Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Heridos cinco funcionarios en dos agresiones en la cárcel de Villena

La asociación TAMPM denuncia que el centro es el más peligroso del país por el número de altercados y culpa a la dirección de la situación

Uno de los funcionarios agredidos en Villena, con lesiones en el cuello

La cárcel de Villena ha registrado este pasado lunes nuevos altercados que han provocado lesiones a cinco funcionarios en dos agresiones y daños en una celda donde un interno causó un incendio y se tragó varias cuchillas, según denuncia en un comunicado la asociación de trabajadores penitenciarios 'Tu abandono me puede matar' (TAMPM). Los incidentes han ocurrido en el departamento de aislamiento, donde cumplen condena los internos más peligrosos y conflictivos, y TAMPM asegura que la cárcel de Villena puede ser actualmente la más peligrosa de España por las numerosas agresiones, peleas entre bandas e incendios provocados por los internos.

El primer altercado ocurrió sobre las doce del mediodía del lunes cuando un interno realizaba una llamada de teléfono y fue reprendido por un jefe de Servicios porque estaba fumando en una zona prohibida. Según TAMPM, la reacción del preso fue lanzarle el teléfono al trabajador, a quien comenzó a amenazar gritando que «voy a hacer lo que me salga de los cojones, os voy a partir por la mitad... Ya he matado a un funcionario y me da igual matar a otro».

Dos funcionarios se acercaron para tranquilizarlo y el interno cogió una silla y les golpeó en la cabeza, aunque los trabajadores se protegieron con los brazos y sufrieron politraumatismos y un corte. Ambos recibieron asistencia en la enfermería de la prisión, según TAMPM, que critica que el director no haya atendido su petición de poner cabinas de teléfono para evitar estos incidentes.

El lunes por la tarde ocurrió el segundo altercado en aislamiento. TAMPM explica en un comunicado que un interno de unos 30 años que ha protagonizado numerosos altercados y agresiones a otros presos y trabajadores atacó a unos funcionarios cuando regresaba a su celda. Usó un palo de escoba y a puñetazos y patadas acabó lesionando a tres funcionarios, los cuales recibieron asistencia en el hospital por heridas en ojo, frente pómulos, y antebrazos al protegerse de los golpes, afirma la asociación, que reclama medios de protección para trabajar.

Un tercer preso causó por la noche un incendio en su celda y se tragó cuatro cuchillas, todo ello para poder salir al hospital «para ver a las enfermeras, como así contó a los funcionarios», señala TAMPM, que culpa a la dirección del centro de la situación por su «ineficaz gestión» y responsabiliza al director «de la deriva violenta de esta prisión».

Desde Instituciones Penitenciarias confirmaron el incidente con el preso que se tragó cuchillas y la agresión del interno con palo de escoba, aunque precisaron que se trata de una persona con patologías mentales.

Compartir el artículo

stats