Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Telde

Pintar un lienzo con un 'click'

La artista Lara Collado consigue un primer y segundo premio en el certamen estadounidense ‘Muse’ | Realiza desde hace cinco años ‘fotografía pictórica’

Autorretrato de la artista teldense Lara Collado Lara Collado

Hace cinco años que Lara Collada se dedica a lo que ha denominado como ‘fotografía pictórica’, una forma de captar imágenes que se apoya tanto en la técnica con la cámara como en las habilidades con la edición. Su creatividad, que desarrolla mediante el activismo, ha sido recientemente recompensada en el certamen de carácter internacional ‘Muse’, donde ha conseguido un primer y un segundo puesto.

«La fotografía no deja de ser pintar con luz», expresa la artista teldense Lara Collado para explicar por qué denomina su trabajo como fotografía pictórica, aunque con una simple ojeada a alguna de sus imágenes es fácil saber a lo que se refiere. Sus obras son como cuadros, pero efectuados con el click de una cámara y herramientas de edición digitales con las que consigue plasmar sus ideas. Y esa creatividad conceptual es la que al final ha sido premiada en el concurso Muse, un certamen estadounidense de carácter internacional al que la fotógrafa decidió apuntarse «por probar suerte». 

Más de 3.500 proyectos de profesionales de 50 nacionalidades diferentes se inscribieron como ella en el certamen. «Veía difícil ser reconocida porque había muchísimo talento», admite con una sonrisa tímida. Pero lo consiguió. Collado presentó dos proyectos fotográficos que consiguieron los primeros puestos de la categoría amateur. Con su serie fotográfica When the party is over, un alegato al dolor de la pérdida de un ser querido (no necesariamente vinculada a la muerte), ganó la medalla de oro. «No me lo podía creer, se me saltaron las lágrimas cuando me enteré», admite emocionada. Por otra parte, con una única fotografía en la que representa un relato feminista a través de la figura de una virgen consiguió la medalla de plata. 

Visibilidad

La institución del concurso ofrece a los ganadores un certificado oficial, una escultura y un espacio en su página web oficial para poder promocionarse. «Al final lo que consigues sobre todo es tener visibilidad y que tu trabajo tenga repercusión internacional», explica la artista agradecida por esta oportunidad. Es la prueba de que se su trabajo gusta y de que todas sus esfuerzos, aunque no estén dirigidos a ganar concursos, han valido en cierto sentido la pena.

«La cámara me sirvió como vía de escape cuando sufrí acoso escolar en la adolescencia», confiesa

decoration

Cuando reflexiona sobre el tema, Collado se da cuenta de que se siente ligada a la fotografía como forma artística desde que era apenas una niña. Sin embargo, quizá el momento de su vida en el que más se sintió identificada con esta forma artística fue cuando entró en la difícil adolescencia. 

La joven confiesa que en esta etapa esta afición acabó por convertirse en una auténtica vía de escape a su soledad y sufrimiento. «Sufrí acoso escolar durante un tiempo y en ese momento lo que me hacía desprenderme de la angustia que sentía era experimentar con mi cámara», explica ya curada por el paso del tiempo. 

El autorretrato fue desde muy temprano el enfoque que encontró dentro de la fotografía para conocerse a sí misma y explorar su creatividad y desde entonces no ha parado de practicar nuevas técnicas para desarrollar todo su potencial. En estos momentos Lara Collado se considera a sí misma como una fotógrafa conceptual, que explora con sus obras fotográficas diferentes ideas y con las que hace activismo. Su arte habla de feminismo, del cambio climático u ofrece visibilidad a enfermedades como el cáncer de mama o la endometriosis, entre otras.  

Promociona su arte a través de las redes sociales, aunque admite que pueden ser un arma de doble filo

decoration

«Estoy centrada en el autorretrato pictórico», sostiene, aunque es consciente que es difícil de explicar. Una vista rápida a su instagram (@laracolladophoto), sin embargo, basta para saber de lo que está hablando. Su arte consiste en utilizar herramientas de edición digital para terminar de vestir las fotografías que efectúa. «Creo que muchas veces cuando hablamos de fotografía nos enfocamos solo en el uso técnico que esta puede tener, pero también existen otras maneras de crear imágenes con conceptos más creativos y artísticos», alega la joven artista. 

Collado es natural del barrio costero de Tufia, aunque actualmente reside en el casco histórico de San Juan tras su vuelta de Madrid, en donde residió durante un año aproximadamente. «He notado un cambio significativo en la manera en que se mueve el arte en la capital con respecto aquí», confiesa, pues cree que en las Islas es difícil acceder a los círculos artísticos y promocionarse. 

Sus fotografías han servido como portada de un libro de la autora Fefi Martín y de un CD de la banda Bordeaux

decoration

Por este motivo confiesa que no puede vivir aún de la fotografía. Su estrategia principalmente es la de mostrar su trabajo a través de las redes sociales, pero aunque considera que es un buen medio para darse a conocer también confiesa que es un arma de doble filo. «Hay muchísima censura en internet y parece que siempre hay que estar andando con pies de plomo», expresa un poco cansada.

Miedos

Admite que a veces el miedo y la inseguridad le frenan a la hora de subir algunos de sus trabajos que saben que pueden acabar siendo tachados de polémicos, aunque nunca ha dejado de postear lo que quiere. «De momento no me han dicho nada negativo de mi trabajo, pero conozco compañeros de profesión que sí han tenido que lidiar con críticas destructivas por expresar sus ideas con el arte», añade. 

Collado, que es graduada en Lenguas Modernas por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y cuenta con un máster de traducción audiovisual, trabaja actualmente en una empresa de videojuegos estadounidense. «Me gusta, pero también me interesa seguir trabajando en mi arte», explica. Por eso no puede parar de diseñar y desarrollar sus proyectos personales, así como apuntarse a concursos para demostrar continuar demostrando su talento en este ámbito artístico. 

Transmite reflexiones y defiende movimientos como el feminismo en su trabajo utilizando herramientas de edición

decoration

La fotógrafa ha participado en once exposiciones colectivas junto con su grupo de fotografía Enfoques, vinculado al círculo cultural del Molino de Fuego, en el municipio de Telde. Además sus fotografías han sido utilizadas para ilustrar otros trabajos artísticos, como la portada del libro Un pulso con la muerte de la escritora teldense Fefi Martín, que habla de la lucha contra el cáncer de mama y ofrece un alegato sobre la importancia de vivir la vida con positivismo, o la del álbum musical Bordeaux, de un grupo irlandés con el mismo nombre. También cabe destacar que el año pasado recibió una mención de honor en el conocido concurso estadounidense denominado Fine Arts.

Su ambición es seguir mostrando su trabajo. «Tengo muchos proyectos en mente que me gustaría poder desarrollar, pero necesito un empujón como muchos artistas», admite, sin perder las ganas y la ilusión. Por eso añade que está buscando la forma de poder colaborar con las instituciones públicas y privadas. Y no se va a rendir.

Compartir el artículo

stats