Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recuerdo de Echo brilla en Telde

Carmen Hernández, alcaldesa del municipio, descubre una placa conmemorativa en la casa de Playa del Hombre en la que vivió la escritora china San Mao en la década de los 70

Echo San Mao.

Echo San Mao. LP/DLP

La casa en la que durante años vivió la escritora Echo San Mao en Playa del Hombre exhibe desde ayer una placa conmemorativa en su recuerdo. Nacida en la China continental, pronto se mudó con su familia a Taiwán. Su espíritu inquieto le impulsó a pasar largas temporadas en países como Alemania, Estados Unidos o España, donde recaló en Madrid en 1967. Fue allí donde conoció a su futuro esposo, José María Quero, natural de Jaén. Con el tiempo, un intenso amor invadió su alma e inició junto a él un periplo que le llevó a recorrer el Sahara, Gran Canaria, Tenerife y La Palma.

Telde fue el lugar elegido por este feliz matrimonio para asentarse en la Isla. Por eso el número tres de la calle Lope de Vega del municipio se ha convertido en lugar de peregrinación para la comunidad asiática ya que en este rincón teldense San Mao tejió innumerables recuerdos felices junto a su pareja. Su estancia por una década le valió para relacionarse no sólo con vecinos de la zona debido a su carácter abierto y afable, sino también con el resto de la población china asentada en Gran Canaria.

Foco de atención mediática

El lazo de unión que tiene la popular escritora con la Isla es la razón por la que las cadenas chinas Canal 10 y CCTV4 llevarán a la Ciudad de los Faycanes a las pantallas del gigante asiático. Estas emisoras, centradas en la información educativa y en reportajes sobre rincones de diferentes ciudades a través del programa City to city -de similar estilo al formato español Callejeros viajeros-, se desplazaron ayer a la Playa del Hombre para grabar este reconocimiento por parte del ayuntamiento.

Los periodistas asiáticos aterrizaron en la Isla a principios de esta semana gracias a la iniciativa empresarial de un grupo de inversores interesados en estrechar lazos. Su idea, además, no es echar raíces en solitario, sino atraer a más capital chino. Con este objetivo se han volcado en la grabación, para su posterior difusión, de la cultura, costumbres, encantos, gastronomía y oferta educativa de Gran Canaria. Así, la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, se encargó ayer de recibir a toda la comitiva para celebrar un acto de gran significado para ellos.

Relatos con sello canario

Echo San Mao, cuyo nombre real es Chen Ping, no cesó de colaborar con periódicos y revistas taiwanesas a las que enviaba escritos y relatos cortos. En sus palabras destilaba, incluso, detalles y acontecimientos que tenían lugar en el Archipiélago. Por el trabajo de Quero se trasladó a Tenerife y La Palma, donde también fue feliz hasta que su alma se resquebrajó para siempre con la fatal muerte de su marido. Regresó a Telde, pero ya nada fue lo mismo hasta que en 1991 falleció en extrañas circunstancias en Taiwán.

Compartir el artículo

stats