Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

"¿Miedo? La única solución es salir a toda pastilla en once partidos por la UD"

Mel, técnico del cuadro amarillo y de forma telemática, analiza el nuevo escenario futbolístico

El técnico de la UD, José Mel Pérez, sigue con mascarilla el desarrollo de la sesión de trabajo individual celebrada el pasado jueves en las instalaciones de Barranco Seco.

El técnico de la UD, José Mel Pérez, sigue con mascarilla el desarrollo de la sesión de trabajo individual celebrada el pasado jueves en las instalaciones de Barranco Seco. UDLASPALMAS.ES

Telemático Mel. José Mel Pérez, novelista y máximo responsable técnico de la UD, atendió ayer a los medios informativos de forma telemática desde Barranco Seco -es la primera vez en la historia-. Resalta la importancia de cumplir con los protocolos sanitarios y ser competitivos en el verde. La UD debe ser líder y pionera en los dos frentes. Concibe el escenario que se avecina como un "torneo apertura como se concibe en Sudamérica; la meta es terminar entre los seis mejores en esa franja".

"El miedo se quita compitiendo, jugando y jugando. Una y otra vez. Habrá que salir a toda pastilla, no podré ni repetir once. Cuento con todos, con los 31 jugadores [incluyendo los 24 con ficha profesional más los canteranos".

Lamenta la ausencia de amistosos, de cara a ultimar los detalles para la vuelta a la competición, fijada por Javier Tebas, presidente de LaLiga, para el 12 de junio. "Que la gente no piense que venimos de unas vacaciones, precisamos de ponernos a tono. Haría falta más tiempo para estar en forma. Calculo que una seman más. Luego pueden llegar lesiones (...) Nadie ha preguntado a los cuerpos técnicos. Se desconoce la opinión de los entrenadores, y eso qué han hablado con todo el mundo. Se encara como un torneo sudamericano. La meta es acabar entre los seis primeros".

Bendice la llegada de Tino Luis Cabrera para la secretaría técnica. Coincidió con el ejecutivo isleño en el Real Betis y recordó que ya se enfrentó "cuando estaba en el banquillo de la UD [temporada 2003-04]". "Confeccionaba los informes de los rivales. Le deseo la mejor suerte del mundo, porque será la nuestra". Sobre la salida de Toni Otero fue más escueto: "Eso a mí no me compete. Soy entrenador, no estoy aquí para hablar de cada llegada o salida. Rocco vino y se fue. ¿Otero? Pues no lo sé".

Insiste que su vínculo finaliza el 30 de junio, que no queda enmarcado bajo el concepto de 'temporadas' sino que tiene una fecha de caducidad explícita en un folio. "El contrato tiene una fecha de finalización y es el 30 de junio. Otra cosa es la tremenda predisposición que todos tenemos para alcanzar acuerdos, ya existentes".

Para Mel, vienen once batallas que etiqueta como una cita apertura. "Será el típico torneo de clausura o apertura que se juega en las ligas de Sudamérica. El riesgo de lesión se eleva en un 25% y estaremos en alerta. En la Bundesliga ya vimos como se lesionaron hasta ocho jugadores [en la vuelta a la competición desde el pasado sábado tras dos meses de parón]".

Sobre el hecho de competir y volar el mismo día -como exige el Protocolo de LaLiga-, lamenta la insularidad como peaje. Otro elemento en contra, para un equipo que está a tres puntos del descenso y a ocho el playoff.

"En ese aspecto de la insularidad estamos en clara desventaja; igual que el Tenerife o el Mallorca". Advierte que habrá que un evidente "desgaste psicológico" por la presión de las once jornadas y con mucho aún por decidir.

La cantera tendrá su momento -Álex Domínguez, Claudio Mendes 'Claude', Josemi, Haro y Paul- y seguirá trabajando con 31 jugadores hasta el señalado 12 de junio. Habrá que tener fondo de armario para domar al Girona. "Todos tienen posibilidades. Pero no nos podemos salir a arriesgar, iremos a toda pastilla porque serán partidos de una gran carga física. Es el nuevo fútbol. ¿La meta? Hacer el máximo de los 33 puntos que hay en juego. Ir a por todas".

Fue cariñoso con el delegado Rubén Fontes, que sufrió en la jornada del domingo un infarto. "Es un palo más. Empezamos la temporada con incendios, luego vino la calima, el virus...Rubén estará pronto con nosotros. Le dio por el estrés y su alto grado de compromiso, ha trabajado mucho para que Barranco Seco esté de maravilla. Hasta el inspector de LaLiga [debe velar por el cumplimiento del Protocolo] es uno de los nuestros. Esto es una familia".

El cumplimiento del escrito de LaLiga es una religión. No valen términos medios. "El camino que llevamos es que se va a jugar, pero desde la responsabilidad. Y nos llegan noticias alentadoras. La situación está como está, hay que ser consecuentes". Asegura que hay que reinventarse y no podrá repetir alineación. "La única manera de quitarse el miedo es jugando. El fútbol genera dinero pero debe primar la salud".

Sin bolos

De la fase individual al trabajo con diez jugadores en el verde -hay tres grupos-. La evolución de la metodología táctica va vinculada al protocolo sanitario. Mel tiene que ir improvisando con el paso de las fechas -faltan 22 días para el inicio de LaLiga-. Y es que el novelista volverá a la adrenalina del fútbol sin la capacidad de experimentar en amistosos.

"Todo cambia, el más listo será beneficiado. No podremos hacer amistosos y ahí radica otro punto a tener en cuenta. Reinará el desconcierto y el alto nivel físico", asevera. En relación a su contrato, matiza que concluye el 30 de junio -habrá que ampliarlo 16 días más en julio-. "La legalidad es clara, el contrato acaba el 30 de junio. Pero la intención es la de negociar con empatía por el bien de la UD", finaliza el estratega madrileño.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats