Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INCENDIO DE SIERRA BERMEJA

Incendio en Pujerra: ¿Cuánto tardará el pinar de Sierra Bermeja en regenerarse?

El pinsapar requerirá de la siembra para su recuperación, que tardará "varios decenios" - Denuncian que "no se ha hecho nada" en prevención ni vigilancia

Contraste de las zonas abrasadas por el fuego y las que se mantienen verdes. / INFOCA

El Consejo de Ministros aprobó este lunes volver a declarar como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, lo que se conoce habitualmente como zona catastrófica, el entorno de Sierra Bermeja.

En este caso se trata de las casi 5.000 hectáreas calcinadas en la finca de La Resinera donde se originó el segundo incendio en este espacio natural en menos de un año. 

Esa superficie arrasada se une a las cerca de 10.000 hectáreas que se quemaron en septiembre del año pasado y que están ahora en pleno proceso de regeneración natural.

La portavoz del Ejecutivo de Pedro Sánchez, Isabel Rodríguez, aclaró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esa declaración se extiende, en general, a las comunidades autónomas que se han visto afectadas por los incendios "de última generación" sufridos durante la última ola de calor, donde se incluyen Andalucía, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Navarra, Valencia y Murcia.  

Esta declaración se traduce en ayudas y compensaciones económicas tanto a particulares como instituciones públicas para reponerse ante una catástrofe concreta, en este caso, un gran incendio en Pujerra.

Así ha quedado la zona afectada por el incendio de Pujerra, ya extinguido.

Con el contador a cero

De manera que mientras la zona más cercana a JubriqueGenalguacil Estepona avanza en su proceso de regeneración natural desde hace nueve meses, en el entorno de Pujerra "se pone el contador a cero", tal y como ejemplifica Andrés Pérez Latorre, profesor en el departamento de Botánica y Fisiología Vegetal en la Universidad de Málaga, además de miembro del Comité Científico designado por la Consejería de Medio Ambiente para hacer precisamente el seguimiento de esa recuperación del bosque.

"Por lo que hemos estado viendo, la regeneración es bastante buena. El ecosistema de serpentinas de Sierra Bermeja, que es único en el mundo, se está comportando según lo esperado salvo el pinsapo, que no se regenera después de los incendios y hay que ayudarlo con siembra y con plantación", explica Andrés Pérez, que añade que han cuantificado centenares de pinsapos quemados en las zonas periféricas de Los Reales. "Hubo una gran mortandad de pinsapos. Es cierto que la parte central, el núcleo, donde están los pinsapos más viejos, parece que se salvó pero en la zona periférica se quemaron cientos sin ninguna duda".

Este profesor señala que el pino resinero necesitará entre 15 y 20 años para recuperar la masa forestal que se ha perdido con el incendio y que ese período de regeneración se extenderá durante «varios decenios» en el caso del pinsapo después de su replantación de la que, por cierto, aún no tiene noticia de que hayan comenzado.

"Los pinsapos no se regeneran después de un incendio. El pino pinaster en cuanto pasa el incendio las piñas se abren con el calor y los piñones también. Después del incendio aparecen muchas plántulas de pino".

Más rápido será el matorral, que en cuatro o cinco años habrá recuperado su aspecto habitual, un aspecto clave para la supervivencia de las especies animales que habitan la sierra. "Las formaciones arboladas tienen más capacidad de retención de CO2 pero hay que tener en cuenta que todos los animales y las especies protegidas viven en el matorral, no en los árboles".

Y más allá de la importancia ecológica del pinsapo como abeto singular, hay muchas más especies endémicas que se han visto amenazadas por los incendios. De hecho, de muchas de ellas se presupone que están calcinadas y queda estudiar si han conseguido rebrotar.

"Tenemos endemismos que solo son una población con 15 o 10 individuos y no hay más en todo el planeta. Especies como esa están en la zona incendiada y no sabemos si se han regenerado. Si no, habremos perdido una especie lo cual sería bastante grave".

"No se ha hecho nada"

Andrés Pérez critica «como ciudadano» que tras el primer incendio "no se ha hecho nada" para aumentar la protección de Sierra Bermeja, más allá de actuaciones forestales de retirada de madera quemada y construcción de barreras para evitar la erosión.

"No hay vigilancia, no hay trabajo forestal de prevención en el invierno en los carriles para quitar la vegetación más pirófila. Y los ayuntamientos de la zona tienen que aumentar la dureza de la decisión de protección para esa sierra o la perderemos del todo", insiste Pérez.

En cuanto al comité científico creado por la Junta para hacer el seguimiento del postincendio en la zona, afirma que solo se ha convocado dos veces y que la última fue en abril. "Allí se nos informa de las tareas, no es un foro científico asambleario donde podamos decidir. La Consejería de Medio Ambiente viene con sus actividades y nos informa, pero no se decide allí lo que hay que hacer y lo que no, que quizás sería lo interesante". Para este nuevo incendio, aún no hay convocatoria.

Compartir el artículo

stats