Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

El Insular ve "carencias" en el estudio que lo sitúa como tercer hospital con más quejas en Urgencias

El Centro asegura que sólo han subido las reclamaciones relativas a la información que se da a los familiares de los pacientes, a consecuencia del protocolo Covid

Hospital Universitario Insular de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

Las urgencias del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria son las terceras de todo el país que más quejas generan, solo por detrás de los hospitales de La Paz (Madrid) y A Coruña. Así lo recoge el informe anual de la Asociación El Defensor del Paciente, donde advierten que «el déficit de personal y los problemas estructurales del Servicio de Urgencias del Insular de Gran Canaria también han dado mucho que hablar llegando a un punto insostenible ante la marcha de 36 médicos en los últimos cinco años». La Asociación explica que las quejas que recibe de los usuarios de la sanidad pública respecto a las urgencias son similares en todo el país: «pacientes hacinados por falta de espacio, insuficiente número de camas, horas de espera hasta recibir asistencia, colapso brutal, errónea gestión organizativa, etcétera».

La directora gerente del Complejo Hospitalario Insular Materno Infantil de Gran Canaria, Alejandra Torres, asegura que respecto al 2019, sólo ha subido el número de reclamaciones registradas en Urgencias del Hospital Insular relativas a la información que se da a los familiares de los pacientes; mientras que el resto, de índole asistencial y organizativo, han disminuido. «Han aumentando aquellas por falta o deficiencia de información a los familiares de los pacientes y también por desacuerdo con las normas del Centro. Esto puede tener una explicación lógica, porque con las fases epidemiológicas por Covid hemos tenido que restringir el acceso de los familiares, y esto se percibe como un déficit de información con respecto a la época prepandemia».

Torres mostró su desacuerdo con los datos aportados en el informe del Defensor del Paciente, por falta de rigor en la metodología. «En la página que dedican al análisis de las Urgencias, no deja nada claro cuáles son los criterios que han utilizado para establecer el ranking. Para empezar, el nombre está mal, hablan del Complejo Hospitalario Universitario Insular, cuando es Insular-Materno Infantil, con lo cual no podemos saber si se están refiriendo solo a las urgencias generales, o incluyen las gineco-obstétricas y las pediátricas». También echa en falta los criterios de valoración, si se mide en base al número de reclamaciones o por las características de las mismas; además de que no se relaciona el número de reclamaciones con el de habitantes o de urgencias atendidas. «No se atiende el mismo número de pacientes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla o La Paz de Madrid, que tienen una población muy superior a la nuestra. El informe, desde el punto de vista metodológico, tiene bastantes carencias. Nunca hemos negado desde esta Gerencia las dificultades que se están teniendo en el Servicio de Urgencias, pero utilizar eso para que todo valga no me parece de recibo. Primero, porque es una forma de denostar el trabajo que hacen los profesionales del Centro, y segundo, porque es alarmar a la población del área Sur sin ningún tipo de motivos», apuntó Torres.

Lo cierto, es que el informe del Defensor del Paciente presentado ayer no detalla cuántas de las 303 quejas que recibió el año pasado en Canarias -169 en la provincia de Santa Cruz de Tenerife y 134 en la de Las Palmas- corresponden a ese servicio de urgencias, pero si incluye un «ránking» de cuáles son los hospitales de los que más denuncias recibe. Lo encabeza el Hospital Universitario de Canarias (HUC), de Tenerife; seguido por el Insular de Gran Canaria; Nuestra Señora de La Candelaria de Tenerife, el Hospital Universitario Doctor Negrín, de Gran Canaria; y el Doctor José Molina Orosa, de Lanzarote.

Las cuestiones relativas a los hospitales que más descontento generan en Canarias son, las urgencias, las listas de espera, el servicio de cirugía general, el de traumatología y el de ginecología y obstetricia. De las 303 quejas recibidas, 18 corresponden a casos en los que el paciente falleció. «Los asuntos han aumentado en 50, lo que supone una subida del 16%. Pero, sin tener en cuenta los datos del año pasado, en el que las intervenciones se redujeron y suspendieron como consecuencia del Covid-19, la comunidad canaria registra la cifra más baja de denuncias de la última década, al año se suelen suceder 351 casos», recoge el informe.

Compartir el artículo

stats