Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sanidad canaria arrastra un déficit de 2.700 enfermeras y fisioterapeutas

Satse convoca movilizaciones los días 10 y 24 de febrero para exigir un incremento de la plantilla, el cumplimiento de los ratios por población y la estabilización del personal

La sanidad canaria arrastra un déficit de 2.700 enfermeras y fisioterapeutas

La sanidad pública canaria arrastra un déficit de 2.000 enfermeras y 700 fisioterapeutas. De ahí que enfermeros y fisioterapeutas hayan llegado a su punto de ebullición. El sobreesfuerzo que han realizado durante la pandemia ha acabado por pasarles factura y ni siquiera el personal de refuerzo contratado es suficiente como para paliar el déficit histórico que padecen ambas profesiones en el Servicio Canario de la Salud (SCS). Ante una situación que ha estado prolongándose - y agravándose- durante casi 20 años, y comprobando que las respuestas no hacen más que demorarse, los profesionales han decidido volver a salir a las calles para pedir que sus condiciones laborales mejoren.

Las movilizaciones se dividirán, por el momento, en dos convocatorias. La primera se realizará el 10 de febrero y estará dedicada a los profesionales de Atención Primaria. Será el momento entonces de que los profesionales reivindiquen la necesidad de ampliar las plantillas de profesionales en los centros de salud para que se adecúen a las necesidades poblacionales y se acerquen más a la media de otros países de la Unión Europea. El 24 de febrero los protagonistas serán los profesionales de los hospitales, que reivindicarán un aumento de la contratación para que se pueda afrontar la atención sin necesidad de hurtar tiempo de descanso con continuos doblajes o repetidos turnos en noches y fines de semana.  

Estas movilizaciones, sin embargo, no esperan tener una alta afluencia. "En una situación como la actual no nos planteamos sacar a todos los trabajadores de Atención Primaria, probablemente hagamos concentraciones pequeñas con algunos delegados y voluntarios en cada centro", explica el secretario general del sindicato de enfermería Satse en Canarias, Leopoldo Cejas. Al contrario, esta movilización quiere ser, de momento, "una llamada de atención". "Queremos que se note que la gente está molesta por la gestión que se está realizando y se empiece a planificar mejor", recalca Cejas. 

Cada año se gradúan 500 enfermeros en Canarias, pero se jubilan o abandonan la profesión 700

decoration

La exigencia principal de los enfermeros y fisioterapeutas es "apostar de forma definitiva por un aumento real de la plantilla". Para ello, sin embargo, se requiere un cambio profundo que empieza en la universidad. "Las universidades y la Consejería de Sanidad se deben poner de acuerdo para aumentar el cupo de nuevos alumnos progresivamente", insiste Cejas, que considera que tendría que aumentar la capacidad formativa entre un 15 y un 20% para dar respuesta a las demandas sociales. "Cada año se gradúan 500 enfermeros nuevos en Canarias, pero se jubilan o abandonan la profesión 700, por lo que estamos muy justos", resalta el secretario general. Cejas, además, muestra su preocupación por altas y preocupantes tasas de profesionales que no se sienten contentos con su trabajo. “Seis de cada diez dejarían la enfermería si tuvieran una alternativa; es desalentador”, resalta. 

Para llegar a la media de la Unión Europea, Canarias debería contratar a 2.000 enfermeras

decoration

La exigencia principal de los enfermeros y fisioterapeutas es "apostar de forma definitiva por un aumento real de la plantilla". Para ello, sin embargo, se requiere un cambio profundo que empieza en la universidad. "Las universidades y la Consejería de Sanidad se deben poner de acuerdo para aumentar el cupo de nuevos alumnos progresivamente", insiste Cejas, que considera que tendría que aumentar la capacidad formativa entre un 15 y un 20% para dar respuesta a las demandas sociales. "Cada año se gradúan 500 enfermeros nuevos en Canarias, pero se jubilan o abandonan la profesión 700, por lo que estamos muy justos", resalta el secretario general. Cejas, además, muestra su preocupación por altas y preocupantes tasas de profesionales que no se sienten contentos con su trabajo. "Seis de cada diez dejarían la enfermería si tuvieran una alternativa; es desalentador", resalta. 

Para planificar correctamente el aumento de personal, el sindicato apuesta por sacar adelante la Ley de Seguridad del Paciente. Una vez entrara en vigor esta normativa, se podría vigilar si se cumplen los estándares de plantilla en todos los centros de salud y hospitales de España, y así se podría "determinar dónde hacen falta" más profesionales. Por último, Satse insiste en la necesidad de comenzar a trabajar en un proceso de jubilaciones anticipadas. "Sabemos que ahora no es el momento, pero la situación actual no debe impedir planificar para el futuro", insiste. Además de estas tres grandes peticiones, los profesionales también abogan por la estabilización, permitir el retorno de profesionales y hasta revisar cuestiones económicas. "Nuestros sueldos se encuentran por debajo de los de la Unión Europea, y merecemos una retribución justa", concluye.

Compartir el artículo

stats