Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las guaguas de Fleitas y Lomo Magullo

Fundada en 1936 por Antonio Fleitas Betancor, la actual Telbus une medianías y cumbre con el centro de Telde

Lomo Magullo homenajeó durante sus fiestas patronales a la familia Fleitas, fundadora y propietaria de la compañía de guaguas teldense que desde hace décadas conecta el barrio con el centro urbano. Fue un reconocimiento público a la labor de la antigua Transportes Fleitas, ahora Telbus, una empresa creada hace más de siete décadas por Antonio Fleitas Betancor, patriarca de la familia, allá por el ya lejano año 1936. Sus herederos, primero su hijo y su nuera y en la actualidad sus nietos, son los que han recogido el testigo de una iniciativa empresarial que sin ella la historia y el día a día de Lomo Magullo hubiera sido otro.

De hecho, Telbus es la compañía de guaguas de servicio regular en activo más antigua del municipio, con 72 años de actividad en su haber y se mantiene en la carretera pese a los azotes de la crisis. Su estampa es familiar para generaciones de teldenses y, en concreto, para los habitantes de Lomo Magullo, Cazadores y La Breña. No es poca cosa que este barrio de las medianías, agrícola y de poca población, hubiera estado aislado de Telde sin un transporte público regular que lo conectase con el centro de la ciudad. Y esa fue la gran idea que se le ocurrió a Antonio Fleitas, natural de Telde, la de crear una línea para las medianías.

No obstante, los primeros servicios los realizó desde San Roque a Telde en 1936 y cuando, junto a la otra empresa de transporte, Melián y Compañía, surgió la ruta hasta Lomo Magullo, Fleitas Betancor se hizo con ella y la convirtió en ese peculiar cordón umbilical que unía y une ambos enclaves de la localidad, que luego ampliaría.

Celia Montesdeoca, nuera de Antonio Fleitas y que junto a sus hijos Juan Antonio y Francisco Javier Fleitas Montesdeoca, se encarga de la gestión de Telbus y destaca el carácter emprendedor de su suegro. "Era un emprendedor nato, pasó por diversos oficios, como el de mozo de hotel y tuvo también 'piratas', con los que se inició en el mundo del transporte y luego fundó Transportes Fleitas. Empezó con la ruta de San Roque, luego se quedó con la de Lomo Magullo y se amplió a los barrios cumbreros de La Breña y Cazadores". Eran los tiempos en que los vehículos eran de color amarillo y rojo, para pasar más tarde al celeste y blanco, aunque ahora es el tono gris su carné de identidad.

El patriarca de los Fleitas fue, como recuerda Montesdeoca, "un hombre con gran vitalidad y, aunque ya no en primera línea, seguía el desarrollo de su empresa hasta el año de su fallecimiento, en 1990, a la edad de 92 años". Tomó el relevo su hijo, Francisco Javier Fleitas Santana, que en 1992 puso el actual nombre a la empresa, Telbus. Este esfuerzo por unir los barrios de las medianías con el centro de la ciudad les supuso ese homenaje en las fiestas en honor a Nuestra Señora de las Nieves, "muy emotivo para nosotros", recuerda Celia Montesdeoca, agradecida con el reconocimiento a su familia.

Telbus es hoy en día una sociedad que, pese a la crisis económica de los últimos años, ha logrado mantenerse en el mercado y presentar unas credenciales de compañía que ha sabido crecer y consolidarse. "En estos momentos contamos con 20 coches y esperamos otros dos más próximamente y la plantilla la integran 27 trabajadores, ya que no solo nos dedicamos al servicio regular de pasajeros, sino también al transporte escolar y al discrecional, con excursiones a Telde, Valsequillo y Jinámar", apunta la administradora de la empresa desde 2004.

La flota la componen guaguas nuevas, de capacidad para 55 pasajeros, aunque también cuenta con microbuses y con horarios ajustados a la demanda de la ciudadanía. Así, la frecuencia de las guaguas es cada media hora, con el inicio en Lomo Magullo a las 5.40 horas y desde Telde a las 6.10 horas. La línea de Telde a Cazadores se realiza con dos expediciones al día.

Este mes, como ocurre desde hace 49 años, las guaguas de Telbus se han encargado del transporte de pasajeros hacia la Traída del Agua, uno de los picos de recaudación más importantes del año, aunque ha venido a menos, según explica Celia Montesdeoca. "Hace años reforzábamos el servicio con toda la plantilla porque la asistencia de público era enorme, pero llevamos unos tres años en los que cada vez viene menos gente y eso se nota en el trabajo". Así de ese despliegue de personal, ahora se realiza con menos conductores y guaguas, en horario de siete de la mañana a ocho de la tarde, cuando ya prácticamente no queda actividad de la fiesta en el barrio.

La compañía continúa con su parada en la calle Rivero Bethencourt, en el barrio de Los Llanos, aunque desde hace años se trasladó unos metros de su antigua ubicación, pero eso no ha sido problema alguna para sus clientes. "Es cierto que parte de los vecinos han comprado sus coches y ya no viajan en guagua, pero todavía hay población que necesita de nuestro servicio para salir del barrio, entre ellos los escolares y los mayores", argumenta Montesdeoca.

Y es precisamente el transporte escolar una de las alternativas a la línea regular, con la contratación de los desplazamiento de los alumnos a sus centros de estudio. El servicio regular de pasajeros cuenta con subvenciones del Cabildo de Gran Canaria y el Gobierno regional, unas ayudas que son básicas para mantener las conexiones con las medianías y la cumbre.

Telbus descartó participar en la concesión temporal de las antiguas líneas de Guaguas Melenara, que ha asumido Transportes La Pardilla. Sus gestores no lo veían claro y optaron por hacerse a un lado, aunque Celia Montesdeoca presume de mantener muy buenas relaciones con la operadora teldense y la compañía Global, presente también en Telde con el transporte interurbano.

Compartir el artículo

stats