Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

El cierre repentino del polideportivo de San Juan deja en la calle a 64 trabajadores

El Ayuntamiento anuncia que municipalizará el servicio y asumirá a la plantilla como propia

Trabajadores del polideportivo de San Juan reunidos el alcalde, Héctor Suárez

Trabajadores del polideportivo de San Juan reunidos el alcalde, Héctor Suárez

El polideportivo Paco Artiles, ubicado en el barrio de San Juan, cerró sus puertas sin previo aviso ayer. Lude, la empresa que realizaba el servicio de gestión y mantenimiento desde hacía nueve años entregó las llaves al concluirse este domingo el contrato, sin optar a la prórroga, lo que supuesto el despido repentino de sus 46 trabajadores y la pérdida de las instalaciones para los más de 1.000 usuarios que asistían de forma diaria. Sin embargo, tras una reunión convocada por el alcalde de Telde, Héctor Suárez, con los representantes sindicales de la empresa, se anunció que el Consistorio ya ha puesto en marcha el expediente administrativo -con los informes jurídicos y técnicos pertinentes- para proceder a la municipalizar el servicio y asumir a la plantilla como personal de Deportes. 

Desde la administración aclaran que se trata de una medida transitoria, que se mantendrá hasta que pueda convocarse un nuevo concurso para licitar la gestión del complejo. Por lo pronto han señalado que el procedimiento deberá elevarse a Junta de Gobierno, lo que tardará entre 10 y 15 días. Los trabajadores confían en que este compromiso se cumpla y el centro pueda abrirse en unas semanas, aunque admiten que la situación aún les preocupa. Sobre todo después de de los inconvenientes que se han producido en los últimos días, que han desembocado directamente en el cierre indefinido del centro.

El acuerdo que mantenía la concesionaria con el Ayuntamiento desde el pasado martes no llegó nunca a formalizarse por escrito. Desde la compañía aseveran que no recibieron ninguna documentación oficial que pudieran firmar para asegurar la continuidad del servicio. Sin embargo, desde el Consistorio manifestaron durante el fin de semana pasado que la entidad había exigido cláusulas de última hora que no podían aceptar. 

La incertidumbre y la preocupación que han sentido los empleados por su futuro les llevó a concentrarse ayer ante la fachada del centro deportivo primero y después trasladarse hasta el parque de Arnao, donde el mandatario ofrecía una rueda de prensa de un evento del área de Cultura. Tras concluir la comparecencia se reunió con los empleados y les aseguró que trabajaban para abrir el polideportivo cuanto antes. No fue hasta la noche que anunciaron su decisión de tomar por sí mismos las riendas del complejo. Por otro lado, el gerente de Lude, Luis Nantón, explicó que es totalmente incierto que la entidad exigiese nuevas condiciones a última hora. “El martes nos reunimos y concretamos todo, desde el Ayuntamiento mostraron conformidad y solo estábamos a la espera de que nos enviasen un documento que firmar; esperábamos que el viernes como tarde llegase, y no lo hizo”, explica el responsable, añadiendo que aún así esperaron hasta el mismo domingo para ver si finalmente podría asegurarse la continuidad, pero no fue así. 

Entre algunas de las condiciones estipuladas en el preacuerdo se encontraba que el Consistorio asumiese los costes de mantenimiento de forma mensual. “Ellos mismo admitieron que Lude tenía un desfase económico de más de 800.000 euros”, añade Nantón. “Así no se puede gestionar”, sostiene, reprochando que habían avisado al Consistorio de su intención de dejar el complejo desde noviembre del 2019. “No recibimos ninguna respuesta hasta marzo de este año, cuando les comunicamos a los trabajadores que teníamos que marcharnos”, explica. 

La situación es compleja, porque además de las pérdidas económicas, desde Lude señalan que las instalaciones mantienen graves deficiencias que impedían que pudiera prestarse un buen servicio. “Ya en el año 2015, cuando se produjeron las lluvias torrenciales, presentamos un proyecto de 1,2 millones para modernizar las infraestructuras; solo pedíamos que nos asegurasen que recuperaríamos la inversión, pero tampoco se manifestaron”, añade Nantón. La oposición ha criticado duramente las formas de actuar del grupo de Gobierno. Ciuca ha solicitado directamente la dimisión del alcalde por “mentir a los usuarios y a los trabajadores”.

Compartir el artículo

stats