Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La entrevista / UD Las Palmas

Danny Blum: "No vine aquí de vacaciones, quiero jugar y subir a Primera"

El extremo alemán se muestra convencido de revertir su situación en las últimas semanas, donde ha desaparecido

10

Blum, el extremo alemán de la UD Las Palmas

"Es difícil, pero estoy en clases de español", comenta en inglés Danny Blum (Frankenthal, Alemania, 1991). Quiere revertir su situación porque empezó con fuerza, pero ha perdido peso en los planes de Jiménez, aunque asegura que está poniendo todo de su parte.

¿Cómo se encuentra después de estos meses en la UD Las Palmas

Bueno, personalmente me siento bien, me encanta la Isla, el clima aquí es increíble, estupendo para el cuerpo. Pero después, por mi situación ahora mismo, me encuentro un poco triste porque en los dos últimos partidos no he jugado. Esa es un poco mi situación en este momento.

¿Esperaba algo más en este inicio de la temporada? ¿Creía que iba a tener más protagonismo en el césped?

Creo que no es fácil cuando hay tantos jugadores de calidad en el equipo, como sucede aquí en Las Palmas. Solo pueden jugar once, eso es así. Sabemos que tenemos esa presión desde fuera, desde la afición, desde todo lo que rodea al club, sabemos que tenemos que tirar hacia arriba y eso tratamos. Al final, es el entrenador quien elige quién juega. Yo doy lo mejor que tengo en los entrenamientos para mostrarle que estoy preparado para esta competición. Después es él quien decide.

Es una nueva etapa en su carrera. Un nuevo país, una nueva liga, un nuevo idioma, nuevos compañeros... ¿Está integrado de lleno en el club?

Sí, por supuesto. El equipo es muy agradecido, así que sí, claro que me siento integrado. Me ayudan con muchas cosas en el día a día, más allá del campo, desde la comida o dónde comer a sitios para descubrir de la Isla, donde relajarse... Eso me ha ayudado bastante.

¿Quién es su mejor compañero aquí, su hombre de confianza?

La primera persona con la que hablé y demás fue con Tomás [Pekhart] porque jugamos juntos en Alemania [coincidieron en el Núremberg]. Después, con otro de los chicos con los que comento muchas cosas es con Sakho, Maikel Mesa, Nauzet Pérez, Tana... Espero ir aprendiendo rápido el idioma [se ríe], pero entiendo ya muchas cosas. Los compañeros hacen todo lo posible para que te sientas bien.

¿Cree que podrá revertir su situación actual? ¿Volverá a ganarse la confianza del entrenador para jugar?

Lo único que puedo decir es que daré todo lo mejor en los entrenamientos. Al final, es el entrenador el que decide. Yo me tengo que esforzar en mostrarle al entrenador que estoy al 100% para jugar en este equipo, pero al final él decide... Esa es la oportunidad que tengo. Quiero jugar, estoy aquí para jugar y cuando no esté aquí para jugar al fútbol, solo para disfrutar, es que estaré en el lugar equivocado. En ese caso, a volver a Alemania porque allí es donde tengo todo, mi familia y mis amigos y todo. Pero estoy aquí para jugar, para ayudar al equipo para que esté en Primera División en verano.

Entiendo que si no encuentra ese cambio de situación podría intentar dejar Las Palmas en el mercado de invierno...

Bueno, no sé si eso se daría. Yo vine aquí para jugar, para ayudar al club, para subir a Primera División porque en Alemania había tenido unas últimas malas experiencias a nivel personal. El pasado año tuve algunas lesiones, primero enfermé y ya me perdí varios partidos por bastante tiempo; después, unos problemas musculares. No jugué demasiado. Por eso vine aquí. La UD necesitaba un perfil de jugador como el mío, con mi estilo de juego. Era una buena oportunidad para jugar, quizás, unos 20 partidos desde el principio de la temporada. Ahora estoy en otra situación, estamos jugando con otro sistema, con otro estilo a antes. Al principio jugábamos con bandas, con extremos, y ahora con tres delanteros y más centrocampistas. Los extremos lo tenemos más difícil ahora para jugar, pero no me rendiré, daré lo mejor y cuando el entrenador me diga que me necesita, aquí estaré. En definitiva, lo que quiero decir es que no estoy aquí de vacaciones, es una gran Isla, con un gran clima, lo disfruto, pero no estoy de vacaciones, estoy aquí para jugar, hacer mi trabajo y ayudar al equipo a subir a Primera. Quiero hacer mi trabajo, poder demostrarle a la gente que no fue un error ficharme.

¿Se arrepiente de haber fichado aquí este verano?

No. Prince Boateng y su agente hablaron conmigo este verano. Jugué con Prince el año pasado y él antes de fichar allí había hecho una gran temporada aquí, un año increíble. Hablamos mucho y me comentó que la Isla lo tenía todo, con un clima fantástico, una liga donde se jugaba bien al fútbol. Me dijo que era un lugar muy interesante para mí. Yo le respondí que eso estaba muy bien, pero que ahora estaba en Segunda División... Él me dijo que el pasado año fue un poco loco para el club, pero que querían subir lo más rápido que pudieran y que creía que era un buen sitio para mí igualmente, que podía ayudar al equipo a subir, que la gente te hace sentir importante si le das motivos... Arreglamos todo, con su agente Edoardo [Crnjar] y estoy contento por el tiempo que llevo aquí, pero ahora quiero cambiar mi situación, entrenar a tope, ganarme una oportunidad para hacerlo lo mejor posible.

¿Mantiene contacto con Prince Boateng?

Sí, claro. Hablamos bastante, nos escribimos habitualmente. Por ejemplo, en estos tiempos más difíciles que me está tocando pasar, me dice que no me preocupe, que esté calmado, que dé lo mejor y que seguro que cambia mi situación.

Vivieron un gran año juntos en el Eintracht Frankfurt con un título de Copa.

Sí, además pasábamos mucho tiempo juntos, íbamos a comer, a su casa, hicimos muchas cosas juntas por el equipo además. Fue una gran experiencia trabajar con él.

¿Cómo es su relación con Manolo Jiménez

Buena, una relación normal. Todo está bien. Ha hablado conmigo sobre esta situación, lo comenta. A veces tenemos ese problema del idioma, que es normal, pero Felipe Benítez [segundo de Jiménez] me traduce todo y nos entendemos. Si creo que hay algo que no estoy haciendo bien, si no lo entiendo, le pregunto y me contesta clarísimo.

¿Cree en el potencial que puede llegar a tener el equipo?

Sí, claro. Tenemos mucha confianza en nosotros. Sabemos lo que podemos llegar a hacer, pero muchas veces nos tenemos que centrar en eso, en lo que podemos hacer. Así que tenemos que mejorar, dar lo mejor de nosotros. A veces hemos tenido problemas contra equipos que son muy agresivos a la hora de defender, que solo juegan con balones largos, intentando defenderse. Eso es algo que hacen muchos equipos de esta categoría cuando juegan contra nosotros. Nosotros somos un equipo que puede jugar bien al fútbol, hacer buenas acciones, tener el control... Tenemos que pelear contra eso que nos plantean otros equipos con nuestras armas, que son muchas

.

¿Ve al equipo demasiado ansioso por esta racha de una victoria en los últimos seis partidos?

No, la verdad. Sabemos que tenemos una gran presión por parte de todos para intentar subir a Primera División. Pero el equipo está muy calmado, preparado para lo que viene, concentrado en lo que tenemos que hacer.

¿Cuál sería la imagen perfecta que tiene Blum

La primera vez que hablé en público lo dije. Conocía la situación que vivió el club y cuál era el objetivo de este año: subir a Primera División. Y ese es mi objetivo, ayudar. Quiero ver en verano esa plaza circular [en referencia a la Plaza de España] llena de gente y nosotros en el autobús. Sería un sueño.

Compartir el artículo

stats