Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelve el fútbol / UD-Girona

La receta de Mel: cómo levantar a la UD en 38 días de Liga postCovid

El estratega dispone de once finales para sellar la salvación y sepultar una sequía de 181 días sin triunfos l Restaurar el rigor defensivo y la pegada, las claves del renacer en el nuevo fútbol

José Mel Pérez, esta mañana, en Barranco Seco. udlaspalmas.es

La hora de Mel. Sálvese quien pueda. A sus 57 años, el novelista de la UD afronta una reválida mortal. El todo o nada en un escenario de arenas movedizas. En su destreza reside gran parte del futuro. Se alzó el telón del nuevo fútbol -la industria postCovid activó la maquinaria del balón- y el estratega madrileño tiene que resucitar a una UD moribunda sin Viera -en el Beijing desde enero-, Álvaro Lemos, Raúl, Dani Castellano -lesionados- y Mauricio Lemos -sancionado- ante el Girona.

El pulso del sábado, desde las 18.30 horas (GOL), en el Gran Canaria y a puerta cerrada, tiene visos de final. La última victoria liguera grancanaria se remonta al 15 de diciembre en el Martínez Valero ante el Elche (2-3). Una fecha para el delirio, con Jonathan Viera y Narvaéz como actores estelares, para firmar una remontada de pedigrí.

181 días después conviene sepultar la gran depresión -faltan doce puntos para sellar la salvación matemática con 33 unidades en litigio en estas últimas once contiendas-. El Sporting-UD, última bocanada de fútbol antes de la pandemia, fue una tragedia deportiva. La segunda parte amarilla forma parte de la enciclopedia Larousse del disparate -cuatro goles encajados en 39 minutos y pudieron ser siete-.

¿Cómo lo hará? Mel comienza con Miuras. Girona y Almería en los primeros cinco días. Lugo, Albacete, Elche, Huesca, Ponferradina, Real Oviedo, Mirandés, Rayo y Extremadura completan la hoja de servicio. Seis en casa, cinco fuera. Seis rivales directos para eludir el descenso. El 13 de marzo se suspendieron los entrenamientos y LaLiga por la pandemia -56 días estuvo el plantel trabajando en casa confinado-. El 8 de mayo se retomó el trabajo individual con los protocolos de Sanidad. La Biblia del gel y las mascarillas. Cada paso de Rubén Castro o Aythami Artiles llegó bendecida por un estricto régimen de conducta. 35 fechas después, con el citado código, toca recuperar el aliento hasta el 19 de julio. No hay descanso, todo o nada en la ruleta.

La UD tiene que cerrar la portería -encajó en las últimas seis fechas ligueras- y pierde al meta bilbaíno Raúl Fernández. Disponer de cinco cambios, en tres tandas, y ampliar la relación de citados a 23 futbolistas cambia la concepción táctica. Presión, nivel físico extremos y Rubén Castro. El Moña es un actor capital en el universo 'melista', así como la inspiración de Pedri o la verticalidad de Narváez. Javi Castellano es el rigor y Aythami Artiles el ADN.

Masacrado por los contratiempos musculares -desde el verano-, Mel reconoce que el aspecto físico será determinante. Once finales, 38 días y un escudo en cuarentena. Para sellar la primera meta es preciso cuatro victorias. Es un escenario inaudito, jugar sin público exige un nivel de concentración supino.

La UD, como lució ante el Cádiz en el partenón de Siete Palmas, está doctorada en concesiones. El cupo de despistes está cubierto. Con dos rachas clónicas de cuatro victorias consecutivas, el cuadro amarillo ha demostrado que es capaz de lo mejor. Espíritu de funambulista. Tiempos de mascarilla y silencio. Y de una obligada resurrección.

Compartir el artículo

stats