Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El técnico prefiere pasar página con Ángel López: «Le deseo lo mejor»

Pepe Mel elude referirse a la supuesta mala relación entre él y su antiguo primer ayudante, que rescindió esta semana por «motivos personales»

Cuando Pepe Mel entró a la sala de prensa de Barranco Seco después del penúltimo entrenamiento de la semana, antes de la visita de mañana (20.00 horas, Movistar LaLiga 1) al Burgos CF en El Plantío, tenía claro que no echaría leña al fuego en el asunto de la marcha de Ángel López, el que fuera su primer ayudante desde el comienzo del curso 2020-21, el miércoles pasado por «motivos personales», según la nota informativa que emitió la UD Las Palmas.

Cuestionado directamente por la supuesta mala relación entre ambos desde finales de la campaña pasada, y acrecentada en la última pretemporada y el inicio del presente campeonato, prefirió no contestar. La respuesta, de alguna manera, la tenía preparada.

«El club ya hizo un comunicado sobre eso y poco más me puedo expresar yo. Mi segundo entrenador era Roberto Ríos y por causas ajenas a su voluntad no puede estar aquí», comenzó el técnico, que recordó que su segundo de siempre tuvo que regresar a Sevilla al término del curso 2019-20 por motivos de índoles personal.

«El club puso a mi disposición a gente de la casa o podíamos tener gente de fuera. Creo que fue idóneo lo que hemos hecho. Le deseo lo mejor a Ángel López. También fue jugador mío en Sevilla. Ahora tiramos nuevamente de gente de la casa con Momo y el Turu Flores», concluyó el madrileño.

El argentino, que lleva ya varias temporadas en el cuerpo técnico, se estrenará mañana en el campo del Burgos y comenzará una nueva etapa en su larga trayectoria en la UD. Menos duró Ángel López, que se marchó después de tan sólo una temporada y cinco partidos al lado de Pepe Mel. Uno informó al técnico de la existencia de Pedri; el otro, le puso.

Pero lo cierto es que la relación entre ambos se había deteriorado desde el final de la campaña pasada, según pudo saber este medio, y por algún motivo el vaso se colmó esta semana. El club optó por llegar a un acuerdo amistoso con el que fuera jugador suyo en dos etapas y rescindir el contrato. Ni días después del anuncio ni ayer Pepe Mel quiso pronunciarse al respecto, sino que prefirió remitirse a la nota de la UD y pasar página. Después de Ríos y de Ángel, el Turu Flores emerge como su nuevo primer ayudante.

Compartir el artículo

stats