Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla municipal y los bancos se llevan la mitad del presupuesto local

El consistorio vuelve a apostar por unas cuentas austeras con sólo cuatro millones para pagar expropiaciones

Mª del Carmen Castellano, alcaldesa de Telde

Mª del Carmen Castellano, alcaldesa de Telde

Sueldos y bancos. Estos vuelven a ser los principales protagonistas del presupuesto general del Ayuntamiento de Telde para el presente año. La Junta de Gobierno de PP, CC y CCN tiene previsto dar este mediodía el primer 'sí' a un documento en el que la austeridad vuelve a ser la nota predominante. En este caso, eso sí, la leve mejoría experimentada por las arcas municipales permitirá a la alcaldesa María del Carmen Castellano afrontar el año electoral con una mejor disposición de fondos. Salarios y entidades financieras absorberán, en definitiva, el 52% de las cuentas.

Entre otras cosas, en 2015 se producirá un ligero aumento del dinero a manejar. Si en 2014 el presupuesto ascendió a 78,71 millones de euros, el importe se sitúa ahora en los 80,59 gracias, entre otras cuestiones, a los buenos porcentajes obtenidos en la gestión recaudatoria de la mano de la empresa Valora.

Además, la dirigente popular recalca que las políticas de ajuste desarrolladas durante los tres primeros años del mandato y las renegociaciones de créditos se han traducido en un paulatino descenso de la deuda que anualmente se debe afrontar con los bancos. Tal es así que en el presente ejercicio serán 14,62 los millones que se devuelvan a las entidades frente a los poco más de 16 que se atendieron hace justo un año. "Podemos respirar un poco más", sintetizó este lunes Castellano tras ser interpelada por la filosofía de unas cuentas que tendrán que ser gestionadas por dos gobiernos: el actual y el que salga de las urnas.

Como era de esperar, los costes de la amplia plantilla municipal encabeza el listado de gastos. Telde deberá destinar 27,78 millones de euros a cumplimentar las nóminas de las cerca de 780 personas que a día de hoy conforman su plantilla. La relación oficial de puestos de trabajo fija en 1.035 el número de empleados, pero en esta cifra se incluyen también las 348 plazas que se mantienen vacantes.

Este importe experimenta un pequeño incremento de medio millón de euros debido, según explicó ayer la concejala de Personal, Herminia Demetrio, a la inclusión en el mismo de 14 nuevos puestos de trabajo en el cuerpo de la Policía Local, donde se pretende, de un lado, nombrar a un inspector, un subinspector y cinco oficiales y, del otro, aumentar el contingente de agentes en la calle con la convocatoria oficial de seis plazas.

Los fondos para gastos corrientes y servicios -un baúl gigantesco en el que se incluyen el pago de contratos básicos, como el de la recogida de basura, los parques y jardines y el alumbrado- se mantienen también en unos registros muy parecidos a los que ya se manejaron en el ejercicio anterior. Y tampoco hay grandes novedades en capítulos como los Servicios Sociales -que dispondrán de dos millones de euros y la colaboración del Gobierno de Canarias y el Cabildo insular- y el pago de sentencias devenidas por expropiaciones. En este último apartado, el gobierno parece haber ignorado las recomendaciones del ya exinterventor municipal Enrique Orts, que sugería reservar una partida de 10 millones para atender este tipo de obligaciones y que ahora, ya jubilado, tendrá que ver cómo el tripartito ha querido destinar apenas cuatro millones a tal fin.

Sea como fuere, los presupuestos, que se elevarán a pleno el 2 de marzo si no hay cambios, nacen con el rechazo de los sindicatos. Demetrio trató de convencer ayer a las centrales, pero estas le negaron su respaldo aduciendo que la plantilla del Ayuntamiento no coincide con lo estipulado en su relación de puestos de trabajo (RPT).

La munícipe del PP pasó buena parte de la mañana de reunión en reunión y recalcó este lunes que la queja de las centrales no es nueva.

Compartir el artículo

stats