Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Chile al tatami de San Juan

Catorce jóvenes del norte del país andino y un brasileño acuden a la ciudad para prepararse en un arte marcial de 3.000 años de antigüedad

Arriba, el grupo de visitantes chilenos, junto a personal del Ayuntamiento de Telde, ayer.

Arriba, el grupo de visitantes chilenos, junto a personal del Ayuntamiento de Telde, ayer. SANTI BLANCO

Han hecho un largo camino -más de 30 horas de viaje-, pero aún les quedará otro largo desplazamiento antes de dar por culminada su aventura. Catorce jóvenes sudamericanos -trece de ellos procedentes de Chile y el restante, de Brasil- se encuentran desde ayer en Telde para participar en una curiosa actividad: asistir a un curso de formación en un arte marcial antes de continuar su ruta hasta Japón.

Bujinkan dojo es el nombre del sistema que se pretende mostrar a los chicos. Son alumnos de la escuela que Jorge Frías dirige en Antofagasta, al norte de Chile, y que se dedica a la preservación, la enseñanza y la difusión del legado del maestro Toshitsugu Takamatsu. Este es el mismo objetivo que tiene la academia de Telde que dirige Pedro Fleitas en la zona del Punto Fielato. Y Fleitas ha sido maestro de Jorge en las últimas décadas. El anfitrión, que condujo a la expedición hasta el salón de plenos de Telde para ser recibidos por la alcaldesa María del Carmen Castellano, explicaba este viernes que el bujinkan dojo -que algunos relacionan de forma exclusiva, y erróneamente, con el ninjitsu- tiene más de 3.000 años de antigüedad y no posee carácter competitivo.

"La formación no solamente se refiere al entrenamiento en sí del arte marcial, sino también a la adquisición de nociones en el campo de la medicina, pues son dos cosas que siempre han ido unidas", concretaba en una recepción a la que también acudió el concejal de Cultura, Daniel Martín. Y es que, además de aprender maniobras sobre el tatami, los jóvenes adquirirán este fin de semana conocimientos como terapeutas en el método balance, que tan buenos resultados ha dado para afrontar los problemas de espalda y otras patologías.

La regidora les dio la bienvenida y les agasajó con una serie de obsequios y placas. De entre los obsequios, el que más llamó la atención fueron las tejas que los alumnos del centro ocupacional Petra Lorenzo les decoraron.

Así, tras el protocolario turno de intervenciones, y después de observar con detenimiento las virguerías de madera que adornan el salón de plenos, la expedición andina se animó a darse un garbeo por la plaza de San Juan.

Poco antes habían hecho lo propio por los lugares más emblemáticos del casco. Cuando acaben con su aprendizaje tomarán otros aviones para aterrizar en el país del sol naciente, donde Maasaki Hatsumi, el actual heredero del bunkindan dojo, los recibirá junto a Fleitas. Hatsumi es el poseedor de los pergaminos correspondientes a las nueve artes marciales antiguas practicadas tanto por los ninja como por los samurai.

Compartir el artículo

stats