Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | David Simón

"Me voy de la UD, aquí me han machacado el triple que al resto"

"juego tres ratos y sigo oyendo que soy el culpable, el malo de la película y me pitan" denunció el lateral de la UD

David Simón, ayer, en el barrio de Jinámar, junto a su residencia familiar. P. C.

¿ Se quiere ir de la UD?

Sí. Como ya dije, se lo comenté a Cruz [exdirector deportivo] y luego hablé con el presidente [Miguel Ángel Ramírez]. Él confía mucho en los canarios que sobreviven en el plantel. Somos pocos y no quiere prescindir de ninguno. Pero me quiero ir. Ahora, me quiero ir.

¿Llegó a sentirse maltratado? Sin minutos, sin protagonismo y un fijo en la grada.

Fue doloroso. A mí se me exige más y se me machaca más. Siempre ha sido así. Juego tres ratos y sigo oyendo que soy el culpable de todo. Siempre soy el malo de la película. No se valora mi entrega, compromiso y comportamiento ejemplar. Hay que mirar quién está en los buenos y malos momentos. Ahora muchos hacen la maleta y se van a otro equipos. Es lo que ha pasado en los últimos años. En este tercer año en Primera, se ha roto la base de canarios. No digo que los de fuera, como Bigas, que cumplen y son profesionales, no sean saludables. Pero al final, hay que crear una base. Y ésa se perdió en este año.

Al grancanario se le pita, y a los Wakaso y Rémy les ovacionan...

Recuerdo el día del Dépor, pasamos la eliminatoria de Copa. Salvé un gol en la línea, y en la siguiente, marcó Rémy. El titular fue: 'Rémy salva a la UD'. No existo. Chichizola me felicitó, el cuerpo técnico [liderado por Pako] también. Así fue la tónica todo el año. Nadie me ve. Sin protagonismo, pero me exigen el triple. Me machacan el triple.

¿Qué le dijo Ramírez?Tiene una cláusula de 30 'kilos'. ¿Es justo? ¿No es una cifra exagerada en relación a su sueldo?

No le diré lo que cobro. No hablo de eso, queda en los contratos. Sí es una cláusula excesiva. Hemos firmado una mala temporada y el caché baja.Nadie pagará eso. Busco una salida pactada.Le doy las gracias al presi; le noté muy triste. Él sabrá que nos hemos equivocado en todos los frentes. Fue un cúmulo de factores. Él tiene razón pero la UD debe comprenderme. He sido muy profesional. Jamás me he quejado. Cuando curras y no te quejas, no te valoran. Aquí se premia al que se pelea, al polémico...Quiero salir de la Isla y ver si en otro lado es igual que aquí. Al menos, probar...

¿Dolió como canterano el estallido del ciclo de los mercenarios el pasado enero con Jémez?

Ninguno fue un mercenario. Nos jugábamos mucho. Pero rompes la base. Contaban con vía libre, cuando a otros, no se le tolera nada. La base es lo más importante, siempre está en las buenas y en las malas.Si nos lo teníamos que comer [el descenso] que nos lo comiésemos nosotros. Y hubiese sido más fácil el ascenso con los de la tierra.

La UD ya latía última con los grancanarios. No lo olvide.

Fue un año muy extraño. Afectó lo externo. Ves y te llegan cosas que son incomprensibles. No le puedes echar la culpa a nadie. Fue un cambio muy brusco en diciembre. Acabamos con casi 40 jugadores...

¿Qué le achaca a Jémez?

Fueron siete partidos sin jugar, cinco en la grada y dos en el banquillo. Fue todo muy raro. Jémez llegó y cumplí. Llega mi mejor partido ante el Atlético en el Wanda y nada. Antes, ante el Valencia, participé en el gol de Calleri. Era mi oportunidad ante el Atlético y fui el mejor. No lo digo yo, me lo recalcó el cuerpo técnico al entrenar, el segundo entrenador [Luna Eslava], el que edita los vídeos...Me decían que siguiese así. Pensaba que estaban comunicados con el entrenador,pero nada de nada: siete partidos fuera. Llega el partido del Dépor [Riazor], juego la segunda parte y cumplo. Más felicidades, sin ser Jémez, y te 'limpian'. Suplente, otra vez...

No pensó en tirar la toalla...

Soy fuerte mentalmente. Estaba muy bien desde pretemporada, con Márquez, luego llegó Pako. Con Ayestarán estuve hablando una hora, pero recita la convocatoria y me dejó fuera. Me felicitó tras mi partido en Copa ante el Dépor (...) Solo con Márquez sí percibías que jugaba el mejor. Si fallabas, a la grada. Luego llegó Paquito, y te enteras de que se va decepcionado porque no podía hacer más para meterme porque no se lo habían permitido. Llega Jémez, no me dice nada, pero su cuerpo técnico me repetía: 'Hicimos todo lo posible por ayudarte'. No le guardo rencor a nadie. Esto es fútbol y es la vida (...) Viera me mandó en febrero un panel estadístico. Era el tercero que más atacaba, tras Tana y 'Jony'. Los que estamos dentro sabemos lo que se trabaja.

¿Se siente pisoteado?

Pues sí, ojalá hubiese tenido las oportunidades y confianza de otros [se emociona]. Si hubiese fallado como fallaron ellos; club y afición me hubiesen machacado el triple.

¿Tenía que jugar Macedo antes que usted por algún tipo de orden de los despachos?

Es la explicación que se manejaba, pero lo desconozco. Soy muy inocente, ahora es cuando voy adquiriendo experiencia. Soy de estar callado, no de hablar con entrenadores, representantes para que medien...Soy de trabajar y aguantar. De currar y punto. Pero no quiero pensar que exista algo extraño detrás.

¿Qué fue lo positivo?

Cuando llegó el coaching Richi, que lo trajo Paquito y el presidente, hicimos un juego: cada compañero debía decirte a la cara lo que pensaban de ti. Todos los jugadores me dijeron que no me podían decir nada negativo. 'Siempre vienes con buena actitud; alegre, eres el que más trabaja, te mereces jugar más, sigue así...' Se me pusieron los pelos de punta al escuchar a David García, Vicente, Momo, Aquilani... Fue lo único positivo del curso.

La UD desciende por...

Un cúmulo de todo. Al principio, hubo falta de actitud. Los cambio de entrenador, la dirección deportiva, muchas quejas de jugadores...Luego nos comprometimos pero no nos dejaron sacar el cien por cien. En el pasado se dio un nivel espectacular. Lo tenían dentro [el talento], pero había que saber sacárselo. Lo externo nos marcó. Se retomó el compromiso. Nos pusimos las pilas. Y no bastó en un final de temporada que fue muy duro. Pero no jugué. Me faltaron oportunidades.

¿A qué se refiere con cuestiones 'externas'?

Los cambios de técnico, romper la base en diciembre...Son fallos que se van a corregir. Me gustó hablar con el presidente, me transmite su pasión. Él lo vive, digan lo que digan: Ramírez ha tomado nota.

Si le cierran la puerta, ¿se declarará en rebeldía?

Todo se soluciona hablando. Viene un secretario técnico [Otero], un entrenador...Me da mucha pena, porque soy de la UD a muerte. Es un mal momento, pero a mí se me machacó mucho. A Vicente y Raúl también se les pitó. Hay que aprender de los errores. Y volver con más fuerza en la pretemporada.

¿Tiene ofertas?

Me han llamado pero nada serio. Sólo interés. Quiero un cambio. Pero si me siento con la UD, y me convencen, ya veremos. Rechazo trabajar y ver que nadie da la cara por ti. Como soy de los que nunca protesta y se esfuerza, dicen 'este no da problemas'. Ya está bien.

Compartir el artículo

stats