Una colada del volcán de Cumbre Vieja está acercándose a un nuevo punto de la costa de La Palma, según las imágenes captadas sobre las 11.00 horas de este sábado por el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). La lava fluye bajo la montaña de La Laguna a una velocidad aproximada de 1,3 kilómetros por hora, según cuentan los expertos. Superada por el sur la montaña de La Laguna, el frente de colada avanzó este viernes entre plataneras con un espesor de unos 7 metros, precisan las mismas fuentes.

El nuevo punto eruptivo surgido este viernes en el volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, dentro del área del cono principal tiene hoy una actividad menor y sigue expulsando solo cenizas. La portavoz científica del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), María José Blanco, ha informado este sábado de que este antiguo punto de emisión que se reactivó ayer y hoy ha disminuido su actividad se encuentra a unos 300 metros al sureste de la base del cono principal.

Blanco ha agregado que no es previsible que este nuevo punto eruptivo emita magma y que, en principio, su actividad se basa en crear una columna de cenizas, que alcanza los 4.500 metros de altitud.

Asimismo, no ha descartado que se puedan producir otros nuevos puntos, al tiempo que ha hecho referencia a las malas condiciones metereológicas, que permanecerán entre 24 y 36 horas.

La nube de ceniza y dióxido de azufre continuará hacia el norte y nordeste de la isla, lo que provoca la caída de cenizas en el aeropuerto de La Palma, lo que afecta ya a su operatividad.

Además, ha agregado, es probable que la nube de ceniza pueda afectar al espacio aéreo comprendido entre La Palma, La Gomera y el norte de Tenerife.

El director técnico del Pevolca, Rubén Fernández, ha precisado que el nuevo punto eruptivo no ha afectado a la retirada de enseres y al riego al sur de la colada primigenia y que, en principio, no están previstas más evacuaciones.

Ha hecho referencia a las coladas que se ubican al sur de la montaña de La Laguna, la más pegada a ésta se ha canalizado en una pequeña vaguada y continúa su marcha a una velocidad mucho más lenta y se encuentra a unos 400 metros del mar.

Más al norte, donde se ha separado un dedo de la colada pegada a la Montaña de La Laguna, la lava continúa su avance a un ritmo también lento y ha destruido el campo de fútbol.

Todo este entorno está evacuado, por lo que no corre peligro la integridad física de ninguna persona, ha agregado Fernández, quien ha indicado que esta es la zona más activa en cuanto al avance de las coladas se refiere.

Sigue la posibilidad en los próximos días de que se produzcan terremotos de intensidad por encima de 4,5, aunque a mucha profundidad, por encima de los 30 kilómetros, que continuarán siendo sentidos por la población.

La superficie afectada por la erupción está en torno a los 742 hectáreas, con una anchura máxima de la colada de 2.350 metros.

Además, hay 1.923 edificaciones afectadas, de las cuales 1.826 están totalmente destruidas y 97 en peligro o parcialmente.

María José Blanco ha agregado que no hay una sismicidad superficial significativa, si bien sí hay focos profundos a unos 37 kilómetros de profundidad que han superado hoy la magnitud 4,6.

También ha comentado que en la zona más cercana al centro eruptivo se ha revertido la deformación horizontal acumulada.

Transición Ecológica abre nuevos pozos de captación para las dos desaladoras portátiles

La Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha iniciado los trabajos de perforación en nuevos fondos de captación para garantizar el suministro necesario para las dos desaladoras portátiles que se han instalado en Puerto Naos. Para ello, también se ha decidido incorporar una excavadora de refuerzo que permita perforar de manera paralela en varios pozos y agilizar los plazos.

El consejero regional responsable del Área, José Antonio Valbuena, ha explicado que los primeros pozos de captación, realizados cerca del frente marítimo de Puerto Naos, no han dado los resultados esperados al encontrarse en un terreno con mucha arena, callado y otros materiales que dificultan esta labor. "Por este motivo, se ha decidido trasladar la labor de prospección a una zona más interior que nos permita encontrar un subsuelo más propicio y estable para la perforación", añadió Valbuena. Del mismo modo, señaló que los turnos de trabajo se están intensificando al máximo para que el suministro de agua a las plantaciones sea una realidad lo antes posible.

Por otro lado, se han concluido otras unidades necesarias como son las canalizaciones, el sistema de llenado y vaciado del barco cisterna, las conducciones de polietileno y las instalaciones de los transformadores para suministrar la potencia de 1,5 MW que necesita el sistema de suministro.

En este sentido, el consejero quiso destacar la dificultad de las labores que se están desarrollando y el enorme esfuerzo que está realizando el equipo técnico coordinado por su Consejería para "solventar los inconvenientes que van surgiendo en este proceso a contrarreloj".

"Nos hemos marcado un objetivo muy complejo, que es poner en marcha en apenas unas semanas una instalación que normalmente lleva varios meses de trabajo. Somos conscientes de que irán surgiendo inconvenientes a lo largo del proceso, marcados por las características del terreno y por el fenómeno volcánico que se desarrolla a escasos kilómetros de la obra, pero tenemos que lograr el objetivo cuanto antes para garantizar la supervivencia de las plantaciones del entorno", aseveró Valbuena.

La última evolución de la nube de ceniza procedente de la erupción del volcán en La Palma ha obligado a las distintas compañías a la cancelación de todos sus vuelos con la Isla durante el día de hoy, según han informado fuentes de Aena.

Este sábado había programadas 34 operaciones con el Aeropuerto de La Palma y hasta el mediodía habían sido cancelados 32 vuelos. Tan sólo faltaba por confirmar un vuelo de Lufthansa con Frankfurt, que finalmente ha sido suspendido.

Las distintas compañías han decidido la paralización de sus vuelos hasta que las condiciones mejoren y permitan volar garantizando la seguridad. El resto de aeropuertos de Canarias sí siguen operativos.