Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pieza codiciada

El Eibar, el mejor colocado para llevarse a Pedro Bigas

El conjunto armero lidera el casting para fichar al central, pretendido también por el Getafe Z La UD exige dinero pero no descarta un intercambio de futbolistas

55

Entrenamiento de la UD Las Palmas (16/07/2018)

El Eibar adelanta al Getafe en la lucha por hacerse con los servicios de Pedro Bigas. El cuadro que dirige José Luis Mendilibar encabeza la lista de equipos que se han preguntado por el balear, aunque vascos y madrileños son los que más se han interesado en él. El futbolista es consciente de que no seguirá de amarillo la próxima temporada y sólo aguarda a que los clubes se pongan de acuerdo entre sí para que su salida sea un hecho.

El escollo principal radica en la manera en la que se llevará a cabo la operación, entre las que caben un traspaso -poco probable-, una cesión o un intercambio de futbolistas, la opción que cobra más fuerza. Desde la UD aseguran que ni el Eibar ni nadie ha presentado una oferta formal con dinero por delante para llevarse al balear, que tiene contrato hasta 2021. Es por ello por lo que la inclusión de jugadores como monedas de cambio aparece como una posibilidad que facilitaría las negociaciones.

A estas alturas de la pretemporada, el equipo armero cuenta únicamente con cuatro defensas en su plantilla y sólo dos de ellos son centrales, Ramis y Oliveira, ambos diestros. La carencia de piezas en la zaga es sólo una prueba más de que los vascos buscan un central, preferiblemente zurdo.

Entrena con normalidad

No hay prisa, pero tanto Bigas como la UD saben que el defensor no formará parte de la plantilla 2018-19. Mientras se concreta su salida, el futbolista realiza la pretemporada bajo las órdenes de Manolo Jiménez con total normalidad. "Bigas es uno más. Si se queda, tiene que estar preparado para ayudarnos, y si se va, profesionalmente él y yo tenemos que trabajar para que en su nuevo equipo no digan: 'vaya comparsa que tenía allí el míster, bromeó el técnico tras el partido ante la selección del Sur en Tunte, el viernes pasado. El sevillano, por tanto, dejó entrever que contempla la posibilidad de que se vaya.

Al día siguiente, el balear disputó sus primeros 45 minutos del periodo de preparación frente al filial en Maspalomas. No jugó el día anterior por precaución, en concreto, por el césped artificial del campo de Las Lagunas, perjudicial para un jugador que, como Bigas, sale de una lesión de rodilla que se produjo el pasado 6 de enero, precisamente en el choque ante el Eibar.

Es una evidencia que la UD necesita desprenderse de alguno de sus centrales, toda vez que cuenta ahora mismo con cinco: el propio Bigas, David García, Deivid, Mantovani y Cala. Los tres últimos son fichajes del presente mercado de verano y el capitán acaba de renovar por una campaña más, por lo que Bigas será el que se marche como ya lo hicieron Ximo Navarro, traspasado al Alavés, Lemos, cedido al Sassuolo, y Gálvez, que terminó su cesión en la entidad amarilla.

En ese contexto aparece el Eibar como el mejor colocado para llevarse al central, que el curso pasado solo pudo jugar 12 partidos -en uno de ellos, el de San Mamés, sólo disputo un minuto- después de sufrir dos lesiones de rodilla y una recaída. El futbolista guarda con paciencia porque sabe que se irá y que la próxima temporada seguirá en Primera División.

Las Palmas, por su parte, sabe que cuenta con una pieza cotizada y busca sacar el mayor rédito posible de su salida, bien sea económico o bien deportivo mediante un intercambio. No hay prisa.

Compartir el artículo

stats