Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Igualdad
Mari Carmen Reyes Concejala de Igualdad de Las Palmas de Gran Canaria

«Sembrar la semilla de la igualdad en los jóvenes es sembrar un futuro igualitario»

La concejala de Igualdad del Ayuntamiento capitalino, Mari Carmen Reyes.

Los días 4 y 5 de noviembre se celebran unas jornadas sobre Igualdad de Género a las que acudirán importantes autoridades. Mari Carmen Reyes, concejala capitalina expone los temas a tratar. 

Las Palmas de Gran Canaria ha sido elegida una de las 17 ciudades españolas sede del Diálogo sobre el futuro de la Igualdad de Género, que impulsan el Gobierno español y las instituciones europeas. ¿Qué le parece?

Que una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria haya sido elegida como una de las 17 sedes para desarrollar estas jornadas supone un impulso para las políticas de igualdad que estamos desarrollando. Además, como gran ciudad que somos hemos de tener grandes políticas. 

La desigualdad es una lacra...

Sí, y no es una cuestión ideológica ni de un partido ni de un determinado Gobierno. Las cifras están ahí. No tener una igualdad salarial, un tema clave del encuentro, implica una desigualdad en todos los niveles. Se ve en las cifras. La diferencia del sueldo por el mismo trabajo, el salario, entre hombres y mujeres, es algo objetivo. Esa desigualdad se va incrementando según cumplimos años.

«La desigualdad en el salario de las mujeres se vuelve preocupante a partir de los 45 años»

decoration

¿En qué sentido?

Según nos hacemos mayores estamos en una mayor situación de vulnerabilidad. Entre los jóvenes existen diferencias salariales, pero van aumentando al cumplir años. Cuando ya pasamos de los 45, los datos se vuelven preocupantes. Esto trae consigo una diferencia también a la hora de las prestaciones, de las pensiones. De ahí la alta vulnerabilidad en las mujeres mayores ahora mismo. Por eso es tan importante celebrar estas jornadas en Las Palmas de Gran Canaria. En Canarias más del 50% de la población son mujeres, por lo que está situación ya en 2021 no se puede estar dando.

¿Cuáles serán los otros puntos a tratar en esas jornadas del 4 y 5 de noviembre?

Van a ser dos días bastante intensos. Se hablará, como he dicho, de la brecha salarial. Una de las mesas se referirá a qué necesitamos hacer para alcanzar la igualdad antes de 2050. Se precisan políticas igualitarias que, dependiendo del gobierno que esté en el poder, no cambien, porque la desigualdad nos afecta a todos y a todas. Si la utilizamos de manera ideológica y partidista lo perdemos todo, así como la sociedad, porque, si mantiene dichas diferencias, no será justa. Hay que marcar hojas de ruta para acabar con esto. 

«Mientras se sigan dando las cifras actuales de violencia de género, es imposible la igualdad»

decoration

¿El año 2050 no es demasiado plazo para lograr auténtica igualdad?

El plazo anterior tendría que haber terminado. Debería haber ya una sociedad totalmente igualitaria. Nos vamos marcando tiempos. Hay que seguir avanzando en la búsqueda de los objetivos. Se trata de estrategias que tienen un futuro y donde se ponen unas metas y se tardan unos años. 

¿Otras medidas para acabar con la desigualdad?

Otra de las mesas se referirá a las medidas concretas para acabar con la desigualdad. Independientemente del color político que gobierne en un sitio u otro las medidas para derribar estos muros y acabar con los techos de cristal y los suelos pegajosos ha de ser una hoja de ruta aparte. Se hablará de cómo cerrar la brecha de género y de la justicia en el mundo post coronavirus.

«Más del 80% de quienes piden reducción de jornada con menor salario son mujeres»

decoration

¿Qué ha puesto en evidencia la situación de la pandemia?

Ha evidenciado que, si antes las mujeres ya estaban en una situación de vulnerabilidad, con la pandemia ha habido un incremento de las llamadas al 016. Teníamos un grave problema. Durante el confinamiento las mujeres convivían las 24 horas con el maltratador, en el caso de la violencia de género. Mientras se sigan dando las cifras actuales de violencia es imposible llegar a la igualdad. Esta es la máxima expresión de lo contrario. Es imposible conseguir la igualdad si una persona tiene en sus manos y puede decidir sobre tu vida, por mucho que lleguemos a la igualdad salarial, por mucho que queramos quitar todos esos techos de cristal en el mundo laboral y económico, mientras una sola mujer sea asesinada por el simple hecho de serlo. Se dio el caso en el confinamiento de que las víctimas ponían a nuestro personal las horas en que se les podía llamar que coincidían con los momentos en que él bajaba a comprar el pan. Era difícil poder telefonear por el encierro. Además, con la situación Covid se dio una triple utilización de las mujeres por tanta convivencia. 

También hablarán de la paternidad y maternidad, de la conciliación y corresponsabilidad…

En este sentido las cifras son claras. Algo más del 80% de los progenitores que se han pedido, o bien excedencias para cuidar a niños o bien reducción de jornada y lo que lleva consigo, la consiguiente reducción de salario, son mujeres, no hombres. Por ello hablaremos de conciliación, pero incidiremos en la corresponsabilidad. 

«Vendrá la ministra Pilar Llop, dos eurodiputadas y mujeres de referencia en temas de igualdad»

decoration

¿Y la igualdad en los colegios?

Nos referiremos a cómo enseñarla en los centros. Supone un espaldarazo a las políticas que hacemos desde el Ayuntamiento. En los últimos años estamos trabajando mucho con la comunidad educativa, tanto desde igualdad como desde otros ámbitos del Ayuntamiento, en este caso, el Distrito Centro del que soy concejala también. Organizamos distintos talleres por trimestre. Sembrar la semilla de la igualdad en los jóvenes es sembrar futuro igualitario. Los niños y niñas son esponjas que podemos moldear por lo que hay que inculcarles esta semilla, la de los buenos tratos y acabar con las relaciones tóxicas ya en la adolescencia.

Harán talleres de ciberviolencia, ¿no?

 Sí. Ahora mismo las redes sociales bien utilizadas son una herramienta fantástica, pero a determinadas edades no se tiene la formación, sí la información. Hay muchos canales por los que les llega a los jóvenes, pero se carece de formación ni herramientas para tratar esa información, con lo que han aumentado los delitos de ciberacoso, controlar si estás en línea, Twitter, Instagram, el Tik Tok y demás. Estamos incidiendo mucho este trimestre y ya lo hicimos antes, porque hay mucha demanda, en los talleres para la detección de la ciberviolencia. Hemos puesto también un sistema de consulta por whatsapp, denominado Vida, con un código QR en todos los centros y una de las unidades de la Concejalía incluye a las educadoras sociales quienes reciben las consultas de whatsapp y las responden. Estas se pueden derivar a las psicólogas o a las trabajadoras sociales. 

El Ayuntamiento cuenta, asimismo, con un apartado para las mujeres en el deporte, ¿no?

Hemos hecho campañas para la incorporación y el fomento de las mujeres en el deporte, sobre todo, en los que son muy masculinos, como el del motor. El año pasado tuvimos unas jornadas de la incorporación a este sector, pero no solo como pilotos, sino de mecánicas e ingenieras. Fue bastante exitoso y muy novedoso. Contamos con campañas con los clubes de baloncesto, la lucha canaria y la vela latina. La igualdad es un tema transversal, por lo que la trabajamos desde todas las áreas, pero en especial, con los niños, niñas y adolescentes. 

«Para el 25N habrá una campaña de visibilización y concienciación sobre violencia machista»

decoration

¿Está confirmada la asistencia de la ministra Pilar Llop, las eurodiputadas y mujeres referenciales en temas de igualdad?

Además de la ministra y las eurodiputadas contaremos con expertas de distintas áreas. Por ejemplo, en periodismo, tales como Noemí López, redactora de New Travel o a Ana Requena. En una de las mesas se hablará, como he dicho, de profesiones muy ligadas al sector masculino, que incluyen a los cuerpos de seguridad donde, en la capital, estará la jefa de la policía local y la de bomberos. También habrá una capitana de barco. 

El edificio Miller, ¿tendrá acogida para todo el público interesado?

No solo será presencial, también se podrán conectar. Además de todas las ponentes habrá una parte dedicada a talleres con la ciudadanía donde las aportaciones que se hagan desde distintos sectores o a nivel individual se incorporarán a todo lo que salga de estas jornadas. Si no se puede acudir presencialmente se podrá hacer online. 

Las conclusiones de las 17 autonomías, ¿serán condensadas en una propuesta global de España y asumidas por la Comisión y el Parlamento europeos?

Imagino que sí. Este trabajo expondrá un marco donde se tendrán en cuenta, tanto las aportaciones de las instituciones y, en especial, de colectivos que están directamente relacionados con el tema, como las de la ciudadanía a nivel individual. 

¿Puede adelantar las previsiones para el próximo 25N?

Estamos cerrando con distintos colectivos. La semana pasada ya mantuvimos una reunión con la Red Feminista que nos confirma que va a haber manifestación. De aquí a allá esperemos que no cambie la situación. Habrá una campaña también de discusión, de visibilización y de concienciación sobre violencia machista, como todos los años y tendremos unas jornadas donde quitaremos el foco de la víctima porque no queremos volver a victimizar a la mujer en la violencia. El año pasado nos centramos en la sociedad para decir lo que implica callarse. Hay que movilizarse y denunciar. No es un problema de puertas adentro de una familia ni de una pareja sino social. Este año queremos que, además de quitar, como ya hicimos en 2020, el foco de la mujer, ponerlo en quién causa el problema, en que hay que trabajar con los hombres esos inicios de la violencia que sabemos que va por grados. Vendrá Elena Terreros a dar una charla, una psicóloga que trata con hombres que ejercen o han ejercido la violencia sobre la mujer. A la víctima seguiremos acompañándola y permaneceremos con ella, dándole todo tipo de ayuda y las prestaciones necesarias. Con la víctima se seguirá trabajando desde el área social y psicológica, desde el de las trabajadoras, educadoras y orientación laboral, pero queremos dirigirnos también al género masculino.

Hábleme de su opinión sobre la violencia vicaria, que ha adquirido relevancia en los últimos tiempos con el caso, por ejemplo, del padre de Tenerife.

Es la mayor violencia sobre una mujer, porque ataca a lo que más quieres, a los hijos. No acabará nunca. En el caso, por ejemplo, de Tenerife, fue muy duro no haber sabido dónde estaban esas niñas. Tiene una complicada solución. Se trata de un problema que nos atañe a todos y que parte de un patriarcado y una sociedad desigual. Cuando alguien te castiga a través de tus hijos por ser mujer y querer dejar la relación es imposible lograr una sociedad equitativa.  

Otro tema de actualidad es la polémica sobre el borrador de la nueva ley de transexualidad a nivel nacional donde parte del feminismo recela de una norma que las afectadas demandan para mejorar sus vidas…

Hay que sentarse, hablar e intentar alcanzar puntos de encuentro. No podemos permitirnos el lujo de ver cómo retroceden los derechos y, mucho menos, en materia legal, porque hasta ahora la igualdad que sí teníamos plena era la legal. En los puntos de desacuerdo hay que buscar acuerdos entre las distintas posturas, es fundamental para avanzar. Los derechos deben consolidarse y hay que tratar de conciliar las posturas. 

Compartir el artículo

stats