Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno aboga por incluir en un programa social a la familia de Jinámar

El comisionado contra la Pobreza define de "padres magníficos" al matrimonio y cree que se debe procurar la reagrupación familiar porque es la mejor solución

El Gobierno aboga por incluir en un programa social a la familia de Jinámar

La familia de Jinámar a la que se le ha retirado la custodia de cuatro de sus cinco hijos es "un caso claro de pobreza y exclusión social", según declaró ayer Santiago Rodríguez, nuevo comisionado por la Inclusión Social y la Lucha contra la Pobreza del Gobierno de Canarias. Rodríguez, en su primera actuación en el cargo, destacó que "este es un problema que nos concierne a todos, este es uno de los rostros de la pobreza" y consideró que estos vecinos de Jinámar reúnen todos los requisitos para entrar en un programa de familias en riesgo de exclusión social. Además, abogó por la reunificación de todos sus miembros en el mismo entorno, aunque reconoció que esta decisión corresponde a Fiscalía de Menores y a la Dirección General del Menor y Protección de la Infancia.

Asimismo, admitió que deben mejorarse los protocolos de la administración pública para evitar que se repitan nuevos casos, aunque indicó que no "he venido aquí a criticar la gestión de ninguna institución, sino a conocer lo que ha ocurrido con esta familia".

El comisionado, quien hizo estas declaraciones junto al centro de salud de Jinámar y después de "haber estado en la vivienda del matrimonio, hablar con ellos, con algunos familiares y con vecinos", ahondó en su argumento sobre que esta familia muestra el rostro de la pobreza. "Nunca vamos a ver de una forma tan didáctica el rostro de la pobreza. Además, tengo que decir que es una pobreza heredada, la madre de los niños no fue inscrita creo que hasta tener 11 años, no ha encontrado una situación que le haya permitido salir de ese círculo de la pobreza, ni por tener estudios, que no los ha podido continuar, ni por tener un empleo que le haya permitido atender a las restricciones en el ámbito familiar. Lo mismo ha ocurrido con el padre, estamos ante un caso de grave pobreza económica, de pobreza cultural y cuando se unen estos dos factores podemos hablar de grave pobreza".

Rodríguez agradeció a los medios de comunicación su discreción y difusión pedagógica en el tratamiento de este asunto que ha concienzado a la sociedad y consideró que los principales problemas de Canarias son la pobreza y la exclusión social. "Cuando se hace una prelación de problemas, el paro aparece como el primer problema de Canarias y que conlleva a situaciones de pobreza, pero hoy tenemos a personas trabajando sus ocho horas y están en el umbral de la pobreza porque sus salarios no posibilitan que tengan una calidad de vida acorde al esfuerzo personal y físico que están realizando".

La situación de este matrimonio con cinco hijos, de los cuales solo la hija mayor vive en el domicilio de sus padres, se enmarca , según el comisionado por la Inclusión Social y la Lucha contra la Pobreza, "en una situación de pobreza agravada por un problema de formación y cultural agravada por una herencia de pertenencia a colectivos de pobreza severa y grave".

"Son unos padres magníficos"

Santiago Rodríguez recalcó la buena impresión que le habían causado los padres de los menores, a quienes valoró la gran disposición que han mostrado a colaborar para resolver este grave problema. "Me gustaría decir que la actitud de los padres no puede ser mejor, me he encontrado con unos padres fabulosos, no podemos en modo alguno encasillar dentro de una etiqueta negativa ni a los padres ni a su actitud ni a su comportamiento".

El responsable de Inclusión Social aplaudió que ambos "han reconocido públicamente que han cometido un error, han reconocido públicamente que merecen un castigo por ese error, pero les aseguro que si los conocen como yo les he conocido no podemos hablar en ningún momento de una familia desestructurada ni que haya abandonado a sus hijos, Es una familia que vive en la pobreza severa, esa es la situación real de estas personas, a quienes se les tuvo que atender antes. Tenemos que tener oficinas competentes a donde acudir, sin hacer el circuito de administraciones, sino recibir información veraz, eficaz y eficiente que en un solo acto resuelva su situación".

El comisonado enfatizó que ha habido oportunidades en la historia de esta familia para haber detectado su caso. En concreto, señaló que los menores han nacido en el Materno Infantil. "Es curioso", indicó, "han nacido en la institución sanitaria de Canarias y han sido registrados sus nacimientos. ¿Cómo es posible que cuando la mayor fue al colegio nadie pudiera detectar que tuviera hermanos, cómo es posible que si este hombre [el padre de las menores] ha trabajado y tenido cotizaciones a la Seguridad Social, cuando se da de alta no se detecta este problema".

Rodríguez manifestó su perplejidad sobre esta cadena de hechos habiendo posibilidades de resolverlo y consideró que ocurre porque nadie pregunta y atenuó la responsabilidad de los padres por lo expresado sobre su pobreza cultural y pobreza económica, "que justifican claramente algunas actitudes y comportamientos que en modo alguno han querido ser ni delictivos ni generar producir un daños a sus propios hijos".

Abogó por hacer un trabajo social de campo en la calle, los expedientes en la oficina no reflejan la realidad social. A preguntas sobre la actitud del Ayuntamiento de Telde, con más monitores deportivos que trabajadores sociales, el comisionado no se escondió al contestar que "dando por veraz esos datos, creo que hay una desproporción importante y abogo que se haga un esfuerzo mayor en el RPT del Ayuntamiento de Telde para que se incline la balanza a favor de contratar más trabajadores sociales".

Ni encarcelación ni separación

El comisionado autonómico negó que la actuación judicial pueda suponer un inconveniente para resolver esta situación. "Las medidas cautelares impuestas hay que apoyarlas y considerarlas justas. Ahora hay que hacer una investigación y luego una valoración, igual una condena, pero no lo sé".

En su opinión, "la mejor solución en este tema no es la institucionalización de los niños ni la encarcelación de los padres aunque merezcan una pena y la tengan que cumplir. Creo que el esfuerzo hay que hacerlo para incluir a esta familia en un programa de riesgo del Ayuntamiento de Telde. Ellos están dispuestos a que se haga un seguimiento riguroso por parte de los trabajadores sociales y cumplir todas las exigencias y procurar el reagrupamiento familiar".

Rodríguez anunció que los dos padres "están dispuestos a aceptar el trabajo que se les ofrezca [ambos están desempleados] de forma inmediata, pero el problema es que no se lo ofrecen".

Una actitud de colaboración que confirmó Antonio Reyes, abogado y portavoz de la familia, quien agradeció en nombre de sus representados la labor de la Policía Nacional y de los medios de comunicación por el trato recibido.

Compartir el artículo

stats