Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Juan de Dios abre un centro para atender problemas de salud mental

La nueva residencia dispone de 60 plazas que están subvencionadas por el Cabildo

San Juan de Dios abre un centro para atender problemas de salud mental

San Juan de Dios abre un centro para atender problemas de salud mental

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios inauguró ayer la residencia para personas dependientes por problemas de salud mental, ubicada en la urbanización Zurbarán de Tafira. El centro, cuya obra de rehabilitación ha sido financiada por el Cabildo de Gran Canaria, cuenta con 60 plazas subvencionadas por el Instituto de Atención Sociosanitaria (IASS) a través del convenio de dependencia suscrito con el Gobierno de Canarias, que permitirán reducir la lista de espera de estos pacientes, según señaló la consejera de Política Social y Accesibilidad, Isabel Mena.

San Juan de Dios abre un centro para atender problemas de salud mental

El proyecto se emplaza en el que antes fuera el seminario menor de la Diócesis de Canarias. El Obispado cedió el edificio a la institución religiosa para la puesta en marcha de las instalaciones que han sido reformadas gracias a la financiación con más de un millón de euros del Gobierno insular, fondos propios de la Orden y donaciones de la sociedad. De este modo, el espacio dispone de 1.440 metros cuadrados que se reparten en un inmueble de cuatro plantas y un semisótano. Cada una de ellas, cuenta con siete dormitorios dobles y adaptados para personas con movilidad reducida y uno individual. El piso inferior tiene recepción, salas de estar, despachos, cuatro aseos adaptados, salas de consulta y enfermería, salas de talleres, sala de reuniones, cocina y comedor, entre otras dependencias. También hay una zona exterior de 2.000 metros cuadrados para realizar diferentes actividades.

San Juan de Dios abre un centro para atender problemas de salud mental

Será el próximo día 28 de junio cuando comiencen a llegar los primeros usuarios a este nuevo centro en el que trabajarán una treintena de profesionales, según contó el gerente de la Ciudad de San Juan de Dios, Lorenzo Esma. «Será un trabajo arduo pero muy gratificante», apuntó después de subrayar que el modelo de atención propio de San Juan de Dios consiste en acercarse a la persona, situándola en el centro de la asistencia.

«En la Orden, la trayectoria en la atención a personas vulnerables es tan amplia que se remonta a hace casi cinco siglos. La esencia de la atención integral e integradora nos viene de ahí, pero, además, hemos ido incorporando, con los tiempos, todos los avances en la asistencia y los tratamientos para nuestros usuarios, de manera que podemos garantizar que estas paredes serán un hogar para ellos, pero también un lugar para su estimulación, su autonomía y su realización», aseveró durante el acto inaugural en el que también estuvieron presentes el presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, así como el obispo de la Diócesis, José Mazuelos, y el superior provincial de San Juan de Dios en España, el hermano Amador Fernández.

Este último fue el encargado de agradecer la colaboración de todos aquellos que han hecho posible que la nueva residencia de la urbanización Zurbarán sea a día de hoy una realidad. «La Orden considera que la atención a la salud mental es uno de sus elementos más identitarios», señaló Fernández quien recordó que el propio fundador estuvo ingresado en el Hospital Real de Granada al considerarse que tenía problemas de este tipo. «Enfermo entre los enfermos fue ahí donde detectó la falta de humanidad y de experiencia y maduró la idea de crear un hospital. Este es su legado», apostilló. De este modo, «la Orden Hospitalaria está comprometida desde sus orígenes con el ámbito de la salud mental, ofreciendo un modelo de atención integral centrada en la persona, con propuestas innovadoras y con especial atención a las personas más vulnerables», apuntó el superior.

Finalmente, Morales destacó «la incuestionable labor social que viene haciendo la orden en Gran Canaria desde su llegada en 1947, lo que la hizo merecedora del Roque Nublo de Plata en 2015» y se mostró orgulloso de la «colaboración entre diversas instituciones que ha permitido abrir un nuevo centro que triplica la oferta de plazas para personas con problemas de salud mental en Gran Canaria». A continuación, Mazuelos procedió a bendecir las instalaciones que fueron visitadas posteriormente por los asistentes al acto inaugural.

La experiencia de la Orden en Las Palmas en atención a la salud mental se remonta a 2004, cuando incorporó su residencia para adultos a la Ciudad de El Lasso. Entre este espacio y la nueva residencia, la Orden Hospitalaria ofrece ya en Gran Canaria 90 plazas para personas con problemas de salud mental.

Esto también contribuye a aliviar las listas de espera de estos pacientes en la Isla, tal y como señaló Mena. Y es que según el presidente insular y la consejera, precisamente en el ámbito de la salud mental las plazas «son escasas». De manera que el nuevo centro «va a hacer bien a 60 personas y a sus familias».

Compartir el artículo

stats