Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gastronomía | Refrigerios para el verano

El té helado, la bebida olvidada del verano

Las frutas ricas en agua, como la sandía o el melón, son ideales como quiera que las sirvamos ya que tanto troceadas, como licuadas e incluso congeladas son buenas opciones para calmar la sed

Infusión fría. Israel Sánchez

La infusión -fría, por supuesto- es la alternativa al agua más recomendada por los profesionales de la nutrición para mantenernos frescos e hidratados ante las altas temperaturas que soportamos en el transcurso de los meses de verano,    aunque también vale para todo el año, máxime en regiones como Canarias. Además es fácil de preparar se logra, simplemente, especiando el agua con hierbas y cítricos tras haberla llevado primeramente a ebullición y a la que finalmente se le debe añadir hielo.

La mayoría de los expertos en nutrición aseguran que la clave fundamental para conseguir una hidratación adecuada es beber líquidos antes de que el organismo nos lo pida, ya que tener sed significa que nos encontramos un 2% deshidratados.

Las opciones a saborear para calmar la sed y evitar la deshidratación son infinitas, pero no todas consiguen el objetivo deseado. Un ejemplo de ello son las bebidas que contienen alcochol o un exceso de azúcar, estas son poco recomendables porque, a pesar de refrescar en el momento, a la larga se convierten en tejido graso que facilita la deshidratación. Así lo advierte el especialista en dietética y nutrición, Luis Hidalgo Abenza. Por tanto, lo más conveniente es buscar alternativas saludables y asequibles de las que hacernos inseparables en el transcurso de los meses de verano -y siempre-.

La opción más olvidada y, a la vez, más sencilla de preparar es la infusión fría, la cual se logra, simplemente, especiando el agua con hierbas y cítricos tras haberla llevado primeramente a ebullición y a la que finalmente se le añadirá hielo.

Si además queremos que sea lo más parecida al típico mojito que acostumbramos a tomar en el chiringuito de playa, lo conseguiremos con una gran carga de hierbabuena y cortezas de limón o lima y sin alcohol, claro, porque las bebidas que, en cualquiera de sus circunstancias, contengan alcohol no son buenas aliadas debido a la deshidratación que provocan. Y, ojo, porque aunque se diga que la cerveza incluye agua entre sus componentes, el alcohol también se encuentra presente.

El alcohol y el exceso de azúcar facilitan la deshidratación, es decir, el efecto contrario al de refrescarse

decoration

Sucede igual con los líquidos con un exceso de azúcares en su composición, como los refrescos cola y derivados, las horchatas o los zumos preparados. Así que para sustituirlos, podemos transformarlos a través de una elaboración casera que nos permita controlar la cantidad de edulcorante artificial que añadimos. Si lo que nos apetece es un granizado, es tan fácil y rápido como triturar dos limones, disolverlos en agua y granizar la solución en el congelador. Para la horchata, basta con hervir leche entera o semidesnatada o, incluso, utilizar bebida de almendras o soja y añadirle canela y corteza de limón.

Tal y como aconseja Luis Hidalgo, tras pasar unas horas en refrigeración, nos quedará una leche preparada muy potenciada en sabor y sin una alta cantidad de azúcares que, además de hidratar, nutre. Esta bebida se puede convertir en la merienda perfecta junto a la pieza de fruta que más nos guste.

Las frutas ricas en agua, como son la sandía o el melón, son ideales tanto troceadas, como licuadas, e incluso congeladas son buenas opciones para calmar la sed. La fruta, en cualquier variante, es la mejor opción y, por eso, la bebida de moda en redes sociales cada verano es, sin duda, el batido o smoothie a base de un combinado de frutas trituradas, el cual se aconseja tomar siempre frío.

El diestista-nutricionista Luis Abenza nos recuerda que es esencial consumir una cantidad comprendida, aproximadamente, entre los 125 y los 150 mililitros, es decir, lo equivalente a la capacidad de un envase de yogur.

Otra idea a base de fruta, y mucho más refrescante,es conseguir un helado cremoso incluyendo en el combinado de fruta un yogur griego y un toque de canela, después se congelará la mezcla con la que obtendremos un resultado nutritivo que, sobre todo, a los más pequeños de la casa les encantará.

Si el plan es ir a la piscina o a la playa, podremos escoger la alternativa más extendida, el zumo. Exprimir la fruta nosotros mismos en casa nos garantiza un resultado con alto contenido en vitaminas y minerales, para el que solamente necesitaremos atender a la cantidad final ya que, por ejemplo, una naranja licuada llena menos de medio vaso, casi 90 mililitros de fruta concentrada y sin azúcar añadido.

Para una mejor nutrición siempre se recomienda consumir frutas y verduras de temporada

decoration

Y de la fruta a la verdura, porque ya sabemos que el gazpacho es un buen aliado para el verano. El experto en nutrición Luis Hidalgo nos recuerda que la tradicional sopa fría es el mejor sustitutivo a las ensaladas. Para una mayor nutrición, recomienda consumir frutas y verduras locales y de temporada.

Por último, si eres un amante del café y huyes de tomarlo caliente, únicamente tendrás que granizarlo y se convertirá también en una buena alternativa a escoger. Recuerda que la dosis recomendada es de dos cafés solos al día y que para tomarlos fríos basta con diluirlos en agua y congelarlos. Luis Hidalgo afirma que los tratamientos de granizado simplemente disminuyen la temperatura y aceleran así la refrigeración del producto sin afectar más al mismo. El truco para el café granizado no es más que poner atención al azúcar que añadimos.

Compartir el artículo

stats