Un niño de 9 años fue encontrado muerto este jueves por la noche en Lardero, localidad situada a cinco kilómetros de Logroño, después de que varios testigos afirmaran que habían visto cómo un hombre se llevaba al menor mediante engaño, ha detallado la Delegación del Gobierno en La Rioja.

El detenido, que tiene 54 años, es vecino de Lardero y de nacionalidad española, estaba en libertad condicional desde abril de 2020, tras haber sido condenado por el asesinato y agresión sexual a una joven, a la que acuchilló 17 veces en 1998 en Logroño, cinco años después de haber sido sentenciado por otra agresión sexual.

El crimen ha consternado a los vecinos de esta localidad riojana, mientras algunos testigos han afirmado que cuando localizaron al detenido, de 54 años, en la puerta de su casa, "salió con el niño en brazos diciendo que se había desmayado y que se lo había encontrado ahí", según recoge El Diario Vasco.

Esto no convenció a uno de los testigos, que pudo comprobar que el pequeño ya estaba inconsciente

La presencia del detenido, Francisco Javier Almeida, en ese barrio ya había levantado sospechas de algunos padres de la zona. Según ha explicado otra de las personas que ayudó a buscar al menor una vez se conoció su desaparición ha asegurado que la Policía ya tenía constancia de que algo podía pasar. "Yo misma llamé hace unos días porque se intentó llevar a mi hija", indicó esta mujer.

"Me parece fatal que dejen a un exconvicto vivir aquí, a 200 metros de un colegio, un parque, y donde hay muchos niños", ha asegurado esta madre, que ha afirmado que "estamos con miedo, alterados, y pensamos que no hay justicia ni protección". "Lo peor es dejar a un asesino y a un violador suelto, después de haber alertado a la Policía", resaltó.

En libertad condicional

El detenido, Francisco Javier Almeida, de 54 años, es vecino de Lardero y tiene antecedentes por agresión sexual en 1993, por la que se le sentenció a 7 años de prisión, y por asesinato y agresión sexual, en agosto de 1998, sentenciado a 20 años y 10 años, respectivamente.

Según ha confirmado la Delegación del Gobierno, fue trasladado desde otra prisión al Centro Penitenciario de Logroño y obtuvo la libertad condicional el 8 de abril de 2020. La condena se extinguía el 17 de agosto de 2023.

El hecho de que estuviese en libertad condicional ha provocado la indignación de muchos padres de la localidad. Milagros España, cuyo hijo jugaba en el parque de Villa Patro e iba al colegio del mismo nombre, ha señalado en declaraciones a Europa Press que no entiende "que saquen a este señor, que, por cierto, no ha terminado su condena, que era de 30 años, por lo que no sé quién ha decidido que estaba preparado para salir a la calle, que ya hemos visto que no", ha destacado.

Esta vecina de Lardero ha señalado que "¡qué casualidad que se haya venido a vivir enfrente de un colegio!", y "ha intentado llevarse ya a otras dos niñas". Ha señalado que no entendía por qué no se dio aviso de que venía a vivir aquí, o "por qué no se le puso una pulsera telemática", porque era un "depredador".

Precisamente, España conocía a la anterior víctima -la trabajadora de la inmobiliaria, asesinada en 1998 en Logroño- del presunto asesino de Lardero, ya que "vivía en el mismo edificio que él, y estaba obsesionado con ella". De hecho, "concertó una cita con él para comprar el piso, la violó y la apuñaló" y "fue horroroso".