Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Desaparición en Tenerife

El cuerpo hallado en Tenerife es el de Olivia

El cadáver fue hallado por el robot del buque de búsqueda del barco 'Ángeles Alvariño' a mediodía de este jueves a unos mil metros de profundidad a unas tres millas de la costa tinerfeña

La botella de oxígeno y la funda nórdica localizadas en el fondo del mar son del padre de las pequeñas desaparecidas en Tenerife Agencia ATLAS

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La botella de oxígeno y la funda nórdica localizadas en el fondo del mar son del padre de las pequeñas desaparecidas en Tenerife La Provincia

Se ha cumplido la peor de las hipótesis, las niñas Anna y Olivia fueron asesinadas por su padre, Tomás Gimeno, que las lanzó al mar presumiblemente antes de suicidarse lanzándose él mismo también al agua. La Guardia Civil ha confirmado que el cuerpo hallado en Tenerife en la zona donde se buscaba a las niñas desaparecidas y a su padre es el de Olivia, la menor de seis años. En un primer momento se apuntó a que el padre y la otra pequeña estaban localizados en el fondo marino. Sin embargo, este extremo no ha podido ser confirmado.

El cuerpo de la niña fue hallado por el robot del buque de búsqueda del barco 'Ángeles Alvariño' a mediodía de este jueves a unos mil metros de profundidad a unas tres millas de la costa tinerfeña. Se encontraba en el interior de una bolsa de deportes amarrada a un ancla. Junto a estos elementos y el cuerpo de la niña, se hallaba otra bolsa de deportes vacía. El cadáver fue trasladado a tierra sobre las 18.00 horas y llevado al Anatómico Forense para el levantamiento, que la jueza terminó de realizar sobre las 20.00 horas.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que confirmó también el hallazgo, informó de que la magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar, en Santa Cruz de Tenerife, practicó en la misma tarde de este jueves en el Instituto Anatómico Forense de Tenerife, en La Laguna, el levantamiento del cadáver de una niña de en torno a los seis años que, a falta de pruebas médico forenses más determinantes, podría corresponder, prácticamente con toda seguridad, a Olivia Gimeno, la menor desaparecida el pasado 27 de abril junto a su hermana de un año Anna y su padre Tomás Gimeno.

Estas confirmaciones llegan después de que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se hiciera eco el éxito en el rastreo llevado a cabo por el 'Ángeles Alvariño' a través de un tuit de condolencia. "No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, ante la terrible noticia que acabamos de conocer. Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos"

También el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, trasladó sus condolencias a la familia a través de Twitter. "Semanas anhelando recibir noticias esperanzadoras, y sin embargo hoy nos llega la peor posible...", escribió el presidente, quien tras dar su mensaje de ánimo a la familia aseguró que Canarias está destrozada ante el desenlace de la desaparición de las pequeñas.

En la tarde de este jueves la Delegación del Gobierno en Canarias informó de que había sido hallado un cuerpo sin vida, aparentemente de una menor, en la zona de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife, Anna y Olivia. Este hecho ha sido ya comunicado a la madre y a la familia de las menores.

"Por respeto a la familia y al procedimiento judicial", señala la Delegación, "hay que esperar a lo que determine la autoridad judicial sobre la identificación del cuerpo".

Los trabajos de rastreo de la Guardia Civil prosiguen en el lugar del suceso, a una milla náutica del puertito de Güímar, 44 días después de la desaparición de las pequeñas y su padre.

Las niñas Anna y Olivia, de uno y seis años, desaparecieron junto a su padre, Tomás Gimeno, a finales de abril. Las alarmas saltaron cuando el martes, 27 de abril, no las entregó a su madre, Beatriz Zimmermann.

Desde el 28 de abril, se movilizó el dispositivo de búsqueda de las niñas y su padre por tierra, mar y aire, tras hallarse vacía en alta mar y a la deriva frente al puertito de Güímar la embarcación de Tomás Gimeno. Por las cámaras de seguridad se supo que el hombre había zarpado el día 28 por la noche con su embarcación desde la Marina de Santa Cruz de Tenerife pero iba sin las niñas. Eso sí, portaba varios bultos.

También se encontró en el puerto de Santa Cruz el coche de Gimeno y una sillita de coche flotando en el mar.

24

Desaparición de un hombre y sus dos hijas en Tenerife María Pisaca

Además de en la embarcación, se llevaron a cabo varios registros en la finca propiedad de Gimeno, donde residía con las niñas cuando las tenía consigo. Todos ellos resultaron infructuosos. En el quinto registro intervinieron los perros 'Juno' y 'Bil', que recorrieron las huertas tras la casa en busca de restos biológicos.

El descarte de la presencia de las niñas y su padre en la finca de Tenerife dio alas a dos teorías. Una de ellas era la del secuestro de las niñas por su padre con transbordo en alta mar a otra embarcación. Por este motivo, se siguió la pista de varios barcos que navegaban por la zona cuando el padre y las niñas desaparecieron. Esta teoría situaba a las niñas y a Gimeno en algún país sudamericano o del Caribe sin convenio de extradición con España. La familia se afanó en difundir imágenes de las niñas en medios internacionales con el fin de descubrir alguna pista de los tres en el extranjero.

Mientras tanto, seguía viva la hipótesis del asesinato de las niñas por el padre y su posterior suicidio lanzándose al mar. Con este fin, se movilizó al barco 'Ángeles Alvariño', que lleva diez días rastreando el fondo marino próximo a la zona por donde circuló la embarcación de Gimeno tras partir del puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Comienza en Tenerife la búsqueda bajo el mar de las dos niñas y de su padre desaparecidos hace cinco semanas Video: Atlas

Estaba previsto que el barco trabajara durante ocho días en estas labores, pero finalmente, tras el hallazgo de una bombona de oxígeno y una funda de edredón nórdico pertenecientes al padre, se ha prolongado la labor de rastreo en el mar. Este miércoles trascendió que no se habían encontrado restos biológicos en la funda de edredón. Pero al mismo tiempo comenzaba a especularse con la posibilidad de que la bombona hubiera sido utilizada como lastre. A su vez, se habló de la ausencia en la embarcación del cinturón de plomo que Gimeno usaba para bucear.

Tras los hallazgos de este jueves, el caso de las niñas desaparecidas en Tenerife se convierte en otro caso más de violencia machista, con las menores como víctimas de su progenitor para hacer daño a la madre.

Compartir el artículo

stats