La primera es general y consiste en la no exigencia del DUA (Documento Único Administrativo) a la salida del artículo comercial procedente de Canarias, sino sólo a la entrada de ese bien en el otro territorio aduanero. Esta simplificación sólo es posible para envíos inferiores a 3.000 euros o sin transferencia de propiedad, o bien parta comercio electrónico y ventas a distancia.

Simplificar trámites

"Estamos avanzando porque sí hemos conseguido una significativa reducción y simplificación de los trámites. El Gobierno está abierto a estudiar otras posibilidades enfocadas específicamente al colectivo de artistas canarios para que su actividad cuente con mayores facilidades para su difusión y comercialización", concluyó el ministro.

Pedro Quevedo, por su parte, consideró insuficientes tanto la buena voluntad sin resultados por parte del Gobierno, como ese limitado avance en la simplificación burocrática, y reclamó al ministro que lidere ante la UE para arbitrar una solución, además de lamentar la "ocasión perdida" de no incluir esta cuestión en la reforma del REF. "Tiene que haber argumentos necesarios para entrar en el fondo de la cuestión, esto no es un bien comercial, no es una caja de tomates", afirmó. "Pocas veces se ha producido tanto consenso con tan pobres resultados", dijo el diputado antes de recordar las muchas iniciativas parlamentarias aprobadas por unanimidad.

Quevedo resaltó que la Unesco dice que los productos culturales no deben tratarse sólo como si fueran un bien comercial, y que es necesario garantizar la libra circulación las obras de arte entre Canarias y la Península y Europa. "Hay que derribar todas las barreras de carácter económico y burocrático que limiten el desarrollo del sector cultural en Canarias", dijo el nacionalista tras recordar las si un artista canario quiere sacar su obra de las Islas, además de verse obligado a pagar el transporte, tiene que abonar los impuestos aduaneros de salida del Archipiélago y de entrada en la Península, asumir el IVA si vende esa obra, pero volver a pagar en la aduana si no lo vende. "Un creador se convierte en exportador e importador a su pesar", subrayó.

Compartir el artículo

stats