Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias demanda "medidas urgentes" contra el déficit de especialistas médicos

Baltar solicita en el Consejo Interterritorial del SNS que se revise el sistema de financiación y anuncia la solicitud en mayo de ocho plazas de medicina familiar

Participantes en el Consejo Interterritorial de SNS celebrado ayer en Madrid, entre los que figura el consejero de Sanidad de Canarias, José Manuel Baltar (d) y la ministra Mª Luisa Carcedo (4d).

Participantes en el Consejo Interterritorial de SNS celebrado ayer en Madrid, entre los que figura el consejero de Sanidad de Canarias, José Manuel Baltar (d) y la ministra Mª Luisa Carcedo (4d). LP / DLP

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, ha solicitado al Estado "medidas urgentes" para paliar el déficit de especialistas médicos. Lo hizo en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que tuvo lugar ayer en la sede del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en Madrid, donde se presentó un estudio sobre la estimación de especialistas que, a juicio del consejero de Canarias, "sólo es un instrumento más que no aporta soluciones inmediatas".

"Se nos ha presentado un estudio sobre la estimación de la oferta y demanda de especialistas hasta 2030, pero que sólo es un instrumento más que no aporta soluciones inmediatas", indicó el consejero y agregó que "se había venido trabajando en los grupos creados al efecto en un registro de profesionales que no se nos ha aclarado qué previsión hay al respecto. Soy consciente de que es un problema que no tiene soluciones simples pero hay que poner el máximo interés entre todos para encontrar soluciones también a corto plazo", señaló.

Baltar lamentó que en la sesión, programada para ayer, se tocara "de refilón", la falta de profesionales sanitarios, entre otros asuntos. Sin embargo, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, respondió a dichas críticas, a las que se sumaron consejeros de otras comunidades autónomas, que la política sanitaria no se parará por la convocatoria electoral. En el Consejo, al que no han acudido los representantes de Ceuta, Murcia, Cataluña, Valencia y La Rioja, la ministra avanzó que el próximo año se convocarán alrededor de 780 plazas más para la formación de profesionales sanitarios, de las que 450 corresponderán a médicos y 301, a enfermeros.

Baltar recordó que en 2018 se acreditaron para Canarias 22 plazas para formación, de las cuales nueve fueron de MIR y 13 de EIR. Todas estas plazas se corresponden a solicitudes tramitadas desde 2014 y entrarán en la convocatoria que se realice en 2020.

Además, el consejero anunció que Canarias solicitará en mayo de este año un total de 15 plazas, de las que ocho serán de médicos especialistas en medicina familiar y comunitaria.

El consejero de Sanidad destacó que este tema y el de que se revise el sistema de financiación, "que el Ministerio ha dejado en suspenso", son claves para la sanidad en Canarias, limitada por la insularidad y la doble insularidad en el caso de las áreas de salud no capitalinas. "Hay que tener en cuenta la diversidad de las regiones porque hay indicadores que presentan una gran desigualdad entre comunidades autónomas y que es preciso abordar en pro de la equidad del sistema nacional de salud".

Otro de los asuntos abordados ayer es el avance de los trabajos para la incorporación de la terapia con las células Car-t contra el cáncer, así como en la compra centralizada, que incorpora unos 25.000 mil productos al SNS.

Medicamentos CAR-T

A este respecto, José Manuel Baltar reiteró su propuesta para que Canarias pueda convertirse en centro de referencia para el desarrollo del Plan Estratégico de Terapias Avanzadas relativo a los medicamentos CAR-T, ya que el Archipiélago reúne los criterios y estándares de calidad y de seguridad asistencial que exige el modelo organizativo que propone el Plan y que debe garantizar un acceso seguro, eficiente y equitativo a estas terapias de alto impacto económico y sanitario aunque no exentas de riesgo para el paciente.

Los fármacos CAR-T aprobados por la Agencia Europea del Medicamento hasta este momento se dirigen a tratar la leucemia linfoblástica aguda de células B refractaria en recaída post-trasplante o en segunda o posterior recaída en pacientes pediátricos y adultos jóvenes así como el linfoma B difuso de célula grande en recaída o refractario tras dos o más líneas de tratamiento sistémico en pacientes adultos.

María Luisa Carcedo también anunció ayer que la receta electrónica del sistema sanitario, de la que Canarias ha sido pionera, ya está disponible en toda España, con la incorporación de Madrid esta misma semana a la estructura. "De esta forma, y con la inclusión de Madrid, cualquier ciudadano podrá retirar los medicamentos que tienen prescritos en las farmacias de cualquier comunidad autónoma", concluyó la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Compartir el artículo

stats