Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La visita de un rival inédito

La UD Logroñés, surgida en 2009 tras la desaparición del CD Logroñés, nació meses después de la muerte de un club de Primera en los años 90

La visita de un rival inédito

La visita de un rival inédito

Allá por enero de 2009 un juez liquidó al Club Deportivo Logroñés y a los pocos días el histórico equipo de La Rioja desapareció para siempre. Agobiado por una deuda que rondaba los 12 millones de euros, con la Seguridad Social y Hacienda como principales acreedores, hacía dos semanas que había dejado de competir: no se presentó a dos partidos y fue descendido a Tercera División. Era la antesala de una muerte irremediable.

Atrás quedó un equipo simpático que en la década de los 90 militó durante ocho temporadas erguidas y tuvo en sus filas a jugadores simbólicos como Tato Abadía, Lucho Iturrino, Antonio Poyatos, Toni Polster, Rubén Sosa, Julen Lopetegui u Oleg Salenko, que todavía hoy mantiene el récord de ser el jugador con más goles en un mismo partido en un Mundial –marcó cinco tantos en el 6-1 de su selección, Rusia, a Camerún en Estados Unidos 94–.

Meses después del adiós, en junio, nació la UD Logroñés, que nada tiene que ver con el club que había representado a la ciudad de Logroño y a la Comunidad Autónoma a lo largo de la historia. Un empresario, Félix Revuelta, compró la plaza del Club Deportivo Varea y le cambió el nombre por el de Unión Deportiva Logroñés, el rival de Las Palmas pasado mañana.

Nunca se han enfrentado, pues el cuadro riojano, que arrancó desde regional preferente, logró su primer ascenso a Segunda División el pasado mes de julio tras imponerse al Castellón en la tanda de penaltis en las eliminatorias de primeros de grupo –el conjunto blanquinegro cayó a la repesca y también subió–.

El extinto CD Logroñés, en cambio, sí se vio las caras con la UD Las Palmas unas cuantas veces, en concreto, diez, todas ellas en el también desaparecido Estadio Insular. El balance es positivo para los amarillos: cuatro victorias, tres empates y tres derrotas –el los dos de Primera, una igualada y un triunfo riojano–.

Nueve bajas, ocho altas

Así que la UD Las Palmas y la UD Logroñés comenzará a escribir su historia particular a partir del sábado. Los rojiblancos, dirigidos por Sergio Rodríguez, sólo suman dos encuentros –uno menos q los amarillos–. En su debut en el molinón perdió frente al Sporting de Gijón (1-0); la jornada pasada, en su estreno en Las Gaunas, empató ante el Castellón (1-1) con un tanto en el último minuto de David González, que entró quedará para la historia como primer goleador del club en la categoría de plata.

No es el mismo equipo que logró el ascenso a finales de julio. De la plantilla rojiblanca se marcharon hasta nueve futbolistas y llegaron ocho caras nuevas. La última, esta misma semana: Paulino de la Fuente, que procede del Alavés. Los otros son: Leonardo Ruiz (Sporting Portugal), Álex Pérez (Arminia Bielefeld), Andoni López (Athletic), Santamaría (Rayo Vallecano, Unai Medina (Sporting) e Iago López (Girona).

En cualquier caso, vuelve a ser un equipo humilde, sin grandes nombres y con el objetivo de lograr la salvación para luego asentarse en Segunda y, quién sabe, llegar algún día a la máxima categoría para recuperar el lugar de La Rioja en Primera. El que en su tiempo tuvo el CD Logroñés.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats