Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde sanciona a un funcionario por presentarse solo tres días al trabajo

Su ausencia provoca el retraso en la tramitación de 50 expedientes del área de Urbanismo | El Ayuntamiento descuenta de su sueldo los días de ausencia

Oficinas municipales de atención a la ciudadanía en el edificio de El Cubillo

El Ayuntamiento ha decidido sancionar a un funcionario municipal adscrito al departamento de Urbanismo por ausentarse de su puesto de trabajo en reiteradas ocasiones durante todo el ejercicio pasado y acudir solo tres días en los primeros meses de este año. 

La jefatura del área ha redactado en los últimos cuatro meses numerosos informes par poner en conocimiento a la Concejalía de Recursos Humanos de la situación de este trabajador. En las misivas indica con claridad que tiene registradas «innumerables faltas de asistencia al trabajo desde el 2021», en todos los casos sin justificación alguna. Para solventar esta situación, la administración ha decidido finalmente descontar de su salario las horas no trabajadas. 

La situación además se agrava al constatarse que la ausencia injustificada de este empleado público ha provocado el retraso de unos 50 expedientes urbanísticos que tenía asignados a su cargo. El documento no concreta qué tipo de proyectos o trámites han quedado afectados por esta situación, pero cabe recordar que este departamento -al igual que muchos otros de la institución- ha admitido en numerosas ocasiones que cuentan con un retraso importante en la tramitación de ciertos expedientes por la falta de personal y la sobre carga de trabajo. 

Esta circunstancia fue notificada por primera vez por la jefatura del área en diciembre del año pasado, tras efectuar una investigación al respecto infundada por las numerosas quejas de los usuarios del servicio. Los ciudadanos que requerían ser atendidos se encontraban una y otra vez con que eran ignorados por diferentes medios. 

En el escrito del departamento se precisa textualmente sobre esta situación que el funcionario «no acude a su puesto de trabajo de manera reiterada, no realiza teletrabajo, no atiende a los ciudadanos por correo electrónico, ni telefónicamente y tampoco ha acudido a la formación del control horario».

Para destacar aún más los problemas que se han generado en el área a raíz de estas ausencias, la jefatura señala en el documento que «todo esto está ocasionando un retraso importante en la parte técnica del desarrollo del trabajo de la Concejalía y quejas en los ciudadanos». 

Asimismo, la jefa del servicio deja claro que «no tiene conocimiento de que haya solicitado alguna licencia por días de vacaciones o asuntos propios a lo largo del año pasado». En este sentido, considera necesario manifestar que «no se dan las circunstancias para que por necesidades del servicio las disfrute, si las solicitara, fuera de los periodos autorizados por esta Administración».

Dos meses más tarde de la redacción de este informe, el pasado febrero, la misma jefatura volvió a desarrollar otro escrito para actualizar la situación de este trabajador. Poco había cambiado. «El citado funcionario continúa sin cumplir sus funciones tanto de asistencia al puesto de trabajo, como de fichaje en el mismo», esgrime la responsable. Resalta, sin embargo, que en este tiempo el trabajador informó de los expedientes que tenía asignado, pero «continúa con reiteradas inasistencias, sin que mantenga la dinámica organizativa de la actividad presencial y de teletrabajo», agrega. 

La jefa de servicio asevera que existe un registro en el que se certifica que en el mes de enero no fue ni un sólo día a trabajar y en febrero únicamente lo hizo tres días, sin cumplir su horario laboral completo ninguno de ellos. De hecho, destaca en el informe que puede observarse en el cuadro de fichajes que solo se llegaron a contabilizar 14 horas y 47 minutos. 

Por último, relata que el primer día de marzo contactaron directamente con el funcionario por vía telefónica con la intención de pedirle explicaciones por sus reiteradas ausencias. Al conseguir hablar con el susodicho, este argumenta que se encuentra fuera de la Isla y que no pensaba regresar hasta varios días más tarde. Concretamente informa sin miramientos que estaría fuera hasta el día 3 de ese mes. Cabe destacar que esta ausencia tampoco estaba validada por ninguna solicitud de licencia por vacaciones o asuntos propios. Dos semanas más tarde, el funcionario solicita la jubilación con efecto para el 22 de mayo

El último informe emitido sobre este asunto, el pasado día 24 de marzo, certifica que, según el reglamento de régimen disciplinario de los funcionarios de la administración del Estado, el trabajador ha cometido una falta muy grave al reducir de tal forma el rendimiento que haya comportado inhibición en el cumplimiento de las tareas encomendadas. También señalan que ha efectuado otras infracciones graves como la perturbación del servicio y la acumulación de más de diez horas de ausencia laboral. 

Por estos motivos, la administración ha resuelto calcular el importe de los haberes percibidos por el citado trabajador durante las horas en los que ha faltado a su puesto de trabajo. El decreto, firmado por el área de Contratación, detalla que sólo se hará este cómputo de los meses de enero, febrero y marzo a fin de que le sean detraídos los haberes correspondiente a las horas no trabajadas en los próximos meses hasta que se haga efecto su jubilación.

Compartir el artículo

stats