Las soluciones para La Pardilla y Las Remudas ya están escritas

La Pardilla y Las Remudas celebran este viernes una jornada bajo el título ‘Dos barrios hablan hoy’ para presentar las conclusiones de una monografía comunitaria muy completa

El Centro Cívico acoge la presentación de este dossier que recoge las claves para el desarrollo

Imagen del barrio teldense de Las Remudas

Imagen del barrio teldense de Las Remudas / LP/DLP

José A. Neketan

José A. Neketan

La Pardilla, un barrio del que se tiene constancia desde 1710 y que actualmente cuenta con más de 2.000 habitantes, y Las Remudas, una urbanización anexa construida a finales de los años 70 y con 7.000 habitantes aproximadamente, comparten actualmente dos cosas. La primera, la desidia por parte de las administraciones. La segunda el recuerdo de un importante trabajo comunitario que a comienzos de 2000 y bajo el nombre de ‘El Patio’ quiso transformar la vida de ambos barrios a través de la acción y la participación ciudadana.

Fue tanto el empeño y la ilusión de un grupo de trabajadores y trabajadoras de ámbitos como el social y el sanitario, entre otros, que ese proyecto, impulsado por el trabajador social e investigador italiano Marco Marchionni, fallecido en la pandemia, que ‘El Patio’ llegó a ganar el premio Reina Sofía 2008 en el ámbito educativo y comunitario. Pero de eso queda muy poco, y lo poco que queda, como la enfermera Nieves Martínez, y la educadora social Zaida Montesdeoca, que trabaja a través de la Fundación Adsis Canarias, entre otras personas, aún creen que Las Remudas y La Pardilla pueden enfrentar al futuro con éxito. Y la prueba es que ya tienen recogido y escrito los pasos que hay que dar para ello.

El documento lleva por título ‘La Pardilla y Las Remudas. Dos barrios hablan hoy. Monografía Comunitaria’ y se presentará este viernes, a las 11.00 horas, en el Centro Cívico de Las Remudas.

Portada de la 'Monografía Comunitaria. Dos barrios hablan hoy'

Portada de la 'Monografía Comunitaria. Dos barrios hablan hoy' / LP/DLP

La monografía comunitaria, que recorre 20 años de trabajo y de intervenciones en ambos barrios es un completo estudio de su realidad. Entre sus conclusiones recoge que la población de ambos barrios está envejeciendo. Las Remudas ha perdido mucha población y más de la mitad de los que quedan es mayor de 40 años, minaras que La Pardilla las personas mayores de 65 años se han duplicado, además de destacar la ausencia de niños y niñas en los espacios públicos. El empleo, que sufrió un duro golpe con la pandemia, se ve agravado por la baja cualificación profesional, que hace más difícil la inserción en el mundo laboral. Este hecho provoca un aumento de la dependencia de las ayudas sociales, en el que las mujeres son las que más lo solicitan. 

El proyecto de acción comunitaria El Patio llegó a ganar en 2008 el premio Reina Sofía en el ámbito educativo

Espacios para el encuentro

Otro de los aspectos que recoge el documento sobre el entorno físico y los espacios públicos es la presencia de diversas plagas, que afectan a la salud pública, y el abandono y la falta de mantenimiento de infraestructuras, equipamientos deportivos y de ocio.

Sobre la convivencia y la seguridad ciudadana aparece un repunte del vandalismo de personas muy jóvenes que actúan en grupos pequeños y con referentes negativos. El distanciamiento entre generaciones, la pérdida de vínculos vecinales y la falta de oferta de ocio para personas de cualquier edad también son parte de esa realidad, a la que se suman el aumento de la obesidad infantil, mayor en las familias con menos recursos; problemas de ansiedad y depresión en la población infantil y juvenil, el mal uso de la tecnología y las redes sociales, con un aumento de la adicción de jóvenes de entre los 14 y los 21 años, y un alto consumo de tranquilizantes, mayor en las mujeres.

Y en el apartado de la participación ciudadana, destaca que existen pocas asociaciones, y las que están tienen escasas iniciativas o actividades, la falta de centros y espacios disponibles para el uso y encuentro de la ciudadanía y una percepción de abandono por parte de la administración local.

La enfermera Nieves Martínez, que trabaja en el Centro de Salud de Las Remudas, lleva muchos años dedicando la mitad de su jornada laboral al trabajo comunitario. «Yo he vivido en estos 20 años que llevamos el proceso las transformaciones y creo que es importantísimo para la salud ese trabajo para la comunidad que hay que realizar, y que no va todo detrás de una mesa ni con pastillitas, hay que tenerlo muy claro y más en barrios como este», asegura la profesional de la sanidad pública, que añade que a partir de las necesidades detectadas y recogidas en esta monografía comunitaria «necesitamos sumar esfuerzos de toda la comunidad, de las personas que viven y trabajan y de las administraciones públicas, a la vez que pide que «sea la gente del barrio también la que se mueva, porque nosotros estamos acompañando, no solucionando».

Opiniones reales

El documento también recoge cientos de ideas, opiniones y aportaciones resultantes de un trabajo de campo con encuestas a personas de diferentes edades llevadas a cabo en ambos barrios, que dan su visión de lugar donde viven. La enfermera también señala una línea importante para el desarrollo y la convivencia el embellecimiento del entorno y el cuidado de los espacios públicos, a la vez que declara que la participación es la clave de todo.

Entre las actividades que aún se desarrollan y que tienen una participación aceptable destacan la Semana de la Salud, que este año ha cumplido su 19ª edición, y el concurso de fotografía ‘Tu rincón favorito del barrio’, que celebra su quinta edición y que tiene abierta la participación hasta el día 24 de diciembre.