Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El polideportivo Paco Artiles continuará cerrado indefinidamente

Los informes esclarecen que la administración no puede hacerse cargo del servicio ni el personal

Trabajadores del Paco Artiles manifestándose en San Juan

Trabajadores del Paco Artiles manifestándose en San Juan

El polideportivo Paco Artiles continuará cerrado de manera indefinida. El informe redactado por Intervención ha esclarecido que la administración local no puede hacerse cargo de la gestión directa del complejo porque es financieramente insostenible, así como tampoco tiene permitido subrogar a los 46 trabajadores que quedaron en la calle. La alcaldesa, Carmen Hernández trasladó esta situación ayer a los representantes de la plantilla, que se sintieron decepcionados, y convocó una nueva reunión el próximo viernes en la ermita de San Pedro Mártir.

En este futuro encuentro están invitados todos los empleados, pues está previsto que el Gobierno anuncie otros posibles caminos que tomar para abrir cuanto antes la infraestructura. En principio se ha barajado que se vuelva a licitar el servicio, aunque desde el área de Deportes anunciaron que ya efectuaron un concurso durante el verano del año anterior y quedó desierto. El concejal responsable, Diego Ojeda, declaró hace unos días que si este es finalmente la vía que deben seguir incidirán en redactar un pliegue técnico más atractivo para que las empresas se sientan tentadas a presentarse.

José Tomás Ortega, uno de los portavoces de los afectados, declaró tras la reunión que se sentían cansados, pues han esperado durante casi tres meses -desde que se produjera el cierre del complejo deportivo- a que la institución local solucionase el problema. «Al final hemos sido los trabajadores lo que hemos pagado por todo», expresó por su parte Mari Cruz Munguía, otra de las afectas, que recuerda que hay varios procedimientos judiciales abiertos tanto en contra del Ayuntamiento de Telde como de la antigua concesionaria, que dejó el servicio cuando concluyó el contrato alegando que había sufrido grandes pérdidas económicas.

Por otra parte, los trabajadores recuerdan que las instalaciones se encuentran obsoletas y es preciso llevar a cabo una obra de rehabilitación, especialmente para algunos recursos como las piscinas.

Compartir el artículo

stats