La falta de camas en el Hospital Insular lleva a atender a pacientes oncológicos en Urgencias

La Asamblea 7 Islas denuncia la situación que se vive en el centro

El colectivo pide a la Consejería de Sanidad que ejecute acciones eficaces

Pacientes en un pasillo de Urgencias del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, en una imagen de archivo.

Pacientes en un pasillo de Urgencias del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, en una imagen de archivo. / LP/DLP

La falta de camas en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria ha hecho que algunos pacientes oncológicos tengan que ser atendidos en Urgencias ante la imposibilidad de recibir asistencia en planta. Así lo puso de manifiesto ayer Octavio Sánchez, portavoz de la Asamblea 7 Islas. «Un caso cercano lo encontramos en un familiar de un compañero, que fue diagnosticado de cáncer de pulmón y pasó más de una semana en el área. El pasado viernes recibió el alta y está a la espera del resultado de la biopsia para empezar un tratamiento», apostilló el representante del colectivo, que además informó de que en la mañana de este lunes había una veintena de enfermos en los pasillos de Urgencias. «Estas escenas no se pueden permitir. Pedimos a la Consejería de Sanidad que ejecute medidas eficaces para resolver el problema», reivindicó. 

No obstante, según comunicaron desde el centro de referencia del área sur de la Isla, el nivel de asistencia en el servicio se encontraba hoy en la media habitual, que ronda entre las 200 y 220 personas. Entre las patologías más frecuentes destacan las infecciones respiratorias, fundamentalmente los cuadros de gripe. «Los pacientes están subiendo a planta y los enfermos oncológicos tienen prioridad», aseguraron desde el complejo. 

Otras fuentes hospitalarias consultadas por este medio garantizaron que el área de Urgencias ha registrado en los últimos días un aumento de la demanda asistencial. «Hay pacientes que esperan más de 10 días para pasar a planta. Por desgracia, este tipo de situaciones se van normalizando cada vez más. Creemos que las Navidades van a ser complicadas porque ya estamos viendo un incremento de la demanda», alertaron.

Desde el complejo aseguran que los enfermos están siendo derivados a planta

En el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, también se ha apreciado una mayor afluencia de enfermos en Urgencias por infecciones respiratorias. Sin embargo, tal y como confirmaron desde el centro, «el servicio está funcionando con normalidad» y el promedio diario de pacientes se sitúa en 250. Lo mismo sucede en los hospitales Nuestra Señora de Candelaria y Universitario de Canarias, donde las cifras se encuentran dentro de la media habitual. 

A juicio de Octavio Sánchez, el panorama que se vive en el Hospital Insular es «preocupante». Por eso, la agrupación exige a la Consejería de Sanidad que mejore la calidad asistencial. «El caso del Insular es vergonzoso. Los familiares de los pacientes no cuentan con una sala de espera en Urgencias y se amontonan en la calle. Además, la falta de camas en planta lleva a muchas personas mayores y pluripatológicas a permanecer en un pasillo durante muchos días, en unas camas que son muy incómodas», aseveró. 

En este sentido, Sánchez puso de relieve el déficit de plazas sociosanitarias que existe en el Archipiélago, un conflicto que el sindicato quiere abordar con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. «Ya hemos solicitado mantener una reunión y estamos pendientes de la fecha. Solo en el Hospital Insular hay 50 personas que han recibido el alta y que deberían estar en centros sociosanitarios», subrayó el representante de la Asamblea 7 Islas.

Otro de los asuntos que inquieta al grupo es la situación del personal. Y es que, en palabras de Octavio Sánchez, «los profesionales de Urgencias están agotados», no solo por la carga asistencial, también por lo que supone para ellos trabajar en estas condiciones. «Sufren por ver a la gente sufrir y por no poder prestarles a los pacientes la atención que se merecen». 

La agrupación ha solicitado mantener una reunión con el presidente del Gobierno de Canarias

Hay que recordar que la Consejería de Sanidad puso en marcha a finales de octubre los centros polivalentes anexos a los hospitales Juan Carlos I y Nuestra Señora de Candelaria, unas construcciones que nacieron con el propósito de aliviar la presión en los principales hospitales de las islas capitalinas. En el primero ya hay 40 pacientes ingresados con patologías crónicas y enfermedades neurológicas. También están siendo derivadas las personas que se encuentran en proceso de rehabilitación tras sufrir fracturas o haberse sometido a intervenciones traumatológicas, así como aquellas que requieren cuidados de enfermería que no pueden recibir de forma ambulatoria. La infraestructura contará con un total de 95 camas. 

«El edificio anexo al Hospital Juan Carlos I ha sido un desahogo muy importante tanto para el Insular-Materno como para el Doctor Negrín», valoró el pasado viernes la consejera de Sanidad del Ejecutivo autonómico, Esther Monzón.

En Tenerife, en cambio, hay una treintena de pacientes en el nuevo espacio, que fundamentalmente sufre afecciones respiratorias. La construcción tiene un aforo de 76 camas, que se suman a 12 puestos de Hospital de Día.

Asimismo, desde el 16 de octubre, la administración sanitaria firmó el contrato que dio luz verde a la demolición del antiguo Colegio Universitario de Las Palmas (CULP). La parcela, de 10.724 metros cuadrados, permitirá crecer al Hospital Insular.