El Consejo Escolar plantea regular la IA y las adicciones junto al uso del móvil

Apuesta por un protocolo general en Canarias, con capacidad de adaptación a la realidad de cada centro, consensuado con expertos, familias, alumnado y equipos docentes

Un alumno utiliza el móvil durante una clase.

Un alumno utiliza el móvil durante una clase. / LP/DLP

María Jesús Hernández

María Jesús Hernández

El Consejo Escolar de Canarias trabaja ya en un informe sobre el uso y la formación en torno a las nuevas tecnologías en el ámbito educativo, que arroje luz no sólo acerca de la utilización de los móviles y otros dispositivos electrónicos en los centros educativos, sino sobre la Inteligencia Artificial (IA) y los problemas de salud mental derivados del mal uso de las tecnologías en los menores. «El tema es más amplio que los móviles, preocupa también el uso de la Inteligencia Artificial para generar vídeos, que surgió a principios de curso, las adicciones o los problemas de salud mental. No se trata solo del móvil, también se han dirigido al Consejo familias preocupadas por el uso de pantallas digitales en las aulas de Educación Infantil, por ejemplo», indicó la presidenta del Consejo Escolar de Canarias, Natalia Álvarez.

La Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias, ha solicitado al Consejo Escolar de Canarias, máximo órgano de participación y asesoramiento del Ejecutivo Autonómico en materia educativa, una consulta sobre la posible regulación regional del uso de teléfonos móviles y otros dispositivos en los centros educativos del Archipiélago. Una demanda bien acogida por parte del Consejo que ve «interesante» tener un protocolo general con capacidad de adaptación a la realidad de cada centro o comunidad educativa.

Natalia Álvarez insiste en la necesidad de que exista un equilibrio entre la existencia de un protocolo, el respeto a la autonomía de los centros y la participación de expertos y de todos los sectores de la comunidad socioeducativa -familias, alumnado, equipos docentes-.

Entre los aspectos a tener en cuenta de cara a la regulación del uso de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo, el Consejo Escolar destaca la edad en primer lugar, y asegurar que el alumnado termina la Secundaria (16 años) comprendiendo con actitud crítica los contenidos digitales que se encuentran en los dispositivos y evaluar la fiabilidad de las fuentes y evitar la desinformación. «Así que probablemente no se trate solo de prohibir, habrá que formar».

«Probablemente no se trate solo de prohibir, habrá que formar», señala Natalia Álvarez, presidenta del Consejo Escolar

También consideran prioritario las implicaciones para la convivencia escolar, teniendo en cuenta que muchos de los casos de acoso se prolongan en redes sociales.

Álvarez añade que, dado que muchos centros ya tienen su regulación en las normas de organización y funcionamiento, «sería interesante tener datos concretos sobre estas regulaciones». Pone como ejemplo de modelos adoptados en algunos centros, la prohibición a los alumnos de utilizar móviles o dispositivos de reproducción o grabación de audio y vídeo durante el horario lectivo, salvo de forma excepcional por causas debidamente autorizadas por el profesorado o la directiva; o para desarrollar actividades específicas, previstas en la programación.

«Este es el punto de partida sobre el que estamos trabajando para empezar a profundizar y debatir con los distintos sectores que participan en el Consejo Escolar. Vamos a revisar distintos informes de expertos tanto nacionales como internacionales. Asimismo estamos viendo lo que han hecho o están haciendo otras comunidades, en contacto con sus consejos escolares, apuntó Álvarez. «A lo largo del curso seguiremos trabajando todo lo relacionado con las nuevos tecnologías con foros de debate. Especialmente importante son todos los aspectos relacionados con la salud mental de los menores, y especialmente las adicciones».

Para José Manuel Cabrera, viceconsejero de Educación del Gobierno de Canarias, el informe en el que trabaja el Consejo Escolar será determinante para decidir si se mantiene el modelo actual donde cada centro determina sus normas, o que den un paso más allá y se cree un marco regulatorio regional que plantee hasta donde se puede hacer uso del móvil u otros dispositivos electrónicos en los centros educativos. «Queremos saber si es necesario ir más allá y que no sean solamente los centros los que determinan las normas, sino que exista un marco regulatorio regional que indique hasta donde se puede hacer uso del teléfono móvil en los centros educativos. Vamos a seguir la línea de actuación que nos plantee el Consejo Escolar de Canarias a través de su informe».

Pros y contras del ‘m-learning’

Aprendizaje electrónico

El mobile learning o m-learning es una rama del aprendizaje electrónico o e-learning que se realiza a través de dispositivos móviles. Son un conjunto de metodologías de enseñanza-aprendizaje mediante tecnología móvil para su uso dentro del aula. Cuando se realiza a través de una tableta, no suele haber muchas discrepancias entre el profesorado sobre su uso en el aula, sin embargo, cuando se trata de teléfonos móviles, hay opiniones dispares, de forma que hay comunidades autónomas que fomentan y avanzan en el uso del m-learning incluso con telefonía móvil, mientras que otras prohiben expresamente el uso de los teléfonos móviles en el aula.

Beneficios

El m-learning permite aprender en cualquier lugar, tanto dentro del aula como en las zonas exteriores del centro educativo; desarrolla las competencias digitales del alumnado promueve el uso de las metodología activas; potencia el trabajo cooperativo y colaborativo por medio de diversas tareas y herramientas; mejora la presentación de los trabajos y proyectos gracias a las herramientas digitales; potencia la creatividad artística y audiovisual; facilita la adaptación de contenidos para la atención a la diversidad; reduce el material que el alumnado debe llevar al aula; y favorece la comunicación entre el alumno y el docente gracias a las plataformas digitales, y la comunicación entre el docente y los padres.

Inconvenientes

Se corre el riesgo de un uso indebido del dispositivo por parte del alumno, punto donde se focaliza la gran controversia; y además, existe una escasa variedad de programas gratuitos de calidad; problemas con el tratamiento de los datos de los alumnos; el uso excesivo de dispositivos digitales puede generar problemas de visión; necesita una adecuada formación por parte de los docentes; y puede generar comparaciones entre el alumnado por la calidad o marca del dispositivos.