Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mel: «Cuando se pierde el culpable es el entrenador»

El técnico se señala y vuelve a poner el foco en las concesiones defensivas de los suyos

Pepe Mel, técnico de la UD Las Palmas, en Fuenlabrada. | LOF

La rueda de prensa de Pepe Mel, técnico de la UD Las Palmas, ayer en Fuenlabrada pudo ser la de cualquier otro de esos partidos donde su equipo volvió a repetir el guión: conceder y regalar para resbalar con estrépito. Y ahí el técnico madrileño se señaló como culpable y encontró en los «errores groseros» de su equipo el mal para salir con otra derrota, esta vez en Fuenlabrada. «El problema fueron los errores groseros que cometemos en los goles. En el primero, le dimos un pase al Fuenalbrada. En el tercero, igual que en Leganés, nos lo metimos solos. Eso merma y quita confianza. Pero como siempre, cuando los partidos se ganan buscamos en los jugadores los protagonistas y cuando se pierde, generalmente el culpable es el entrenador», sentenció Mel, por momentos, en un tono que rozó lo victimista.

Porque en su exposición continuó apostando por ese lado del discurso. «Cada vez que tienes un error te cuesta un gol y eso es una montaña que remontar. Contra cualquier equipo, da igual el que tengas enfrente. Nos plantamos en el campo con la misma idea, tener el balón, entrar por dentro y por fuera... El problema es que regalas. Remontas, escalas la montaña y otra vez... Y otro gol estúpido como en Leganés porque el córner no iba ni bien tirado. ¿Que son lances del juego? La ley del fútbol es esa: cuando el equipo pierde el problema es que el entrenador es el malo», sentenció.

Cuestionado por la salida de Fabio del once, Mel aseguró que fue un movimiento para liberar a los atacantes. «Cuando haces una cosa lo haces con la mejor intención. Creía que con Enzo y Nuke podíamos soltar al resto hacia delante», contestó. «Uno plantea las cosas con la convicción de que son para bien. Vinimos a ganar, intentamos hacerlo, pero es que no se pueden dar tantas facilidades en cosas tan claras en un partido de fútbol como son los goles», agregó Mel.

El dolor de la caída

Preguntado por si esta derrota frente al antepenúltimo cree que restará más crédito a su equipo, por las circunstancias del rival, Mel le restó importancia. «Imagino que a los aficionados siempre les fastidia perder. En el fútbol no hay ningún partido de antemano que vayas a ganar fácil, no existen. De hecho, lo hablamos durante esta semana porque yo leía y escuchaba cosas que no eran ciertas. Y por desgracia no me he equivocado. Para nosotros es mejor coger, ir a Tenerife y ganar. Aquí nos encontramos con un rival que nos propone cosas distintas. Nuestra confianza tiene que ser la misma porque nos quedan un montón de kilómetros para llegar al final. Esto es así. Hace 15 días ganamos el derbi y estábamos muy contentos y hoy estamos muy tristes», apostilló el entrenador.

Por otro lado, Mel no se obsesiona en este momento con la clasificación. Si el Girona gana esta tarde al Lugo ya le sacará cinco puntos al equipo amarillo. La Ponferradina también se puede disparar en las posiciones de playoff. «A mí no me inquieta el Girona, me inquieta mi equipo. Lo que haga el Girona... Yo no voy a estar pendiente de lo que haga el Girona porque no lo controlo. Lo que tenemos que hacer nosotros es ganar. ¿Qué más da lo que haga el rival si tú no ganas?», finalizó.

Compartir el artículo

stats