Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los negociadores barajan el miércoles como fecha tope para la firma del pacto

El tripartito estudia los flecos del documento provisional el fin de semana por separado y salvo sorpresas, las asambleas darán su aprobación el 8 de junio

Marino Alduán, Juan Sánchez, Celeste López, Gregorio Viera, Juan Pablo Rodríguez y Luis Betancor

Marino Alduán, Juan Sánchez, Celeste López, Gregorio Viera, Juan Pablo Rodríguez y Luis Betancor SABRINA CEBALLOS

El documento provisional del pacto de gobierno que negocian Nueva Canarias, Más por Telde y PSOE está prácticamente cerrado a falta de los famosos flecos y el miércoles podría ser, salvo sorpresa en las respectivas asambleas de los tres partidos, el día D para la firma del pacto que llevará las riendas del municipio el próximo mandato.

En una reunión de menor duración que las anteriores, al menos el receso para atender a los medios de comunicación fue más temprano que en otras ocasiones, los seis negociadores se dedicaron ayer a afinar el día a día del futuro gobierno de Telde y pusieron también los cimientos de la jerarquía que saldrá de la entente. Juan Pablo Rodríguez, uno de los dos representantes de Más por Telde, fue el encargado de hacer de portavoz del sexteto negociador, que se reunió esta vez en la sede de Nueva Canarias en el barrio de San Juan.

Tres fueron los acuerdos que presentó ayer Rodríguez -quien matizó que la jornada negociadora no se había acabado- y que no aportan mucho más de lo dicho hasta la fecha, pero sí que supone casi las últimas líneas por escribir de estas arduas conversaciones desarrolladas en estos días. En primer lugar, Juan Pablo Rodríguez expuso que "se han modificado las áreas para la mejora de la gestión municipal", que siguen siendo seis, pero se ha variado su estructura. Pero sin noticias de sus contenidos o denominación o el número de concejalías que lleva aparejada cada una. Cabe recordar que son 14 los departamentos municipales anunciados por los negociadores.

Además, se han establecido los mecanismos de coordinación municipal, que en principio solo contará con la ya conocida comisión de coordinación del pacto, un órgano colegiado que se encargará de solventar los problemas que puedan surgir del día a día en el Ayuntamiento de Telde. También se han acordado las tenencias de alcaldía para cada área de gobierno y lo que será en la práctica la acción de gobierno: las medidas prioritarias e iniciales, o lo que es lo mismo, el ADN de la nueva mayoría gobernante. Como en ocasiones anteriores, el portavoz de los negociadores se limitó a anunciarlas, pero no dio pistas de por donde irán los tiros, aunque a tenor de lo expresados por los tres futuros socios, las políticas sociales deberían entrar en esas urgencias.

Con todo el trabajo bastante avanzado a falta de los flecos, los representantes de los tres partidos en mesa de trabajo han fijado para el lunes la presentación del documento del preacuerdo. De hecho estarán el fin de semana, por separado, estudiando cómo rematar la faena y dejar expedito el camino para la firma del acuerdo.

"El lunes nos reuniremos en la sede de Más por Telde, más tarde que en las anteriores para finalizar el preacuerdo, que luego esperamos se lleve esa misma noche a las asambleas de cada partido y den su veredicto. Si sale aprobado, el martes se trabaja el documento final y los tres líderes lo ratificarían y convocarían a los medios para explicar la firma del acuerdo de gobierno", señaló Rodríguez, que, al igual que sus compañeros espera la finalización de un proceso negociador que llegará a siete sesiones. Hasta la fecha, la imagen de cordialidad y respeto es la que se ha querido transmitir, pero tampoco se ha ocultado que hay diferencias.

Con la táctica de los pies de plomo en cada paso dado, al menos ante los periodistas, los seis negociadores -Celeste López, Marino Alduán, Luis Betancor, Juan Pablo Rodríguez, Gregorio Viera y Juan Sánchez- han evidenciado que no ha sido un camino plácido el llegar al cierre de acuerdos, primero en la parte de programas electorales, y ahora , en esta última fase, con la organización de las áreas de gobierno, su distribución y peso específico en la nueva mayoría.

Juan Sánchez, acompañado por Luis Betancor en el patio del Palacio Rocha, sede de Nueva Canarias, bromeaba sobre los pactos en los que había participado y recordó el que firmó en 1987, que mandó a Francisco Santiago a la oposición. "Lo firmamos poco antes del pleno y duró cuatro años".

Compartir el artículo

stats